21 abr. 2015

Mensaje 16 abril 2015 - EE.UU - La ambicion

16 de Abril del 2015
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”


“Les voy a decir la causa principal del abuso de autoridad.  Es la ambición.  Cuando la ambición se manifiesta en el corazón de cualquier líder, sea religioso o laico, las normas morales están en riesgo.  Entonces interviene la política, pero es la ambición lo que da lugar a la acción política.  Si las vocaciones son motivadas de forma política, las almas sufren y están en peligro.”

“También se pone en riesgo la verdad cuando la ambición se apodera del corazón del líder.  Así es como las normas morales se han vuelto confusas y la diferencia entre el bien y el mal ya no se define de forma clara.”

“En estos tiempos, las almas ya no buscan la verdad, sino prefieren creer aquello que apoye sus propios intereses.  Esto es una mala política y está guiando a su Nación y al mundo a la decadencia moral.  Aprendan del pasado, de Roma, de Grecia, incluso del régimen Nazi.  Todavía más peligroso en la actualidad es que esta ambición política está en los corazones de líderes religiosos, aquellos que fueron elegidos para guiar a los demás a la salvación.”

“Hago un llamado a todas las almas para que sean moralmente sensatas conforme al Amor Santo, la representación de los Diez Mandamientos del amor.  No crean que el estatus o una alta posición en el mundo les va a proporcionar el camino de la verdad.  Así es como los engaña la ambición política.  Tengan cuidado de las personas a quienes les encanta el honor en el mundo.  Esto es un signo de abuso de autoridad.”

Lean 1ª Timoteo 2:1-4
Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna.  Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, porque él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

1ª Pedro 5:2-4
Apacienten el Rebaño de Dios, que les ha sido confiado;  velen por él, no forzada, sino espontáneamente, como lo quiere Dios;  no por un interés mezquino, sino con abnegación;  no pretendiendo dominar a los que les han sido encomendados, sino siendo de corazón ejemplo para el Rebaño.  Y cuando llegue el Jefe de los pastores, recibirán la corona imperecedera de gloria.

Sabiduría 6:1-11
¡Escuchen, reyes, y comprendan!  ¡Aprendan, jueces de los confines de la tierra!  ¡Presten atención, los que dominan multitudes y están orgullosos de esa muchedumbre de naciones!  Porque el Señor les ha dado el dominio, y el poder lo han recibo del Altísimo:  él examinará las obras de ustedes y juzgará sus designios, ya que ustedes, siendo ministros de su reino, no han gobernado con rectitud ni han respetado la Ley ni han obrado según la voluntad de Dios, él caerá sobre ustedes en forma terrible y repentina, ya que un juicio inexorable espera a los que están arriba.  Al pequeño, por piedad, se le perdona, pero los poderosos serán examinados con rigor.  Porque el Señor de todos no retrocede ante nadie, ni lo intimida la grandeza:  él hizo al pequeño y al grande, y cuida de todos por igual, pero los poderosos serán severamente examinados.  A ustedes, soberanos, se dirigen mis palabras, para que aprendan la Sabiduría y no incurran en falta;  porque los que observen santamente las leyes santas serán reconocidos como santos, y los que se dejen instruir por ellas, también en ellas encontrarán su defensa.  Deseen, entonces, mis palabras;  búsquenlas ardientemente, y serán instruidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario