21 jul. 2015

Mensaje 19 julio 2015 - Jacreí

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Nuestra Señora de Jacareí "Reina y Mensajera de la Paz"


“Mis Queridos Hijos, hoy, Yo vengo a invitarles nuevamente al Verdadero Amor a Dios.

Sin el Verdadero Amor a Dios, ustedes no podrán ser salvos. Siembren por lo tanto en sus corazones, este Verdadero Amor que nada más es que Mi Llama de Amor.   

Este Amor que Me llevó a abrazar la cruz, abrazar todos los sufrimientos y dolores que Yo sufrí en Mi vida por Amor a Dios. Y en todo, en toda Mi vida, coloqué siempre Mi voluntad en último lugar para hacer la de Dios.

Si ustedes miraren Mi vida, ella fue todo el tiempo, del comienzo al fin: “Sacrificio, Sacrificio y Sacrificio de amor.”

Desprecien la voluntad de ustedes, hagan la de Dios, sacrifíquense por Dios, así, ustedes probarán el Verdadero Amor por Dios. Si aman a Dios, si Me aman, entonces, sacrifíquense por Mí, sacrifíquense por el Señor, renunciando al pecado y caminando en el camino del amor.

En estos tiempos en que la gran confusión espiritual comienza y la negación de Mis Apariciones, Milagros y Señales se torna férrea y general, Yo les invito a luchar, a combatir el buen combate, defendiendo la Verdad de Mis Mensajes y Apariciones, y no permitiendo que las mentiras de Mis enemigos lleven a Mis Hijos para lejos de Mí.
Los lobos ahora quieren atacarme, atacar Mi rebaño, matar y destruir. No permitan Mis Hijos, porque Mi Corazón Inmaculado está junto con ustedes en esta lucha y sepan que Mi Hijo les va a pedir cuentas si ustedes dejaren a los lobos mataren a las ovejas de Mi rebaño.

No permitan, abran la boca y defiendan la Verdad siempre con coraje. Vayan por todas partes haciendo los Grupos de Oración que Yo pedí, porque solamente en estos Grupos, es que la Verdadera Fe Católica resistirá y permanecerá hasta el regreso de Mi Hijo durante estos tiempos finales de la Gran Apostasía, de la Gran Tribulación.

Recen el Rosario, quien reza el Rosario todos los días, no será confundido, no se perderá, porque Yo cuido, protejo, guio, amo y defiendo con especial solicitud a Mis Hijos que rezan el Rosario y Me sirven con el Rosario todos los días.

Aquí en este lugar, por causa de Mi Hijito Marcos, se mantendrá siempre asesa la llama de la Verdadera Fe.

A todos bendigo con amor: de MONTICHIARI… de LA SALETTE… de LA CODOSERA… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario