15 oct. 2015

Mensaje 11 octubre 2015 - Jacarei

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis Queridos Hijos, hoy, cuando ustedes ya están conmemorando Mi fiesta como Reina del Brasil, Yo vengo nuevamente a decirles: “Soy la Reina del Brasil.”

Yo salvaré el Brasil por el poder de Mi Amor, por un milagro de Mi Corazón Inmaculado y también por el poder de tantas Oraciones, Lágrimas, Dolores y Sacrificios ofrecidos a Mí por Mi Hijito Marcos, y por Mis Hijitos obedientes que, atendiendo y obedeciendo Mi Mensaje, Me dijeron “Sí” y Me ayudaron durante todos estos años a realizar Mi Plan de Amor.

Yo Soy la Reina del Brasil y Yo salvaré el Brasil por un acto del amor misericordioso de Mi Corazón, que va a transformar este país, de pantano de pecado en jardín de Santidad.

Sí, incluso aquí en este pantano, Yo hago surgir por todos los lados: rosas, lirios perfumados de oración y de amor puro por Mí, que exhalan el perfume celeste de Mi Gracia, de Mi Amor, de Mi Misericordia a este mundo totalmente ensuciado y deformado por las tinieblas y por las impurezas de Satanás.

Yo triunfaré ciertamente y ustedes Mis Hijos que Me obedecen, triunfarán Conmigo.

Hoy, ustedes vieron el nuevo video de Mi Aparición de La Salette que Mi Hijo Marcos, obedientísimo a Mí, hizo para Mi Gloria, para Mi Consolación y para el triunfo de Mi Corazón. 

Sí Mis Hijos, sean los ecos de Mi Aparición de La Salette para este mundo que terminó de alejarse de Dios, de Su Ley de Amor, de la Verdad y de hundirse ahora en las tinieblas del pecado, en el lodo del pecado, en el abismo del pecado.

Sean los ecos de La Salette, dando Mi Mensaje de La Salette a todos Mis Hijos, divulgando Mi Secreto de los Últimos Tiempos que abre las mentes, las consciencias de ustedes para la realidad del mundo actual, completamente dominado por Satanás, por el pecado, por las guerras, por la impureza, por la traición de las almas consagradas a Mi Hijo Jesús.

Para que así, verdaderamente todos sean prevenidos y vacunados contra las trampas de Satanás, contra el pecado, contra la apostasía y contra los errores que actualmente se difunden, matando en las almas la Luz de la Verdad.

Sean los ecos de La Salette, dando a conocer Mi Mensaje y Mi Secreto, que en sí mismos son un resumen, un compendio de toda la Sagrada Escritura: Oración, Conversión, Amor a Dios, Temor a Dios, cumplir Sus Mandamientos, esperar Su vuelta, vivir Santamente.

Porque no saben el día ni la hora en que el Señor volverá, vivir Santamente para esperar al Señor que vuelve, huir del mal, renunciar al pecado, a Satanás, quedar cerca de Dios, amar a Dios.

Eso es lo que dice Mi Secreto de La Salette, es el compendio de toda Sagrada Escritura, deben darlo a conocer a todos, para que todos Mis Hijos aprendan de Mis Maternales Lecciones: de Amor a Dios, de Amor a Mí misma y al Prójimo. Y así, juntos podamos transformar este mundo, de un infierno de guerras, odio y pecado, en un Cielo de Paz, de Amor, de Alegría y Felicidad.

En Mi Secreto de La Salette están contenidos todos los acontecimientos que se darán hasta el fin del mundo y ellos terminarán en la Gloria Definitiva del Señor, de Mi Corazón Inmaculado que reinarán sobre toda la tierra.

Por eso Hijitos Yo les digo: “Tengan confianza y esperanza en Mí, porque en el fin, Mi Corazón Inmaculado triunfará.”

Mucho antes que ustedes naciesen, en La Salette Yo ya prometí y aseguré Mi triunfo a ustedes. Por eso, recen, confíen y esperen en Mí, hagan los Grupos de Oraciones por todas partes, recen Mi Rosario y Mis Oraciones, y el resto Yo completaré.

Vean Hijitos, que dos tercios de la humanidad aún no conocen a Mi Hijo, no lo conocen y ni nos tienen como Padre y como Madre. Cuantos de Mis Hijos que no Me conocen, que no Me aman, que no Me tienen como Su Madre, que no viven aún Conmigo.

¡Ayúdenme a salvar esos Hijos! Llevándoles la Luz de Mi Amor, la Llama de Amor, para que ellos crean, se conviertan y experimenten ya en esta vida la felicidad de amarme y de vivir Conmigo y en Mí para la Gloria de Dios.

A todos Yo bendigo ahora con amor: de LA SALETTE… de LOURDES… y de JACAREÍ.”



(Marcos): “Quedo feliz que te gustó Señora. Si agradó a tu Corazón y si dio alegría a tu Corazón, es todo lo que me basta. Verte feliz Señora es todo el pago que yo quiero. Haré otro, sí. Hago tantos cuantos quieras Señora, todos los que quieras Señora.

Hasta pronto Mamita, hasta pronto mi amor del Cielo.”  

No hay comentarios:

Publicar un comentario