3 dic. 2015

Mensaje 29 nov 2015 - Jacareí - Sean mis santos de los ultimos tiempos...

83ª ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES EN BEAURAING (BÉLGICA-1932)

Nuestra Señora del Corazón Dorado de Beauraing

Fernanda Voisin (15 años, arriba a la izquierda), Andrea Degeimbre (14 años, arriba en el centro), Gilberta Voisin (11 años, arriba a la derecha), Gilberta Degeimbre (9 años, abajo a la izquierda) y Alberto Voisin (7 años, abajo a la derecha). Videntes de Nuestra Señora en Beauraing. 




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

"¿Aman a Mi Hijo?¿Me aman? Entonces, sacrifíquense por Mí" Célebre frase de Nuestra Señora dada en la Ciudad de Beauraing (Bélgica-1932)

“Mis Queridos Hijos, hoy, nuevamente vengo a invitarles a todos a la Santidad, que nada más es de que amar a Dios con toda perfección, con todo el corazón y con todas las fuerzas.

La Santidad será fácil para aquellos que tengan Mi Llama de Amor. Por eso, pidan Mi Llama de Amor todos los días en sus oraciones y ella les será dada por Dios.

Y con ésta Llama de Amor, todo, todo será fácil para ustedes, será fácil renunciar a todo por Mí, renunciar a todo pecado por amor a Mí y también aceptar todo por causa de Mí, hasta aquello que es difícil, que es duro, que es amargo, que exige sacrificio, todo eso ustedes, ustedes aceptarán por amor a Mí.

Pues, el alma que tiene la Verdadera Llama de Amor por Mí, no mide cuántos sacrificios tendrá que hacer por Mí, no calcula también cuánto ya se donó por Mí. Desea donarse cada vez más, y cuanto más se dona, más desea amarme, siente más Mi Amor y siente más la alegría que produce la donación total a Mí.

Por eso Mis Hijos, pidan ésta Llama de Amor que los Santos también pidieron y recibieron. Fue ella que dio fuerza a un San Vicente Ferrer para hacer todo lo que hizo por Dios y por Mí. Fue ella que dio a un San Felipe Neri, a un San Alfonso de Ligorio, a un Gerardo Mayela, a un Luis de Montfort, a un Francisco Javier, a un Ignacio de Loyola, a un Carlos Borromeo, hacer todo lo que hicieron por amor a Dios y a Mí.

Si ustedes tienen ésta Llama de Amor, entonces verdaderamente, ustedes serán los Grandes Santos de los Últimos Tiempos. Aquellos Santos que Yo revelé a Mi Luis de Montfort, que Yo misma suscitaría en el fin de los tiempos y Yo misma formaría, o sea, formaría a través de Mis Apariciones, que son el medio extraordinario por el cual siempre formé Grandes Santos para la mayor Gloria de Dios y aún hoy, formo para Él.

Entonces Mis Hijos, con ésta Llama de Amor, ustedes superarán todo, ustedes confrontarán todo, ustedes vencerán todo y ustedes harán todo, todo por Dios, todo por Mí y también todo por la salvación del prójimo, por la salvación de sus hermanos.

Con Mi Llama de Amor, ustedes finalmente Me darán el amor que Yo vine a buscar aquí, que Yo también vine a buscar en Beauraing, el amor que se sacrifica y que se dona cada vez más por Mí.

"San Juan Pablo II en su visita al Santuario de Beauraing (Bélgica)"

Dejen Mi Llama de Amor arder en ustedes, para que ella cada vez más consuma todo lo que aún queda en ustedes de apego a la tierra y les eleve cada vez más para las grandes alturas de la Santidad y del Amor a Dios.

Mi Llama de Amor es una señal clara de predestinación al Cielo. Así como el alma que no tiene Mi Llama de Amor, es una señal clara de reprobación y de condenación eterna.

Por eso Hijitos: “Abran sus corazones largamente a Mi Llama de Amor y déjense consumir por ella, y a cada día Yo haré con que ustedes se tornen cada vez más Santos y más Bellos para la alegría del Señor y para el triunfo de Mi Inmaculado Corazón."

Yo aparecí en Beauraing pidiendo el Amor, el Verdadero Amor y vine aquí a Jacareí para pedir ese mismo Amor: un Amor Puro, un Amor Desinteresado, un Amor Fiel, un Amor Leal, un Amor Constante a Mí, un Amor Completo, un Amor sin límites y que no Me ponga obstáculos.

Capilla de las Apariciones de Beauraing (Bélgica)

Por eso, renuncien a sus opiniones, a su voluntad y Yo les daré Mi Llama de Amor de tal manera, que ustedes nunca más serán los mismos. Y los propios Ángeles del Cielo bajarán de las Alturas para aprender con ustedes, para sentir en ustedes el modo perfecto de amar a Dios y calentar Sus Corazones en el amor de ustedes.

Abran sus corazones a Mi Llama de Amor y Yo verdaderamente les daré Mi Propio Amor, de modo que el amor de ustedes a Dios será Mi Propio Amor. Y entonces, Mi Señor viéndose así perfectamente amado por Mí en ustedes, apresurará Su Venida y Renovará la faz de la tierra entera, transformándolo en Jardín de Santidad, Felicidad y Paz Eterna que Él prometió a Sus Discípulos Amados.

Yo aparecí en Beauraing pidiendo el Verdadero Amor y aquí en Jacareí vine desde la Primera Aparición pidiendo Santidad, y formando Mi Escuela del Verdadero Amor a Dios, también del Verdadero Amor a la salvación de las almas.

Y a ustedes Mis Hijos, solamente pido una cosa: “Déjense amar por Mí, déjense formar por Mí en este Amor, déjenme comunicarles Mi Llama de Amor y Yo les prometo que haré maravillas en ustedes y por medio de ustedes para la salvación del mundo.”

¡Tengan Esperanza! Yo deseo la salvación de ustedes mucho más de que ustedes quieren. Yo trabajo por la salvación de ustedes mucho más de que ustedes mismos puedan trabajar. Y Yo cuido de ustedes todos los días y les conduzco al Cielo y las Gracias que ustedes necesitan para llegar allí mucho más de que ustedes puedan imaginar.

Por eso, tengan confianza en Mi Amor. Busquen siempre más cumplir Mi Voluntad Materna y dejar todas las preocupaciones para Mí, porque nadie, ni incluso ustedes podrán resolver sus problemas como Yo puedo. Por eso, confíen en Mí, entréguense a Mí y déjense amar por Mí y sentir la felicidad que sólo tienen aquellos que Yo amo y aquellos que conocen Mi Amor Materno.

A todos Yo bendigo con amor: de BEAURAING… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario