20 may. 2015

Mensaje 17 mayo 2015 - Luz de Maria - Mis apostoles de los ultimos tiempos: necesito que Mis hijos crezcan aprisa

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA DADO EN SAN JUAN, PUERTO RICO 17 DE MAYO DEL 2015

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, les bendigo.

PERMANEZCO AQUÍ COMO ARCA DE SALVACIÓN PARA LIBRARLES DEL MAL EN ESTOS INSTANTES EN QUE EL ENEMIGO DEL HOMBRE LE MUESTRA EL CAMINO ANCHO PARA QUE TRANSITE EN LA LIBERTAD HUMANA CONTAMINADA POR EL PECADO CONSTANTE.

Ustedes, Pueblo de Mi Hijo, amados de Mi Corazón:

Vengan a Mí, suban a esta Arca de Salvación para que no se pierdan...
Yo les mantengo protegidos instante a instante, no me separo de ustedes...
Yo, como Madre de Amor, les tomo entre Mis Brazos, siendo cada uno de ustedes para Mí, el primero…

Amadísimos hijos:
La humanidad se encuentra convulsa, satanás se apodera de los hombres con mayor facilidad cuando éstos permiten ser seducidos por el engaño, por los caminos fáciles de pecado y cuando éstos permiten elegir el camino que no les lleva a sujetarse a las Normas de Mi Hijo.
Permanezcan atentos, amados Míos, el cisma de la Iglesia de Mi Hijo está pronto. Habrá confusión, no sabrán qué camino elegir, pensarán que todo ha terminado, pero este Signo será la Gran Señal que Mi Hijo ha permitido que suceda, ante la desobediencia humana

Hijos de Mi Corazón Inmaculado:
No esperen otro instante, ya que en éste, permanecen dentro de la Gran Purificación.  
Mi Hijo necesita un Pueblo firme, un Pueblo de fe inmovible, un Pueblo de confianza infinita, un Pueblo de amor, un Pueblo de fraternidad para que el dragón, que ha despertado, no se alimente de los fieles.

Hijos amadísimos:
Cíñanse la cintura con el amor a Mi Hijo y no permitan que aquellos que se acercan a ustedes con malas intenciones, les lleven a caer y a permanecer en el fango.  No den las perlas a los cerdos, pero no se guarden para ustedes el conocimiento que Mi Hijo ha permitido que llegue a cada uno de los suyos.   

Sean misericordiosos, no se guarden para ustedes el tesoro precioso, compártanlo con sus hermanos, aviven la Fe de los que permanecen dormidos, quiten la venda de los ojos de aquellos que como ciegos viven pecando sin cesar. 

Eleven la mirada a lo alto, no desprecien los signos de los tiempos, que éstos los mirarán con mayor frecuencia alertándoles sobre la Segunda Venida de Mi Hijo, alertándoles para que se conviertan. Cada instante es una oportunidad de conversión para el hombre ya que por más que crean que se encuentran cerca de Mi  Hijo y en Su Camino, la tentación, en el instante menos pensado, la tentación les puede llevar a flaquear.

Hijos, ustedes ungen  Mi Corazón con el óleo de Su Amor hacia el Altísimo, pero Mi Corazón de Madre sangra y se encuentra dolorido porque no todos Mis hijos aman  a Mi Hijo, no todos escuchan Su Palabra. Algunos la desprecian tanto que la arrojan continuamente a la basura, como aquellos paganos, que adorando falsos dioses, se entregaban a toda clase de insultos hacia la Trinidad Sacrosanta.

Ustedes, hijos Míos, Apóstoles de los últimos tiempos:

OREN CONTINUAMENTE Y LUEGO DE LA ORACIÓN LLEVEN A LA PRAXIS ESA ORACIÓN, SIENDO USTEDES LA LÁMPARA QUE ALUMBRA EL CAMINO DE SUS HERMANOS.

Hijos amados de Mi Corazón Inmaculado:
La Voluntad de Mi Hijo no se cumple entre ustedes. El mundo desenfrenado tiene sobre sí una gran responsabilidad con la humanidad. Esta ha sido atrapada por el pecado que dirige al hombre hacia el anticristo y sus secuaces. 
Hijos Míos, ustedes que permanecen en la lucha constante para cumplir la Voluntad  de Mi Hijo, no pierdan ni un instante, porque el enemigo del alma no pierde tiempo. Sabemos que les mantiene en una constante prueba de la que saldrán victoriosos si se mantienen en la Voluntad de Mi Hijo.

NO TEMAN, YO PERMANEZCO MIRÁNDOLES, PROTEGIÉNDOLES Y AUXILIÁNDOLES PARA QUE SUPEREN LAS PRUEBAS.

Jamás el Pueblo de Mi Hijo ha sido desamparado ni Mi Hijo desoye las oraciones de Su Pueblo, cuando éstas nacen de lo profundo del corazón.

Les invito a orar, hijos Míos, les invito a orar por Japón, este Pueblo padecerá nuevamente, su suelo será estremecido.
Les invito, hijos Míos, a orar por esta Tierra de Puerto Rico para que todos Mis hijos en esta Tierra, reconozcan Mi Presencia y no Me desprecien y de esta manera, los acontecimientos esperados sean minimizados.
Oren, hijos Míos, oren sin descanso. Oren por Perú, padecerá, la tierra se estremecerá fuertemente.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:
El dragón ha despertado y se abalanza sobre los Míos para darles muerte, pero el camino de Mi Hijo es de Salvación y Vida Eterna, no perecerán La carne es corruptible, pero el alma, el alma permanece eternamente.

Amados Míos, presten atención al comunismo, en instantes se levantará contra la humanidad y dará inicio formalmente la tercera Guerra Mundial.

La Jerarquía de la Iglesia de Mi Hijo ha despreciado Mi Llamado, el cual detenía las consecuencias funestas para esta generación a la que amo infinitamente. El padecer se acerca y la oración de Mis hijos fieles, llega al Trono Trinitario dando luz a aquellos que aún se pueden rescatar.

NO SEAN TIBIOS, HIJOS, DECÍDANSE POR EL CAMINO DE LA CONVERSIÓN, DECÍDANSE A SER DE CRISTO.

Mi Hijo padeció por todos y ante todos se encuentra Su Misericordia para que no perezcan en el fuego eterno y Yo, como Arca de la Nueva Alianza, no cierro Mi Vientre, lo mantengo abierto para acunar en Él a todos Mis hijos. No esperen el último instante, ya que en el último instante quizá sea demasiado tarde porque no puedan arrepentirse de sus pecados.
El tiempo no es tiempo. El tiempo se acorta instante a instante y Yo, como Madre de Amor, les suplico que no esperen más, que se alejen ¡YA! de todo aquello que significa pecado.

VENGAN A MÍ, VENGAN A MI CORAZÓN INMACULADO, Y DE LA MANO YO LES LLEVARÉ Y LES PRESENTARÉ ANTE MI HIJO, LES PROTEGERÉ, LES HARÉ INVISIBLES CON MI MANTO ANTE AQUELLOS QUE LES PERSIGAN, PERO UNA CONDICIÓN DEBEN CUMPLIR: AMAR A MI HIJO EN ESPÍRITU Y VERDAD.

No olviden que esta Madre les acogió al pie de la Cruz de Gloria y Majestad.  No desprecien Mis Llamados, que cuando se encuentren confundidos y perseguidos… aún en esos instantes, si claman, yo acudiré a ustedes, pero la conversión la deben buscar en este instante, no en otro. Arrepiéntanse hijos, para que gocen el Cielo por adelantado, aun en medio de la Gran Tribulación.
Mi Bendición permanece en ustedes, no la desechen, no la desprecien, vengan a Mí, hijos, vengan que como Madre Yo les espero. Mi corazón late aceleradamente cuando ustedes me miran, pero sangra cuando se alejan nuevamente de Mí. Les amo, hijos Míos.
No olviden orar el Santo Rosario y amen a Mi Hijo en el Santísimo Sacramento del altar. Recíbanle conscientes de a Quién están recibiendo. Apresúrense en el conocimiento para que no sean engañados por aquellos que les tenderán continuamente trampas para que ustedes caigan en la redes de satanás.
Una señal vendrá de lo alto y la humanidad sabrá que Mi Hijo les alerta.
Mi Bendición sea con todos Mis Hijos, arma de Fe y de seguridad para que no teman y no tambaleen. Yo permaneceré con ustedes en todo instante hasta que unidos, entreguemos la Tierra a Mi Hijo.
Mi Bendición sea en ustedes: en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Mamá María

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO
Hermanos (as):
Nuestra Madre me permitió una Visión durante el mensaje.
Ella se presentó con Su Vientre abierto, y me dijo: “hija, deseo que todos Mis hijos entren a este Vientre de Salvación para protegerles”.
Miré a algunas criaturas entrar en ese Vientre Inmaculado, les miré en gestación y creciendo de la instrucción de la Madre.
Ella me dice: “aquí en Mi Vientre todos pueden entrar para que crezcan aceleradamente porque el instante no es instante, el tiempo dejó de ser tiempo, éste se adelantó, el día tiene menos duración y necesito que Mis hijos crezcan aprisa”
La Madre continúa diciéndome: “En Mi Vientre se gestan los Apóstoles de los últimos tiempos, bajo Mi instrucción para que no sean engañados.   Aún así tienen que crecer por sí mismos en el conocimiento de cuanto Mi Hijo ha dejado estipulado como Norma de vida y requisito para que Sus hijos posean el verdadero Conocimiento”.
Nuestra Madre me dijo: “cuando un hijo Mío se adentra en Mi Vientre, crece; cuando Me rechaza, Mi Corazón Sangra al saber que caerá en las garras del mal”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario