28 abr. 2015

Mensaje 26 abril 2015 -Luz de María

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA 26 DE ABRIL DEL 2015 

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: 

YO ME MANTENGO FRENTE A USTEDES ESPERANDO QUE ME DEN LA MANO PARA GUIARLOS.  

No deben temer a Mis advertencias, son sólo reflejos de Mi Amor mediante los cuales deseo prevenirles para que no caigan. No se encuentran solos, Yo estoy aquí, soy su Madre.  

Continuamente marcho delante de cada uno de ustedes para protegerles y librarles del mal en este instante en que los demonios se abalanzan contra las almas para llevarles a la perdición.   

NO SE ENCUENTRAN SOLOS, YO SOY MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, A TODOS AMO, A TODOS BUSCO.  

Mientras Mi Hijo es peregrino de amor, Yo Le acompaño y Le ruego que les escuche. 

Amados hijos, les recibí al pie de la Cruz de Mi Hijo. Son Mis hijos amados a los que amparo, a los que amo, a los que protejo y a los que defiendo, no lo olviden.  

Se acerca el centenario de Mi aparición en Fátima  y Yo me duelo al mirar que aún no han cumplido con todo lo que Yo solicité en Fátima, para evitar males mayores  a la humanidad.  

No se descuiden, hijos Míos; el oso parece dormir, pero sólo se apresta para atacar.  

No se descuiden, hijos Míos, adéntrense en las Escrituras, conozcan a Mi Hijo para que Le amen verdaderamente.  

Amados Míos:  

¡Con cuántos tropiezos se encontrarán!, ¡con cuántos tropiezos se encontrarán en estos instantes en los cuales se dan a cumplimiento Mis advertencias!  

Mis hijos que no son fuertes en la Fe, declinan fácilmente y se impacientan al no ver cumplidas Mis advertencias de “ipso facto”, pero Mi Hijo es el Dueño del tiempo. Él es el Eterno Presente y todo se cumple según Su Santa Voluntad, no según la voluntad de Mis hijos.  

He advertido sobre los grandes dolores a los que se enfrentará la humanidad, y en este instante la mayoría se cumplen porque Yo les llamo y les presento los sucesos del futuro para que se conviertan, para que cumplan con las condiciones que la Voluntad Divina les solicita. Pero aún así, en medio de Mis Llamados incesantes, el Pueblo de Mi Hijo se mantiene ciego y sordo.  Yo continuaré llamándoles. Como Madre de amor les llamo para que no caigan,  y continúo advirtiéndoles como Madre abogada de la humanidad. 

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, la Tierra no se detiene, se estremece cada instante con mayor intensidadLOS SUCESOS SERÁN TAN RÁPIDOS QUE NO LES DARÁ TIEMPO A AUXILIARSE. Pero en medio de los acontecimientos todo aquél que mantenga la Fe en Mí, todo aquél que solicite Mi protección, no será desamparado. No teman Mis advertencias, ámenlas,  acójanlas para que así tengan la certeza de por dónde deben caminar y cuáles son las condiciones que Mi Hijo pide a Sus hijos. 

El Pueblo de Mi Hijo es perseguido, Mis hijos son perseguidos, pero el mal es el causante de esta persecución. En este instante, la corrupción ha llevado al hombre a aceptar cuanto le ofrecen. Aquel país que se ha mostrado ante el mundo como un gran defensor, es parte del dolor del Pueblo de Mi Hijo.   

Los valores en los hombres han decaído tanto, que aceptan componendas a espaldas de la humanidad, para herir al Cuerpo Místico de Mi Hijo, pero ignoran que Mi Hijo es el Mismo Poder y  que Su Pueblo se fortalece cada instante más y más. La fidelidad, la oración, la consciencia y la constancia de Mis hijos fortalecen a los que padecen, a los que sufren.  

En este final de los tiempos el demonio perseguirá al Pueblo de Mi Hijo con gran empeño, la mayoría conocen estas palabras, pero se niegan a aceptarlas en este instante. Cuando la fe no es suficiente y la convicción es a medias, las advertencias por amor se transforman en terror.  

Amados hijos:  

La Naturaleza: obra de la Mano del Padre y Creación del Padre, se rebela en contra del hombre, y el hombre padecerá por esta causa.  

Oren por Chile, hijos Míos, esta Tierra a la que Yo llegué, padecerá grandemente. 

No he descansado alertando a Mis hijos. No deseo que se pierdan, deseo que se alejen de todo aquello que signifique pecado. Conocen Los Mandamientos de la Ley de Dios, éstos no pueden modificarse ni ajustarse al instante en que vive el hombre.  

AMADOS HIJOS DE MI CORAZÓN INMACULADO, SEAN CUMPLIDORES DE LOS MANDAMIENTOS, ACUDAN A RECIBIR A MI HIJO EN SU CUERPO Y SU SANGRE. HABLEN CON MI HIJO EN EL SAGRARIO, CUÉNTENLE SUS PENAS, ÉL ES EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE.  

Oren por Estados Unidos, padecerá grandemente por la Naturaleza y por la mano de sus enemigos.  Oren por Nepal, sus hermanos necesitan de ustedes. 

¡Con cuánto empeño Mi Hijo les busca a lo largo del camino de la vida del hombre! y el hombre Lo desprecia una y otra vez. Y en ese encuentro al que desea llevar Mi Hijo a Su pueblo, le envía Su Misericordia para que se examine a sí mismo. Prepárense debidamente, no desoigan Mis Palabras.   

Oren, hijos Míos, oren por la violencia en Medio Oriente, recrudecerá y más creaturas humanas padecerán y sufrirán a causa de la insensatez de los gobernantes de las grandes potencias. 

¡Cómo castigará Mi Hijo a la humanidad por aquellos que no le escuchan!, ¡cuánto dolor padecerán ante la gran ofensa que el hombre comete al dar fin al don de la vida con el libre albedrío! El mal se ha adentrado en los corazones de los hombres y como el mal conoce bien que hiere el Corazón de Mi Hijo cuando da fin al don de la vida, se ha abalanzado sobre aquellos que no aman a Mi Hijo, para que den fin a la vida del pueblo de Mi Hijo.  

Amados hijos:  

Creen que la paz es permanente porque la mayoría de los que leen y escuchan Mis Palabras, no padecen por la guerra, pero esto no es así. Los sonidos de la guerra se acercan al hombre, a toda la humanidad, a pasos agigantados. Los satélites del comunismo mantienen en sus entrañas el armamento necesario para atacar a sus hermanos en el instante preciso. Pareciera que el mal toma ventaja, pero es tan sólo permisión de Mi Hijo para que ustedes tomen consciencia de que sin Él no son nada. 

Miro cómo sufren las almas en el infierno. La soledad y el abandono de Mi Hijo interminable e indescriptible. Yo deseo que ustedes no se pierdan y por ello continúo alertándoles y advirtiéndoles.   

Les llamo una y otra vez a la unidad. Deben permanecer unidos para que unidos clamen a Mi Hijo por los que sufren y por los que son víctimas de los poderosos.  

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:  

Yo traeré de Mi Mano a quien será consuelo para el Pueblo de Mi Hijo. La Casa Paterna no ha abandonado a los Suyos jamás, por ello envía al Auxilio de Su Pueblo con la sabiduría y el amor infinito para que doblegue corazones endurecidos y les guíe al encuentro con la Divinidad.  

Hijos míos, oren, la costa este de Estados Unidos será estremecida.  Oren, hijos míos, por Japón, no le dejen en sus oraciones.  

Amados, el sol se acerca cada vez más a los hombres ante el hielo que ha paralizado el amor en la humanidad. Se acerca y sentirán quemarse. ¿Qué puede obrar la ciencia ante el poder de la Voluntad Divina que desea alertar y despertar a Su pueblo?  

Amados hijos, se acerca un asteroide hacia la Tierra. Ustedes sean conscientes de ello y aunque quizá Me digan que ¿qué pueden hacer?  Yo les respondo: CUANDO EL CORAZÓN SE ENCUENTRA DISPUESTO Y LA MENTE SE PREPARA PARA CONOCER LA PROFUNDIDAD DEL AMOR DE MI HIJO Y DE MI MATERNIDAD, EL HOMBRE SE ENCUENTRA PREPARADO PARA ENFRENTAR ABSOLUTAMENTE TODO.  

El que niega Mi Palabra y la de Mi Hijo: 
Es aquel que no ha ahondado en el conocimiento… 
Es aquel que desconoce el por qué de los Llamados Divinos… 
Es aquel que Me mira de lejos… 
Es aquel que no conoce el Amor Divino…  


Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: 
¡Cesen las contiendas entre los míos! 
¡Únanse en el Corazón de Mi Hijo!
Ninguno es mayor que el otro, pues el mayor es el que es el más pequeño.  


¡OBEDEZCAN, HIJOS MÍOS! EL TIEMPO NO ES TIEMPO.  

Obedezcan Mis Llamados, Mis advertencias, obedezcan a Mi Hijo, sean cumplidores de Su Voluntad.  

Oren, oren el Santo Rosario, oren Hijos Míos siendo testimonio del amor de Mi Hijo.  

Alejen de ustedes las discordias, saquen de sus corazones el odio, el rencor, la incomprensión, la intolerancia. Luchen contra el yo humano, derríbenlo y en su lugar hagan que reine el Amor Divino.  

Aquí permanezco frente a ustedes para auxiliarles en toda ocasión. Deben aspirar hacia Mi Hijo y para ello es necesario un espíritu generoso y un corazón de carne en el que no se alberge jamás el desamor.  

Aquella creatura que no permita que florezca el amor en su corazón, es la que se encuentra en mayor peligro, pues el mal se albergará con mayor facilidad.  

Hijos, bien conocen Mis Llamados, Mis Pedidos, pero no deseo que solamente los conozcan, deseo que los lleven a la práctica en cada corazón, en cada familia, en cada comunidad, en cada región y en cada país: ¡Que reine la unidad y la concordia!  

Hijos Míos, no permitan que el libre albedrío les domine, no permitan que sus corazones ni por un instante, pierdan la paz. Luchen fuertemente para mantenerse en la Voluntad de Mi Hijo, esto debilita el mal. Si desean luchar contra el mal, sean amor y “lo demás se les dará por añadidura” .  

Hijos Míos, ¡Cuánto esperan la Gran Tribulación!, y ésta ya la están viviendo. Llegará a todos pues camina despacio, preparando bien el terreno, pero llegará a todos los seres humanos, a todos los países. Por ello les llamo a la unidad.  

El perdón debe estar a flor de piel. Recuerden que Mi Hijo aun en la Cruz perdonó al que le solicitó el perdón y le reconoció como su Dios. 

Hijos Míos, permanezcan atentos. La Creación extraña al hombre que creó el Padre porque en este instante, el hombre se ha compenetrado por su propia voluntad de todo lo que el mal le presenta. 
 
Yo les bendigo, les amo, no se aparten de Mi Corazón Inmaculado.  

Mamá María
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario