5 nov. 2015

Mensaje 1 noviembre 2015 - Jacarei - imiten a mis santos...

FIESTA DE LOS SANTOS DEL PARAÍSO

(Marcos): “Para siempre sean alabados. Sí. Sí. Sí. Haré, sí.”


MENSAJE DE LA SANTÍSMA VIRGEN MARÍA
Reina de los Santos

“Mis Queridos Hijos, hoy, ustedes contemplan la fiesta de todos los Santos, de aquellos que les precedieron en la Gloria de Dios y que amaron a Dios perfectamente con todo el corazón y todo su amor, y verdaderamente se tornaron luces para este mundo envuelto en tinieblas.

Por eso hoy, vengo a decirles: “Imiten a los Santos.”

Teniendo como ellos el corazón lleno de Mi Llama de Amor, que solo entrará en sus corazones cuando ustedes renuncien a su voluntad, desprecien sus opiniones y su querer para abandonarse, o sea, entregarse dócilmente en Mis brazos y a Mi querer materno. Para que entonces, Yo pueda conducirles por el camino de la Santidad hasta Dios.

Si ustedes piden Mi Llama de Amor con toda la fuerza de su voluntad, ella les será dada y ella les dará toda la fuerza y el poder para conseguir todas las Virtudes que los Santos tuvieron, y hacer todas las obras que Ellos hicieron y hasta mayores aún.

Porque en estos tiempos finales de la gran tribulación, Yo deseo derramar Mi Llama de Amor con una fuerza tal, como el mundo nunca vio hasta hoy.

Por eso, si ustedes verdaderamente piden y quieren Mi Llama de Amor con todas las fuerzas de sus corazones, Yo les daré esta Llama.

Y ustedes quedarán repletos de ella y crecerán tanto en el Verdadero Amor a Dios y a Mí en tan poco tiempo, que ustedes como tantos Santos que Me amaron, en poco tiempo alcanzarán un gran grado de Santidad.

Imiten a los Santos, siguiendo la vida de Oración de Ellos, de intimidad de Ellos con Dios y Conmigo. Siempre busquen lo posible estar un momento a solas Conmigo en la Oración, sobretodo, rezando Mi Rosario, que siempre fue y será la mayor arma de salvación de la humanidad y el medio por el cual Mi Hijo Jesús y Yo producimos las mayores obras de Gracia y Santidad en la vida de todos los Santos.

Un Santo que no ama, que no reza Mi Rosario, no puede, no es Santo, no puede ser Santo.

Por eso Mis Hijos, si quieren ser Grandes Santos, amen Mi Rosario, recen Mi Santísimo Rosario con el corazón y con amor todos los días, y ustedes se tornarán Grandes Santos para la Gloria de Dios y para el mayor triunfo de Mi Corazón.

Imiten a los Santos, imitando Sus buenas obras, Su Caridad, Su Amor a Dios y al prójimo, Su vida oculta, de Obediencia, de Humildad, de Profunda Oración. También de Sacrificio y abnegación, olvido de sí mismos.

Para que entonces, verdaderamente Yo pueda transformarles en Mis Rosas Místicas: de Oración, Sacrificio, Penitencia, Amor y Santidad, para a través de ustedes santificar el mundo y llevar el mundo entero a la salvación.


"¿Quién es ésta que va subiendo, cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol?"

Finalmente, imiten a los Santos en el Amor Inflamado que Ellos tuvieron para Conmigo, especialmente Mi Alfonso de Ligorio, Mi Luis de Montfort y también todos los Santos que hicieron grandes obras de amor por Mí.

Para que así, verdaderamente, Mi Corazón Inmaculado a través de ustedes, realice su gran triunfo que coincidirá con el descenso del Espíritu Santo, la Victoria del Señor sobre todo el mal, y la plena santificación de todos Mis Hijos que Me aman, Me escuchan y se dejan conducir por Mí.

Yo les amo a todos con todo Mi Corazón, estoy siempre cerquita de ustedes, sin embargo ustedes no Me vean, si tienen Mi Llama de Amor, ustedes Me sentirán presente en sus vidas, actuando en sus vidas y este conocimiento, esta percepción de Mi presencia junto de ustedes, dará a sus corazones Felicidad, Paz y Alegría.

Yo les amo a todos y les bendigo a todos: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”


(Marcos): “Hasta pronto.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario