19 ene. 2015

Mensaje 11 enero 2015 - Jacareí - “¡Conviértanse rápidamente!

Jacareí, 11 de Enero del 2015
MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Amados Hijos Míos, Yo Soy la Reina y Mensajera de la Paz, Soy Su Madre Celeste que repite siempre la misma música, la misma canción de dolor y de amor: ¡YO LES AMO! y no quiero que sufran en el futuro.

Por eso les pido: “¡Conviértanse rápidamente! Porque el tiempo dado por Dios para la conversión del mundo es muy corta ahora. Reformen sus vidas, convirtiéndose sinceramente y procurando la conversón de ustedes con empeño todos los días antes que sea demasiado tarde.”

El Gran Castigo vendrá sin previo aviso y la mayoría de los seres humanos será agarrada en el pecado. Y entonces, la Ira de Dios se abatirá sobre la tierra, rayos fulminarán a muchos, fuego devorará ciudades hasta sus fundaciones, reduciéndolas a cenizas. Solamente los Justos serán protegidos y vivirán.

Arrepiéntanse y hagan con que verdaderamente sus manos estén limpias de pecado, sus corazones limpios de blasfemia, de la vanidad y de la rebelión contra el Señor y que la vida de ustedes, todos los días, estén repletas de los frutos de la Oración, del Sacrificio y de la Penitencia.

El mundo no estaba preparado para recibir a Mi Hijo la primera vez y así también ahora, no está preparado para recibirlo. Y tal como la primera vez que Mi Hijo vino para este mundo, fue precedido por “Juan Bautista”, otra vez ahora, Él es precedido por el nuevo Juan Bautista de los últimos tiempos: que “Soy Yo” con Mis Videntes, llamando al mundo entero a la conversión y a la penitencia como Juan Bautista en el Evangelio.    

El mundo no está preparado para recibirlo, detesta la Verdad.

En verdad digo: “Si Mi Hijo volviera al mundo otra vez, otra vez sería muerto, otra vez sería crucificado al hablar de Pureza, al hablar nuevamente de conversión, al hablar nuevamente de cumplir los 10 Mandamientos de la Ley de Dios.

Este mundo que no cambió nada en estos 2000 años, continúa lo mismo: rebelde a Dios, enemigo de los Mandamientos de Dios, enemigo de la Verdad.

Por eso, el mundo será castigado, porque Dios no puede más soportar tantos crímenes que se cometen en la faz de la tierra. Niñitos muertos en el vientre de sus propias madres, hermanos que matan hermanos, guerras, violencia, crueldad, pecados de impureza, pecados de blasfemia, de idolatría del placer, del sexo, del dinero, del poder, de la vanidad y de la sensualidad por todos los lados.  
Dios no puede más soportar tantos pecados y va a limpiar la faz de la tierra.

Son sus Oraciones que atajan el Gran Castigo, son las Almas Justas, Escogidas por Dios, Escogidas por Mí que están retardando el Castigo con sus Oraciones, con sus Sufrimientos, con sus Gemidos cargando la cruz.

Sí, continúen Hijitos rezando para que por lo menos se salve un tercio de la humanidad, por lo menos un tercio.

Lo que dijo Mi Hijito Marcos repito: “Hagan Grupos de Oración por todas partes, donde puedan, con quien puedan y cuando puedan.” Porque estos Grupos de Oración son la última esperanza de la tierra y son también la última esperanza de Mi Corazón.

No esperen más, no dejen para el mes que viene o para el año que viene. Comiencen ahora a rezar con sus amigos adonde quiera que puedan. Porque solamente la Oración de ustedes podrá conseguir aún la salvación de tantos en poder de Satanás, ciegas por el pecado mortal, para que así, ellas puedan ver la Verdad y convertirse antes que sea demasiado tarde.

Propaguen Mi Mensaje de La Salette, porque Mis Lágrimas caídas en La Salette, el Mensaje y el Secreto que allí di, se realizan ahora en el mundo y en la vida de ustedes. Y Mis Hijos se pierden por no conocer los peligros que los amenazan. Avisen a todos, comunicando Mi Mensaje de La Salette lo más rápido posible  a todos Mis Hijos porque Yo quiero salvar a todos y no quiero que ninguno se pierda.

Vine aquí para ofrecer Mi Amor, pero fue traicionado y despreciado por muchos, Mi Amistad y Mi Predilección fueron calcadas a los pies por muchos, que cambiaron Mi Amor por el amor de indignas y criminosas criaturas. Para esos solo les queda el abandono de Dios, ya que se prefirieron a sí mismos, a la criatura en vez del Creador.

¡Conviértanse! ¡Recen, recen el Rosario! Porque solamente el Rosario puede salvar al mundo, puede salvar a las familias, puede salvar a la humanidad, puede salvar sus almas.
En verdad Yo reitero la promesa que hice: “Mi Verdadero Devoto, el Verdadero Devoto de Mi Rosario, que reza con amor sincero todos los días, no se perderá eternamente porque Yo procuraré todas las Gracias para que él se convierta y tenga la Vida Eterna.

¡Yo les amo a todos! Amo este lugar de un modo especial y predilectísimo, porque aquí en la vida y en el trabajo de Mi Hijito Marcos, Soy plenamente correspondida, obedecida, consolada, amada y servida y es por eso que, Yo haré aquí “Grandes Gracias” para la salvación de ustedes, para la salvación del Brasil y del mundo.

Recen, así como Yo salvé el mundo por intermedio de Mi Hijita Gianetta Vacchi en su tiempo en Caravaggio, después por causa de Mi Justa Hija Mariana de Jesús Torres, salvaré el Brasil por causa de la obediencia y fidelidad, del amor y del cariño que Me tiene, Mi Hijito Marcos Tadeu.
Sean fieles también Mis Hijos y su fidelidad salvará muchas almas que a ustedes, que en sus Oraciones les fueron confiadas.

A todos bendigo con amor: de LOURDES…de MONTICHIARI…y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario