19 may. 2015

Mensaje 16 mayo 2015 - Jacareí Brasil - El terremoto de nepal es apenas un aviso. Recen conmigo, les necesito

Jacareí, 16 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



PEREGRINACIÓN EN LA CIUDAD DE SALESÓPOLIS (SAN PABLO-BRASIL)


(Marcos): “Para siempre sean alabados. Sí. Sí Señora. Sí, haré. Sí. Haré todo lo que tú mandes Señora. Quería pedirte Señora una bendición especial para la familia de esta casa que hoy te recibió Señora con tanto amor y tanto cariño. Cúbralos por favor con tu Manto Sagrado. Sí, les diré. También quería pedirte Señora para curar a los enfermos y para bendecir a todas las personas que hoy vinieron aquí y también a sus familiares. Sí. Sí. Sí, diré. Sí Señora, así que yo vea a esa persona mañana, diré, diré.”


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA




“Mis Amados Hijos, por la boca de Mi Siervo, les transmito hoy este mensaje. Yo amo a cada uno de ustedes. Estoy cerca de cada uno de ustedes y nunca, nunca abandono a ninguno de ustedes Mis Hijos.

Cada uno de ustedes es precioso a Mi Corazón y es por eso que vine hoy aquí con Mi Imagen Peregrina para decirles: “Ustedes son preciosos para Mí, porque ustedes costaron toda la sangre de Mi Hijo Jesús clavado en la cruz.”

Ese es el precio de ustedes. Ese es el valor de ustedes. La Sangre de un Dios, la Sangre de Mi Hijo. Por eso, miro para cada uno de ustedes con amor, con gran ternura, con gran bondad.

Quiero ayudar a cada uno de ustedes, pero ustedes Mis Hijos deben abrir sus corazones para Mí, para que Yo pueda actuar en sus vidas. Sin el permiso de ustedes, Yo no puedo actuar.

Deseo que ustedes formen aquí muchos Grupos de Oración en esta ciudad. En estos Grupos, Yo daré muchas Gracias, muchas Bendiciones para ustedes, porque sus Oraciones hecha Conmigo, en unión Conmigo, será poderosa y alcanzará “Grandes Gracias” de Dios.

Ustedes Mis Hijos que están aquí hoy, fueron escogidos por Mí. Ustedes no vinieron solamente porque quisieron, fui Yo que quise y que les llamé, y esa es la prueba del Gran Amor que Yo tengo por ustedes. Yo les di la Gracia de conocer Mis Mensajes antes que el tiempo de la conversión dado por Dios al mundo acabe.

Muy pronto vendrá un gran castigo. El terremoto que sucedió en el Nepal es apenas un aviso. Porque muy pronto habrá terremotos fortísimos en la tierra entera y ¡Ay! de aquellos que estén en el pecado lejos de Dios.

Yo les estoy dando la oportunidad de rezar, de convertirse y de evitar todos esos males, todos esos castigos con la Oración. Recen, por lo tanto, conviértanse Hijitos, porque el Padre del Cielo no esperará para siempre la conversión del mundo.

Yo Me encuentro cada día más afligida y preocupada, porque Mis Mensajes no son escuchadas, no son obedecidas. Soy una voz que clama en el desierto y Mis Hijos no Me escuchan, no Me obedecen. Mientras eso, Satanás emplea todo su poder para destruir el mundo y no hay quién lo detenga con la única cosa que él teme: ¡El Rosario!

Recen Mis Hijos, recen, porque Yo Me encuentro afligida. Porque tengo que sostener el Castigo de Dios que quiere mandar al mundo por los pecados y al mismo tiempo tengo que combatir a Satanás solita y Mis Hijos no Me ayudan. Ayúdenme, recen el Rosario, recen el Rosario lo más que puedan Mis Hijos, porque solamente con la Oración podremos salvar este mundo que ya tocó hondo su pecado y de su perdición.

Ustedes fueron llamados aquí por Mí para ser Mis Soldados, para ser aquellos Hijos que ayudan a la Madre del Cielo con sus Oraciones que, tal como las piedritas de David, pueden derribar al Gigante Golias, pueden derribar al enemigo que es tan grande y tan fuerte: Satanás.

Juntos, con el Rosario, venceremos todo el mal. Formen por lo tanto, muchos Grupos de Oración aquí en esta ciudad, que recen Mi Rosario Meditado, que recen las Oraciones de Jacareí, para que esta ciudad pueda tener más Paz, las almas puedan convertirse, las familias puedan ser protegidas del mal y Yo pueda derramar sobre todos ustedes, Grandes Gracias que Dios quiere dar para cada uno de ustedes.

Mis Hijitos, cada uno de ustedes es precioso para Mí, cada uno de ustedes Me costó lágrimas dolorosas en el camino del calvario. Por eso, Yo les amo tanto Mis Hijos y pido que ustedes sequen Mis Lágrimas con Amor, la Oración y sus corazones totalmente donados, consagrados a Dios y a Mí, para que a través de ustedes, llevemos al mundo entero la Paz y la Salvación.

Yo bendigo con amor a la familia de esta casa que hoy Me recibió con tanto cariño y a cada uno de ustedes que dejaron su descanso para estar hoy Conmigo aquí, escuchando Mis Mensajes, rezando juntamente con Mi Siervo Marcos, Oración que consoló tanto Mi Corazón.

Deseo ver más Hijos junto Conmigo aquí en la próxima vez que Yo vuelva. Vayan y anuncien a todos que la Madre del Cielo volverá aquí en esta ciudad en el mes de Julio, nuevamente para dar amor, para dar la paz y para dar Gracias de salvación a Mis Hijos de esta ciudad de Salesópolis que es Mía, que Yo amo y que Yo voy a salvar ciertamente, haciendo aquí triunfar Mi Inmaculado Corazón.

A todos Yo bendigo con gran amor: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario