11 dic. 2015

Mensaje 6 dic 2015 - Jacarei

FIESTA DE SANTA BÁRBARA DE NICODEMIA
Siglo III. Virgen y Mártir. Patrona del Santuario de Jacareí. Patrona contra las Tempestades, Truenos, Rayos, Inundaciones y Cañones. 


(Marcos): “¡Para siempre sean alabados Jesús, María y José! Sí Mamita, sí, haré, sí. Sí, sí, haré, sí. Sí, puede considerar el servicio hecho. Sí, haré, daré todo de mí. Sí, sí, entendí, sí, sí. Sí, sí Mamita, haré, sí.”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis Queridos Hijos, hoy, Yo bendigo a cada uno de ustedes que está aquí y que vino consolar Mi Inmaculado Corazón.

Gracias por sus oraciones. Yo les amo a todos y con sus oraciones, ustedes quitan muchas espadas de dolor de Mi Corazón aquí, secan muchas Lágrimas Mías y Me ayudan a salvar muchos Hijos Míos que, sin las oraciones hechas aquí en este lugar, jamás serían salvos.

Y hoy nuevamente vuelvo para decirles: “Abran sus corazones a Mi Llama de Amor y dejen ésta Mi Llama entrar en sus corazones y realizar maravillas.”

Yo estoy esperando apenas que ustedes Me pidan, que ustedes abran la puerta de sus corazones y Yo entraré encendiendo en ellos la Llama de tal manera, que ustedes nunca, nunca más serán los mismos.
Abran sus corazones a Mi Llama de Amor, dejando que Mi Llama trabaje en ustedes, quemando, consumiendo todo apego a la tierra, al mundo y al pecado, y llevándoles por el camino, por la vía de la Santidad que Yo, la Madre de ustedes, conozco mucho mejor que ustedes.

De manera que ustedes crezcan verdaderamente en el Verdadero Amor a Dios, en el Verdadero Amor a Mí y también a los hermanos, dando con eso al mundo tan agitado por guerras, odio, violencia y pecado, un gran y luminoso ejemplo de Amor, de Santidad, de Belleza, de Amor a Dios, de Amor a Mí y de Caridad Perfecta.

Abran sus corazones para Mi Llama de Amor, dejando verdaderamente que Mi Llama les transforme: de corazones miedosos, tímidos, lánguidos, áridos, tibios, egoístas, centrados en sí mismos, en hombres que verdaderamente hagan el centro de su vida ser Dios, ser a Mí misma y ser también la gran obra de salvación de la humanidad.

Si ustedes dejan Mi Llama de Amor actuar y darles éste Amor, ustedes se transformarán tal como la oruga se transforma en mariposa, ustedes se transformarán en una nueva criatura renacida en el Amor de Dios y en ustedes, todos sentirán Mi Llama de Amor y entonces, no serán necesarias pruebas ni palabras.

Mi Llama de Amor convencerá, tocará los corazones y hará con que todos ellos sientan Mi Amor, ardan con Mi Amor y deseen la Paz y la Alegría, que solamente Mi Llama de Amor puede dar al corazón que la posee.

¡Vengan Mis Hijos! Recen con todo su corazón pidiendo Mi Llama de Amor y ella les será dada. Y este pequeño Pentecostés, este pequeño derramamiento del Espíritu Santo, Mi Llama de Amor en ustedes preparará y comenzará el derramamiento mundial del Espíritu Santo, el Segundo Pentecostés en el mundo entero, que sucederá muy pronto.

Debe comenzar con sus corazones y cuanto más ustedes tengan Mi Llama de Amor, más y más Yo viviré en ustedes y ustedes vivirán en Mí. Y entonces, sus acciones, sus obras tendrán un valor multiplicado millares y millares de veces delante de Dios, porque seré Yo misma actuando en ustedes, viviendo en ustedes y haciendo todo para la Gloria y el Triunfo de Dios en ustedes.

Entonces, el Altísimo mirará con sumo agrado para todas sus obras y les dará a todos el Segundo Pentecostés Mundial. La Llama de Amor de ustedes, apresurará el Segundo Pentecostés, preparará el Segundo Pentecostés y transformará la tierra en la tierra del Espíritu Santo. El jardín de belleza, de Gracia, Santidad y Amor de Mi Corazón Inmaculado, que Yo deseo y espero con ansiedad de Madre, que desea dar a todos ustedes Mis Hijos un Nuevo Cielo y una Nueva Tierra de Paz, donde ustedes serán felices para siempre.

Abran sus corazones a Mi Llama de Amor y continúen rezando todas las Oraciones que Yo les pedí y di aquí, porque a través de ellas, cada día más, inflamaré sus corazones con Mi Llama de Amor, hasta que ella como un volcán celestial explote dentro de ustedes y de ustedes corran ríos de fuego puro, que irán inflamar el mundo entero con Mi Llama de Amor Verdadero por Dios, por Mí, por los hermanos. Venciendo así el fuego del odio, de la violencia, del pecado y de la maldad de Satanás, destruyendo su imperio de muerte y de pecado, e instaurando en el mundo, el Reino de Amor del Corazón de Mi Hijo Jesús y de Mi Corazón.

Recen y apresuren su conversión, pues, el tiempo es corto y muy pronto los Secretos comenzarán a suceder y no habrá más tiempo para que nadie piense ni medite en lo que debe cambiar, en lo que debe convertir en sus vidas.

Recen, recen y recen. Yo les amo a todos y vengo a traerles el Amor de Dios que es Amor, el Amor es Dios y si ustedes tuvieren el Amor en sus corazones, Mi Llama de Amor, Dios, vivirá en todos ustedes.

Prepárense rezando más y abriendo más sus corazones a Mí para la fiesta de Mi Inmaculada Concepción cuando derramaré numerosos favores para el alma y para el cuerpo, a todos ustedes.

Yo les bendigo: de LA SALETTE… de LOURDES… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SANTA BÁRBARA

“Mis Amados Hermanos, Yo, Bárbara, vengo hoy con la Madre de Dios para decirles: “Pidan con toda su voluntad del alma la Llama de Amor y el Espíritu Santo les concederá largamente ésta Llama y junto con ella, todos Sus Dones Santos, transformándoles en poderosos instrumentos de Su Gracia, de Su Amor, de Su Paz para el mundo entero.”

Pidan con toda su fuerza la Llama de Amor y ella descenderá sobre ustedes, llenando sus vidas de tantas Gracias y de tanto Amor Divino, que ustedes nunca más serán los mismos.
Todo será fácil para ustedes: la Oración, el Trabajo, la Renuncia al pecado, la Donación a Nuestra Señora, el Sacrificio, el Esfuerzo y hasta si fuera necesario, dar la vida por Dios y por la Madre de Dios como Yo lo di.

Martirio de Santa Bárbara. Fue decapitada por su propio Padre, el Gobernador Dióscoro de Nicodemia. 

Cuando se tiene ésta Llama de Amor, el alma ya no vive para sí misma, pero vive totalmente para Dios y para la Madre de Dios. Y otro deseo no tiene sino quedarse con Ellos, amarlos, sufrir por Ellos, trabajar por Ellos, donarse cada vez más a Ellos y por Ellos.

Entonces, todo se torna fácil y hasta incluso el sufrimiento se torna un sufrimiento dulce, un sufrimiento fácil, más fácil de soportar, porque la Llama de Amor torna suave las cruces, torna dulces las amarguras del sufrimiento y cuanto más el alma sufre por Dios y por Su Madre, más los ama y más se dona a Ellos.

Entonces, el alma que transciende el límite del egoísmo humano, de la corrupción de la naturaleza, de la miseria y de la pobreza de la carne, y entra en un otro grado, el grado del Amor Divino, el grado del Amor en pura transformación, que cada vez más va fundiendo el alma, moldeando el alma y dando al alma las propias afecciones de Jesús y de Su Madre Santísima.  

Y el alma va tornándose cada vez más semejantes a Ellos, perdiendo la mezquines, el egoísmo, la bajeza, los pecados, los defectos de la naturaleza humana y cada vez más asimilando las Virtudes de Jesús y María hasta tornarse tanto cuanto posible asemejarlos a Él en el Amor, en la Santidad y tanto cuanto posible en la Gracia.  

Por eso les digo: “Pidan la Llama de Amor y ella les será dada, será derramada en ustedes y ustedes se transformarán cada vez más en la semejanza viva del Amor, de la Santidad, de la Perfección de Jesús y María, y sus almas serán sumamente agradables a Dios y la Santidad de sus vidas atraerá al Señor, apresurará al Señor y Él vendrá luego para renovar los Cielos y la tierra, y para transformar todo el mundo en Su Reino de Amor.”

Pidan la Llama de Amor y ella les será dada sin medida, ustedes transcenderán fácilmente la barrera de los defectos humanos, de la miseria, del pecado, de la mezquines, del egoísmo humano y llegarán rápidamente al grado del Amor en pura transformación, que cada vez más les transformará en el reflejo vivo de la Santidad y del Amor de Dios y de Su Madre.

Yo, Bárbara, les amo a todos. Escuché todo lo que ustedes Me pidieron hoy y algunas Gracias serán concedidas dentro de algunos meses.

¡Recen, confíen y esperen! Y ustedes verán Mis Queridos Hermanos, cómo éstas Gracias verdaderamente les serán dadas y ustedes quedarán felices al ver que Mi Amor, que Mi Cariño de Hermana en Cristo, nunca, nunca les olvida, nunca les deja y siempre está atenta y vigilante para darles todo cuanto ustedes necesitan.

Yo, Bárbara, estoy siempre junto de ustedes, principalmente en el sufrimiento y nunca, nunca les abandonaré.

A todos Yo bendigo ahora con amor generosamente, derramando sobre todos ustedes Gracia, Misericordia y Paz.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario