28 abr. 2015

Mensaje 25-26 abril 2015 - EE.UU

25 de Abril del 2015
Mensaje Público


Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Más que nada, necesito que recen por la unidad dentro del corazón de la Iglesia.  Hay problemas en los corazones que no deberían serlo.  Muchas veces se suprime y se ignora el bien que es inspirado por el Espíritu Santo.  Se crean rumores tras rumores y no se erradican como se debería.”

“El liderazgo espiritual necesita estar sólidamente unido en la verdad.  Cuando no es así, Satanás se infiltra con su confusión y engaño.  Mientras más influencia tiene un líder sobre los demás, más seria es su responsabilidad para guiar con la verdad.  La verdad siempre revela al mal por lo que es sin que importe la popularidad.”

“Los líderes tienen que aprender a depender de la Provisión de Dios y no de la popularidad que tengan entre sus seguidores.  Así es como se evita la negociación de la verdad.”

“Sosieguen el Desoladísimo Corazón de Mi Hijo esforzándose por la unidad en la recta piedad.”

Lean Efesios 4:1-6
Yo, que estoy preso por el Señor, los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido.  Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor.  Traten de conservar la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.  Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida.   Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.  Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos.  (Cita bíblica solicitada por María Refugio del Amor Santo.)

Efesios 4:11-12
Él comunicó a unos el don de ser apóstoles, a otros profetas, a otros predicadores del Evangelio, a otros pastores o maestros.  Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la edificación del Cuerpo de Cristo.  (Cita bíblica sugerida por el consejero espiritual de la Vidente.)

26 de Abril del 2015
Mensaje Público

Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”

Sobre todo, deseo que recen por la unidad;  la unidad dentro de las familias, de la Iglesia y de todos los líderes laicos y religiosos.  La unidad es tener un mismo propósito.  La unidad a la que los llamo es la unidad en y a través del Amor Santo.  Oponerse a esta unidad significa oponerse a la Voluntad de Dios.”

“Si ustedes se encuentran cuestionando las normas morales existentes, se han retirado del sendero de la rectitud y se han adentrado al sendero de la confusión.  Los mandamientos de Dios no han cambiado para complacer a esta generación.  Por lo tanto, no intenten crearse nuevos senderos basados en una verdad flexible.”

“El liderazgo crea una profunda confusión cuando intenta redirigir el sendero de la salvación mediante una maraña de transigencias.  Tienen que rezar para reconocer la verdad y estar unidos en la verdad.  Sean de un solo corazón unidos a Nuestros Corazones Unidos.  El sendero de la verdad no siempre es la elección más fácil, pero siempre es el sendero de la rectitud.”

Lean Filipenses 2:1-5
Si la exhortación en nombre de Cristo tiene algún valor, si algo vale el consuelo que brota del amor o la comunión en el Espíritu, o la ternura y la compasión, les ruego que hagan perfecta mi alegría, permaneciendo bien unidos.  Tengan un mismo amor, un mismo corazón, un mismo pensamiento.  No hagan nada por espíritu de discordia o de vanidad, y que la humildad los lleve a estimar a los otros como superiores a ustedes mismos.  Que cada uno busque no solamente su propio interés, sino también el de los demás.  Tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús.

26 de Abril del 2015
Mensaje Público

Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”

He venido para hablarles sobre la Corona de los No Nacidos.  Esta Corona –que es tan preciada para Mí– es, ante todo, para reconocer el aborto como un pecado que se debe erradicar.  Sin esta comprensión, las almas no pueden buscar la misericordia de Dios y, eventualmente, una sanación interior.”

“Una sanación entre el Corazón de Dios y la humanidad puede darse solamente cuando se comprenda que el aborto es un pecado.”

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario