1 jul. 2015

Mensaje 28 junio 2015 - Luz de María: Amada Mía, no esperes que todos te crean...

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO  A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA  28 DE JUNIO DEL 2015

Luz de María:
He aquí al Rey de reyes…


Ante la mirada plasmada de Amor, Nuestro Jesús amado expresa sin disimular una cierta soledad que le es causada por quienes Él ama. Me pide transmitir Su Palabra.   Con Su Vestidura  blanca más de luz que de otra cosa, Su Cabello castaño y Tez Trigueña, de gran hermosura, que más que hermosura humana es de gran hermosura Divina, Su Espíritu resplandece más que  todo lo que un ser humano pueda imaginar, levanta Su Mano y mirándome fijamente, me dice:



Cristo: 
Amada Mía, no esperes que todos te crean. Como Yo no fui creíble para todos, así se repetirá en ti. El hombre cree en su mayoría en lo que mira, y en ocasiones en lo que no mira, pero cree en lo que le resulta cómodo o beneficioso de alguna manera para su existir.

Hija Mía, tú Me debes obediencia a Mí, no detengas tu caminar por fuertes que sean los vientos en tu contra. YO NO ME DETUVE CAMINO AL CALVARIOASÍ TÚ CONTINÚA TU CAMINO. Ya llegará el instante en que quienes te juzgan, al vivir el cumplimiento de Mi Palabra y la de Mi Madre, deberán reconocer en ellos mismos, que no eres tú, sino YO QUIEN TE HABLA Y TE ORDENA TRANSMITIR MI PALABRA PARA TODOS LOS QUE DESEEN VENIR HACIA MÍ.

Recuerda que a Mí me despreciaron, Me desconocieron quienes Me llamaban hermano sin serlo, los Nazaretanos se burlaban de Mí. Pero YO, OBEDIENTE A LA VOLUNTAD DE MI PADRE, ORABA EN MI INTERIOR POR TODOS LOS QUE GRITABAN: ¡CRUCIFÍCALE! Mi mirada se perdía entre la muchedumbre y mientras caminaba con Mi Cruz, miré a aquellos que comerciaban con la Palabra Divina dentro del libre albedrío. Miré a algunos que enseñaban los SALMOS al Pueblo por unos centavos. Miré a algunos que vendían fragmentos de los SALMOS y de la Palabra Divina interpretada con libre albedrío, reconocidos entre los hombres, pero desconocidos por Mi Padre.

Mi Madre me acompañó, y junto a Ella, Juan y Mis fieles Discípulas llegaron hasta el Calvario mostrándose ante todos. LA MAYORÍA DE MIS DISCÍPULOS MIRABAN DE LEJOS Y OTROS SE ALEJARON POR TEMOR. PERO YO, OBENDIENTE A LA VOLUNTAD DE  MI PADRE, CAMINÉ MIRANDO TODOS LOS INSTANTES DE LA HUMANIDAD Y REPARANDO POR CADA UNO DE MIS HIJOS.

Aún continúo buscando a Mi Pueblo: unos se encuentran escondidos para no ser reconocidos, otros guardan ¡tanto respeto humano!..., unos no muestran su verdadero rostro, otros, entre tenue luz para no ser reconocidos y con voz baja, hablan sin fundamento contra Mi Palabra. Otros de Mis hijos, no entendiendo la Grandeza de Mi Amor hacia la humanidad, Me dan la espalda ante la crítica y la mentira. Y aún así PERDONO Y AMO, AMO Y PERDONO CUAL MENDIGO DE AMOR CONTINÚO ANTE MI PUEBLO QUE DEJA DE SERLO, POR VOLUNTAD PROPIA.

El esplendor de lo mundano eclipsa la mente, el pensamiento y el corazón de los hombres, olvidando de dónde proceden y adquiriendo los hábitos contrarios a la rectitud, como hijos que son del Rey.

El instante se acerca en que cada cual ante Mí, encontrará quizá, que no vivía en Mi Voluntad, sino en un leve barniz de lo que es Mi Voluntad…

El instante se acerca en que cada cual mirará cómo Me despreció por calumnias, y cómo despreció a sus hermanos al vivir en una falsa religiosidad que no es Mi Verdad ni Mi Mandamiento…

El instante en que cada cual se mirará a sí mismo, se acerca a la humanidad

YO SERÉ EN ESE INSTANTE ESPECTADOR ANTE EL HOMBRE QUE EN ESE INSTANTE SERÁ TAMBIÉN EL ESPECTADOR DE SU PROPIA VIDA EN LA QUE FUE ACTOR DE SUS ACTOS Y SUS OBRAS.

Amados Míos, ¡Cuánto me laceran! Mis ángeles derraman lágrimas por esta generación.


Los seres humanos se encuentran sumidos en el acelerado paso de lo mundano y no advierten cuanto se gesta con aparentes buenos propósitos, siendo parte de la libertad que les ofrece el maligno opresor de las almas para engañarles.

EN ESTE INSTANTE LO QUE ES VERDAD ES LA REBELIÓN EN CONTRA DE MIS MANDATOS: soy despreciado, Me responden con ira, maldad, falsedades, lujuria, desobediencia y soberbia, dando muerte a sus hermanos, algunos con armas creadas por el hombre y otros con la propia palabra.  La sangre de tantos inocentes es vertida por odio a la fe y la violencia crece en los hombres que se entregan a satán llevando por toda la  Tierra la ira injertada por los demonios.

Oren, hijos Míos, oren por Francia e Inglaterra, padecerán el peso de la mano del terrorismo.

Hijos, aliméntense de Mi Cuerpo y Mi Sangre, aliméntense de Mi Palabra, aliméntense amándome, aliméntense amando a Mi Madre,  orando el Santo Rosario y ofreciéndome cuanto les sucede en este caminar para reforzarse interiormente. DEBEN SER MÁS ESPIRITUALES PARA QUE ASÍ SEAN MENSAJEROS DE  MI AMOR.

Oren, hijos Míos, Estados Unidos se conmocionará ante la insidia del terrorismo que le herirá.

Amados hijos que Me consuelan:
NO LES DESAMPARO EN NINGUNA NECESIDAD. Mis Legiones se mantienen junto a cada uno de los Míos, alentándoles en medio de las pruebas. Mi Pueblo camina hacia la Tierra Nueva y para llegar a ella debe pasar por el crisol, para purificarse.

Oren, hijos Míos, por Colombia, padecerá, la tierra se estremecerá.

Yo no les castigo, la insensatez y la desobediencia les mantienen en esta encrucijada. Los lamentos de los inocentes que no rechazan la fe en Mí, serán la GRANDEZA DE MI PUEBLO.....

La humanidad no camina, no da pasos firmes, tan sólo pasan sin dejar huellas de Vida Eterna. Se han asociado con la maldad, el afán de desaparecer a Mi Pueblo, esa es la consigna del maligno, que en alianzas con las grandes Naciones, a espaldas de la humanidad, se han dado la mano para entregarse el poder mundial, el cual luego traicionará a quienes le dieron la mano para instaurar el gobierno único, la religión única, la moneda única.

UNO SERÁ EL QUE GOBIERNE AL MUNDO CON VARA DE HIERRO, CONTROLÁNDOLE LA MENTE, EL ALIMENTO, EL VESTIDO Y NEGÁNDOLE AL HOMBRE EL DERECHO A CONGREGARSE Y A ORAR.

Entonces se levantarán unos contra otros y como si no se conocieran, se entregarán unos a otros. Este es Mi Dolor por cada uno de Mis hijos. 

¡Cuántas alianzas aparentan realizarse ante la humanidad, siendo en realidad sus promotores grandes rivales!  Esto con el fin de agitar aún más a los hombres, que miran como espectadores las amenazas bélicas entre los países.

Amados:
La agitación de este instante invade las mentes agobiadas por el desconocimiento, por la insensatez, por el embotamiento de la tecnología mal empleada y se dispersa como el viento, llevando a levantamientos sociales en los países. Así caminan de la mano la violencia y la maldad. Aunadas al desconocimiento de Mi Amor, logran que el hombre mal interprete Mi Omnipotencia.

LA TIERRA QUE LES RECIBIÓ, DESEA EXPULSARLES ANTE EL HORROR DEL CUAL ES CAUSANTE EL HOMBRE, CUANDO EL PECADO SOBREABUNDA COMO EN ESTE INSTANTE.

Los espasmos de la tierra serán continuos, los mares se estremecerán y las Profecías se cumplirán ante un hombre que no ora para atenuar los acontecimientos dictados por Mi Madre, ante un hombre que se contradice a sí mismo llevando Mi Palabra, pero obrando contrario a lo que predica. Los lamentos de lo profundo de la Tierra son escuchados por los hombres que no saben su procedencia, ignorando que las capas de la tierra se desplazan causando lamentos hacia la superficie.

Amados hijos, sufro con ustedes, no les he separado de Mí, la maldad atrae maldad, el bien atrae el bien.

Han surcado los aires para trasladarse de un lugar a otro, y el hombre no satisfecho con ello, lo surcará para llevar la muerte con él, siendo aliados del mal.

EN ESTE INSTANTE, MIS HIJOS DEBEN DUPLICAR EL CONOCIMIENTO. Así como el mal conoce las debilidades de la humanidad, Mis hijos deben conocer cómo no caer en las redes del mal, y para eso deben ser más espirituales. Los hombres no Me han conocido, aún después de más de dos mil años, continúan sin llegar a lo profundo del conocimiento de Mi Voluntad.

NO SE MANTENGAN INDIFERENTES ANTE MIS LLAMADOS, VISÍTENME EN EL SAGRARIO, RECÍBANME EN LA ECUCARISTÍA, ACÉRQUENSE A MÍ, VIVAN MI PALABRA, ARREPIÉNTANSE DE LOS PECADOS.
  ¡CONVIÉRTANSE! ¡CONVIÉRTANSE, UNÁNSE, UNÁNSE, UNÁNSE!

Mi Pueblo vencerá unido junto a Mi Madre que les guía.

Yo estoy con ustedes, hijos.
Mi protección es para Mi Pueblo como el aire para el hombre…
Mi Protección es “la tierra que mana leche y miel” (Ex. 33,3)…
Mi Protección es “la luz del mundo, la sal de la tierra” (Mt. 5, 13-16)…


SI SON PROBADOS, SEAN MÁS VALEROSOS, MANTENGAN LA FE Y LA CONFIANZA EN QUE YO NO LES DESAMPARO.

AMPÁRENSE UNOS A OTROS, AUXÍLIENSE UNOS A OTROS COMO YO LES LLEVO EN LA PALMA DE MIS MANOS.

Les amo.
Su Jesús.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario