12 jun. 2015

Mensaje 4 junio 2015 - Jacareí

Jacareí, 04 de Junio del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 


FIESTA DE CORPUS CHRISTI



(Marcos): “Muchas gracias Mi Jesús, Mi Señor y Mi Dios.”


MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO


“Mis Amados Hijos, hoy, Mi Sagrado Corazón viene nuevamente para decirles: “¡Soy Su Dios, Soy el Amor!”

Soy el Amor que desea ser amado por Sus criaturas. Soy el Amor que no es amado. Soy el Amor que no es amado porque aún hoy, la mayoría de los hombres continúa caminando por el camino del pecado, en la rebelión contra Mi Amor.

La mayoría de los hombres continúa renovando Mi Crucifixión, y por causa de eso, todos los días, Yo tengo que sufrir el martirio místico de Mi Pasión, siendo despreciado y teniendo Mi Sangre pisado por la mayoría de las criaturas que redimí y salvé.

Soy el Amor que no es amado, que les da tantas Gracias todos los días, que ha sido fiel a ustedes en el Amor que les consagro y que Soy pago apenas por ingratitudes e indiferencias.

Levántense Hijos Míos de todas las partes del mundo, levántense para consolarme y amarme. Levántense para cerrar las heridas de Mi Sagrado Corazón con el óleo de su amor, de su oración, de su conversión, de su cariño y de la Verdadera Adoración que Yo deseo de ustedes, que es la Adoración en Espíritu, Verdad y Vida.

Levántense Verdaderos Adoradores de Mi Corazón, para dar a Mi Corazón la canción de amor de sus corazones, canción que debe ser entonada todos los días con Oraciones de Amor, Sacrificios de Amor, Olvido de sí mismos con Amor, Abnegación, Penitencia, Renuncia de la carne y sus voluntades. Para que verdaderamente la canción de amor de ustedes suba a Mis oídos para agradar nuevamente a Mis oídos y hacer desaparecer de Mis oídos los gritos que escucho todos los días subiendo de las almas diciéndome: “No serviré. Fuera Dios, no te quiero, no te obedeceré.”

Entonces, la canción de amor de ustedes sustituirá el himno de la revuelta, de la rebelión de la humanidad, el grito ensordecedor de la rebelión de la humanidad contra Mi Sagrado Corazón. Y el himno de amor encantará a Mis oídos, inclinará Mis ojos y Mi Corazón para ustedes, y Yo derramaré sobre ustedes Mi Benevolencia Divina, comunicándoles los tesoros de Mi Sagrado Corazón y transformándoles en los herederos de Mi Sagrado Corazón, de las riquezas de Mi Sagrado Corazón.

Yo Soy el Amor que no es amado y que no es amado ni incluso por los Cristianos, pues, cuántos se dicen “Cristianos Bautizados”, pero viven peor que los pecadores paganos. Cuántos de ellos Me traicionan fácilmente dejándose seducir por Satanás, por el Mundo y por los Placeres de la Carne, dejándose arrastrar en el lodazal de los pecados de este mundo, negándome como hizo Pedro, traicionándome como hizo Judas e inclusive negando Mis Mensajes, Mis Apariciones con los Mensajes de Mi Madre, clavando en Nuestros Corazones la dura espada de la negación y de la traición.

Sí, Soy el Amor que no es amado que se aproxima de ustedes y en la mayoría de las veces, les encuentran fríos como bloques de hielo, duros como bloques de piedra, les encuentra insensibles como rocas. Busco entrar en sus corazones de alguna manera, pero no encuentro siquiera una brecha en que Yo pueda entrar.

¡Oh Hijos Míos! Como son duros de corazón, como ustedes pagan Mi Gran Amor por ustedes solamente con ingratitudes, pecados y frialdad.

Soy el Amor que no es amado por ustedes. Les busco y en la mayoría de las veces Soy rechazado de sus corazones, porque dentro de ellos ya existen otros moradores: “Su Yo, el amor de su carne, el amor del mundo, de las pasiones, de las glorias, de los placeres y por eso, no hay espacio para Mí.”




Como en la noche de Belén así también hoy, ustedes Me dicen y a Mi Madre: “No hay lugar, váyanse de aquí.” Golpeo en la puerta de sus corazones y todo lo que Yo encuentro es un “No” frío y perenne.

¡Oh Mis Hijos! Abran su corazón delante de Mi Amor que es tan grande por ustedes. No me canso de mostrarles todos los días Mi Amor, darles Mi Amor, probarles Mi Amor.     

Las Apariciones de Mi Madre Santísima aquí con sus maravillosos y grandiosos frutos: “Las Gracias, las curas, las conversiones, las señales que Ella les dio aquí en el cielo, en las estrellas, en la luna, en Sus Imágenes a lo largo de estos años.”

También los frutos de las Apariciones de Mi Madre aquí en Mi Hijito Marcos: “tantos Rosarios que él hizo para ustedes, Horas de Oración, Videos de los Santos y de las Apariciones de Mi Madre, trayendo Sus Santísimos Mensajes que son Mi Voluntad para el tiempo de ustedes. Tantos tesoros espirituales como este “la Coronilla de Mis Pastorcillos de Fátima” que tanto les enseñan el Verdadero Amor y Obediencia a Mí.”

Todos estos tesoros, todos estos frutos grandiosos de las Apariciones de Mi Madre Conmigo aquí, son para ustedes la prueba de cuanto les amo, porque fui Yo y Mi Madre, Nosotros mismos que movimos Nuestro Predilectísimo Marcos a hacer todo esto para la salvación de sus almas.

Él tiene el mérito de su obediencia a Nuestra Gracia y a Nuestro Amor con su amor, conyugados, trabajando juntos. Produjeron para ustedes estos tesoros bellísimos para enriquecerles, para arrancarles de la miseria espiritual de ustedes, para darles la luz de la Verdad, para guiarles en estos tiempos de tanta confusión espiritual, errores y falsos caminos que dicen conducirles para Mí, pero les llevan para lejos de Mí.

Estos tesoros espirituales que tanta luz arrojan en sus almas y tanto encienden en sus corazones Nuestra Llama de Amor, todo eso es prueba del Gran Amor que les tenemos Mis Hijos, que Mi Madre les tiene y fuimos Nosotros que hicimos todos estos tesoros llegaren a ustedes a través de Nuestro Predilectísimo Siervo Marcos Tadeu.

¿Y porque hicimos eso? Porque queremos la salvación de sus almas cueste lo que cueste, queremos la salvación de sus familias cueste lo que cueste Mis Hijos. Solo no se salvarán si no quisieren aceptar estos tesoros y estas Gracias. Por eso les pido: “Abran sus corazones ahora que es llegada la hora de la decisión, pues, los “secretos” muy pronto se realizarán y el tiempo para la conversión de la humanidad será decretado, cerrado por Mi Padre.”

Ahora es la hora de la decisión Mis Hijos, conviértanse. Decídanse por el Cielo mientras el Cielo aún está abierto para ustedes, porque muy pronto se cerrará, se callará y no escucharán más ninguna voz celeste. Entonces Mis Hijos, ¡Ay! de aquellos que no escucharon Nuestra voz, buscarán por Nosotros, pero no nos encontrarán más.

Mientras que Nuestros Hijos obedientes que escucharon Nuestra voz y la pusieron en práctica, estos estarán bien santificados, bien purificados, bien iluminados, bien guardados por Nosotros, por los Ángeles de Mi Madre Santísima y ningún mal, castigo o demonio les podrá tocar. Mientras que a los rebeldes, el propio rebelde vendrá para buscarlos y arrastrarlos consigo para las Llamas Eternas.

¡Conviértanse Hijos Míos, conviértanse que va a ser horrible ir con el rebelde, va a ser horrible ir con el dragón para ser torturado por él en el fuego por toda la eternidad! Sí, será horrible ir con el demonio Mis Hijos. Conviértanse, es lo que les digo.

¡Yo les amé tanto! Les atraje con Mis Gracias, con Mis Mensajes, con los Mensajes de Mi Madre hasta aquí, para que fuesen del número de los predestinados, de aquellos que seguramente se salvarán con el auxilio de Mi Gracia. Ustedes son los predestinados, solo deben ser fieles y colaborar con Mi Gracia para no perder el lugar que Yo ya les preparé, ya reservé para ustedes en la Casa de Mi Padre.

¡Oh Predestinados de Mi Corazón! No cambien la Gracia de la predestinación que les di por causa del mundo, o entonces, perecerán con este mundo.

Amen al Amor que tanto les amó, escojan el Amor que les escogió, vivan por el Amor que vive únicamente para beneficiarles, amarles, salvarles y enriquecerles con los tesoros celestes. Yo, Yo que Soy el Amor, que solo vivo para enriquecerles, salvarles, amarles y beneficiarles.




Hoy, en la fiesta de Mi Cuerpo y Sangre les bendigo una vez más y pido finalmente: “Continúen con el Rosario de Mi Madre Santísima, con la Trecena, con la Setena, con todas las Oraciones que Ella les dio.” La Coronilla de las Lágrimas que hoy rezaron aquí con el corazón, aprendiendo a rezar con el corazón con Mi Hijito Marcos, Me agradó y consoló mucho. Yo los tomé como si fuese el día de la Trecena de ustedes, no necesitan más rezarla hoy.

Mi Corazón vibra, exalta de alegría cuando Mi Hijito Marcos reza con el corazón, todo el Cielo PARA para escucharlo, para oírlo, para escuchar esa canción de amor que transborda de ese corazón inflamado por la Llama de Amor de Mi Madre.

Feliz quien aprende a rezar con el corazón como él. Feliz quien aprende amar a Mi Madre y a Mí como él y con él, porque su vida se transformará también en una canción de amor que jamás acabará. En la canción de Marcos Tadeu, Yo y Mi Madre somos glorificados y amados, y con él aprendiendo a amar, con él la vida de ustedes será canción eterna de amor.

A todos bendigo ahora: de GARABANDAL… de FÁTIMA… de PARAY-LE-MONIAL… y de JACAREÍ.

La Paz Hijos Míos. La Paz a ti Marcos, el más amado y dedicado de Nuestros Siervos.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario