4 ago. 2015

Mensaje 2 agosto 2015 - Jacarei

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
 


“Mis Amados Hijos, hoy, cuando ya se aproxima el día de Mi nacimiento, Yo les invito a nacer también para la vida de la Gracia, para el Amor de Dios.

Nazcan para la vida de la Gracia, renunciando de una vez por todas al pecado, despreciando la voluntad de ustedes y aceptando la Voluntad de Dios aunque sea difícil, o que sea dura para ustedes. Porque Yo les digo Mis Hijos: “Ninguna renuncia, ningún sacrificio que ustedes hicieren por amor a Mi Hijo Jesús y a Mí, quedará sin recompensa.”

Por eso Yo les digo: “Renuncien al pecado y a la voluntad pecaminosa de ustedes, y ustedes recibirán 100 veces más de Dios en bienes y gracias en esta vida, y en la vida eterna.”

Nazcan para la nueva vida de la Gracia en Dios, rezando mucho todos los días con el corazón, abriendo sus corazones a Dios y a Su Gracia para que Nosotros podamos renovarles mientras aún duran Mis Apariciones y mientras el tiempo de la Gracia y de Misericordia aún existan para ustedes.
Muy pronto Mis secretos sucederán y el tiempo de la conversión dado a la humanidad acabará.

Les pido que apresuren su transformación, la conversión de ustedes, de pecadores en Santos, porque Mi Hijo estará volviendo muy pronto en la Gloria y aquellos que no estuvieren conformes a Su Voluntad y semejantes a Él en la Santidad y en la Gracia, no entrarán ni en el Reino de los Cielos, ni en el Nuevo Cielo y en la Nueva Tierra que están para llegar.  

Les invito a que miren para Mí, la Madre Niña de ustedes, que nace para traer para ustedes la salvación. Soy la Aurora de la Salvación. Todo aquel que viene a Mí, llegará a Dios que es la Salvación, el Bien Supremo, la Felicidad sin fin. 
Todo aquel que viene a Mí, encontrará la vida como está escrito de Mí en la Sagrada Escritura: “Aquellos que Me aman, amarán al propio Dios, amarán la salvación y la vida, y tendrán la Vida Eterna a través de Mi Corazón Inmaculado.”

Recen el Rosario todos los días, para que así, Yo pueda verdaderamente hacer que ustedes nazcan para la Gracia de Dios, para el Amor de Dios y prepararles para la vuelta de Mi Hijo que está cerca.

A todos bendigo con gran amor: de LOURDES… de MEDJUGORJE… y de JACAREÍ.”




MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL



“Mis Amados Hermanos, Yo, Miguel, Jefe de los Ejércitos Celestes, vengo hoy para decirles: “Luchen, luchen por el Señor, luchen por la Madre de Dios, luchen por el triunfo de la Verdad.”

Lo que Yo siempre decía a Juana de Arco también les digo: “Luchen que Yo también combatiré por ustedes.”

Luchen, no esperen, no esperen que Nosotros los Ángeles hagamos todo. ¡No! También ustedes tienen que luchar, ustedes también deben luchar. Si ustedes lucharen, Yo lucharé por ustedes y venceré todos sus enemigos, todos los enemigos de la Madre de Dios, del Señor y de la Santa Fe Católica, todos los enemigos de la Verdad.

Luchen, recen, hagan los Grupos de Oración que la Madre de Dios pidió por todas partes, defiendan la Verdad de Sus Apariciones en Medjugorje, aquí y no permitan que los malos esparzan su veneno mentiroso por el mundo entero sin que la voz de la Verdad se haga escuchar a través de ustedes.

Luchen, peleen, combatan con coraje y Yo también combatiré con ustedes, busquen todos los días leer y meditar más la vida de los Santos, la vida de la Madre de Dios para que verdaderamente los ejemplos de Su Santidad, los ejemplos de la Santidad de los Santos sean imitados y reproducidos en la vida de ustedes y también en la vida de todos aquellos que ustedes conocen.

Apresuren su conversión, muy pronto los secretos de la Santísima Virgen dados aquí y en otros lugares comenzarán a suceder. Y la humanidad, los corazones duros que no quisieron oír la voz de Ella, gemirán y llorarán como un condenado a muerte.

Recen, conviértanse, porque muy pronto el Señor Jesús va hacer Justicia a todos aquellos que persiguieron a Su Madre e hicieron sufrir a Su Madre, despreciándola y no queriendo reconocerla como Su Mensajera.  

Yo, Miguel, ya estoy dispuesto con Mis Ángeles fieles para hacer Justicia a todos aquellos que no quisieron oír los Avisos del Cielo, las Voces del Cielo que tantas veces llamaron a todos a la salvación.

Pero aún hay tiempo, la puerta de la salvación está abierta, entren en ella rápidamente, y verdaderamente den el “Sí” y sus corazones al Señor y a Su Madre, y serán salvos.

Recen Mi Coronilla frecuentemente, recen también “Combatiendo con San Miguel” y Yo prometo siempre librarles y a sus familias de todos los males y todos los peligros.

A todos bendigo con amor en este momento: de MONT’SAN MICHEL… de MONTE GARGANO… y de JACAREÍ.

Les amo mucho a todos, amo este lugar que es Mi Segundo Cielo, que es Mi Trono de Gracias, que también es Mi Santuario de Amor.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario