6 nov. 2015

Mensaje 4-5 noviembre 2015 - EE.UU

 

4 de Noviembre del 2015
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Muchas veces parece que circunstancias de la vida están quietas pero avanzan rápidamente.  Los cambios sutiles no se notan.  Toma como ejemplo tu propia sanación.  Es fácil caer en el desaliento, pero se está haciendo mucho progreso.”

En el mundo, la gente se ha vuelto complaciente en su obligación de obedecer y agradar a Dios.  Parece que, en la superficie, se le agrada a Dios con todas las decisiones que se toman.  Sin embargo, todo el tiempo, las malas decisiones morales están llevando al corazón del mundo cada vez más lejos de la Voluntad de Mi Padre.  Así que, mientras todo parece igual, hay un rápido deterioro.”

“Esas paradojas hacen estragos en el corazón del mundo.  A través de la intervención del Cielo, la verdad se puede revelar y puede sonar una llamada de alerta.  Es por eso que estos Mensajes deben seguir a pesar de la oposición.  Tienen que hacer sonar la alarma de la verdad.  Recen para que las personas escuchen.”

Lean Hechos 5:29
Pedro, junto con los Apóstoles, respondió:  ‘Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres.’


 5 de Noviembre del 2015
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Mi Corazón es la morada de paz que la humanidad busca en el mundo pero no puede encontrar.  Cuánto anhelo atraer a toda la humanidad a la paz de Mi Corazón.  La realidad es que las opiniones equivocadas han tomado el control de los corazones.  Las mentiras se deforman como verdad.  Se burlan de la verdad.”

“Pero Yo sigo viniendo a esta Mensajera, aunque se ha hecho todo tipo de intentos ilícitos para silenciar las palabras del Cielo.  Sigo extendiendo Mi Mano misericordiosa y atrayendo a las almas de vuelta al sendero de la verdad.  Mi misericordia es Mi amor, y se extiende de generación en generación.  Esta generación, sin embargo, es la más arrogante de todas.  Esta generación se deja llevar por mal camino a través del amor propio desordenado.”

“Vuelvan a Mí, y dejen que Yo los guíe;  tranquilamente, con cuidado, y siempre de forma misericordiosa.  Saboreen Mi misericordia y Mi amor.  Yo he reservado para cada uno de ustedes un lugar especial en Mi Corazón.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario