9 abr. 2015

Mensaje 7 abril 2015 - EE.UU - Estoy reuniendo un resto fiel que rezara y hara sacrificios...

7 de Abril del 2015
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”


“Hay un tiempo para todo.  Este es el tiempo de corregir el corazón del mundo.  Esta corrección es un llamado a la verdad por medio del discernimiento entre el bien y el mal.  Piensen por un momento cómo sería el mundo si toda la gente pudiera definir claramente el bien del mal.  No habría más guerras, apostasía ni herejías.  No habría más violencia, terrorismo ni falsas religiones.  El bien ya no se presentaría como algo malo ni el mal como algo bueno.  La Voluntad de Dios sería el centro de cada corazón.  Entonces Yo ocuparía Mi reino soberano como Rey de todos los corazones.”

“Pero la realidad es que Yo vengo para corregir, y me ignoran.  Vengo para ofrecer el Amor Santo como una solución, y me rechazan.  Mi súplicas y advertencias urgentes se reciben con indiferencia.  Por lo tanto, estoy reuniendo un Resto Fiel que escuchará, y rezará y hará sacrificios por el bien de toda la gente y todas las naciones.  Convoco a quienes sensatamente buscan que Mi Madre proteja su fe en esta época de apostasía.  Hago un llamado a todos para que reconozcan el mal y proclamen el bien.”

“Estén unidos, queridos creyentes, y recen pidiendo que sus integrantes aumenten.”

Lean Colosenses 3:1-10
Ya que ustedes han resucitado con Cristo, busquen los bienes del cielo donde Cristo está sentado a la derecha de Dios.  Tengan el pensamiento puesto en las cosas celestiales y no en las de la tierra.  Porque ustedes están muertos, y su vida está desde ahora oculta con Cristo en Dios.  Cuando se manifieste Cristo, que es nuestra vida, entonces ustedes también aparecerán con él, llenos de gloria.  Por lo tanto, hagan morir en sus miembros todo lo que es terrenal:  la lujuria, la impureza, la pasión desordenada, los malos deseos y también la avaricia, que es una forma de idolatría.  Estas cosas provocan la ira de Dios.  Ustedes mismos se comportaban así en otro tiempo, viviendo desordenadamente.  Pero ahora es necesario que acaben con la ira, el rencor, la maldad, las injurias y las conversaciones groseras.  Tampoco se engañen los unos a los otros.  Porque ustedes se despojaron del hombre viejo y de sus obras  y se revistieron del hombre nuevo, aquel que avanza hacia el conocimiento perfecto, renovándose constantemente según la imagen de su Creador.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario