30 mar. 2016

Mensaje 25 mar 2016 - Jacarei


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
VIERNES SANTO


“Mis queridos hijos, Yo Soy la Señora de los Dolores, hoy, en el día cuando contemplan Mi Hijo Jesús tendido en la Cruz y Su Madre Dolorosa a los pies de la Cruz, traspasada por una espada de dolor, vengo nuevamente a decirles: Aun hoy soy traspasada por la humanidad que revelada contra Dios, se aleja cada día más de Él y vive habitualmente en el pecado, sin preocuparse con las ofensas que hace a Dios, con los males que practica y disemina, y también sin preocuparse con su futuro eterno.

Soy traspasada por esa humanidad que volvió a ser pagana después de dos mil años del Nacimiento, de la Vida y la Muerte de Mi Hijo.

Esta humanidad que cada día más, rechaza sus palabras, rechazan su amor, rechazan sus mandamientos, rechazan su evangelio y la verdad, caminando por los caminos del pecado, de la violencia, de la tiniebla de Satanás, abriendo para sí misma, el abismo de su autodestrucción.
Soy traspasada por los billones de jóvenes en el mundo entero que viven habitualmente en pecado, que ya no creen más en Su Creador, que no viven conforme a los Mandamientos de Dios y día tras día, traspasan cada vez más el Corazón de Su Padre  y de Su Creador, con la espada del pecado, del desprecio, del repudio a Él y a su Ley de Amor y también traspasan  Mi Corazón Materno despreciándome como Su Madre y prefiriendo vivir sin Mí en las cosas mundanas que llevan al mundo y a la juventud a la perdición.


 
Soy traspasada por las familias que cada día más viven sin la Oración, viven sin la Oración del Rosario, viven sin amor, en la discordia, en el adulterio, en la infidelidad, en el odio, permitiendo que Satanás destruya ya en el seno familiar, todo y cualquier semilla del bien que pudo haber sido plantada por Dios, impidiendo así, no solamente que nazcan nuevas familias santas en el futuro, mas también nuevas vocaciones sacerdotales y religiosas buenas, para ayudar, para ayudarme a salvar tantos hijos Míos que corren el peligro de condenarse eternamente.


Verdaderamente las familias se transformaron en sepulcros, donde no hay más la Gracia de DIOS, no hay más el Amor, la Oración, no hay más la Fe Católica, por eso de las familias de hoy, salen los jóvenes más violentos, crueles, malvados, egoístas, duros de corazón y fríos que la humanidad jamás conoció igual, sí, eso es resultado de las familias sin Dios y es por eso que Yo les pido Mis hijos: HAGAN EL CENÁCULO FAMILIAR, recen Mi Rosario en familia para que Yo pueda verdaderamente unir sus familias y preservarlas del adulterio, de la separación, pueda preservar los hijos de crecieren con el pecado, la maldad, el odio, el egoísmo y la violencia en el corazón.

Hagan de sus familias, verdaderos GRUPOS DE ORACIÓN, porque si esto no hicieren Mis hijos, en el futuro sus hijos se volverán no solamente contra los otros, mas contra ustedes mismos, y les darán un final terrible, si ustedes ahora no comenzaren a criar en ellos: el AMOR A DIOS, a SUS MANDAMIENTOS, a las COSAS SANTAS y a MÍ, Su Madre Inmaculada.

 
Solamente Yo, puedo salvar sus familias, mas, Yo sólo puedo salvarlas, si ustedes hicieren en sus familias los GRUPOS DE ORACIÓN que Yo les he pedido. Entonces, verdaderamente Me consolarán Mi Gran Dolor y Me darán la Gracia de verdaderamente vivir con ustedes, en medio de ustedes, preservando sus familias de todo mal.

Yo Soy Traspasada por la Iglesia,  que ahora conoce la hora de su mayor apostasía, sus pastores, los Obispos y Sacerdotes ya no creen más en la verdades de la Fe, cayeron en los vicios y en los placeres, descuidaron de la Oración y de la Penitencia, y cayeron en tinieblas y por eso llevan consigo por el camino de la perdición tantas y tantas almas, que ciegas, no ven que ellos son pastores ciegos.


Soy traspasada porque en la Iglesia se predica la disminución de Su Madre Santísima,  la disminución de los Santos y de los Ángeles, la disminución del Santo Rosario, y de las Oraciones que durante tantos siglos la Iglesia rezó, dadas por Mí para defenderla y salvarla de todos los males del mundo.

Soy traspasada porque en la Iglesia se enseñan los ERRORES MODERNOS que llevan a la muerte espiritual a tantas almas y la pérdida de la Fe a tantas y tantas almas.


Sacerdote Rockero
Soy traspasada porque cada día más la humanidad se hunde en el ADULTERIO, en la FORNICACIÓN, en la VIOLENCIA, en el ODIO y en las GUERRAS y cada día más se aproxima del GRAN CASTIGO que caerá sobre ella para poner fin a los pecados y a los crímenes que todo el día comete.

¡VEAN SI HAY DOLOR IGUAL A MI DOLOR! ¡Ayúdenme Mis hijos! A salvar a esta Mi pobre humanidad, a esta Mi pobre hija que ahora está tan llagada como una leprosa.
¡Ayúdenme a cerrar sus llagas! Con la Oración de ustedes, con el ejemplo de santidad de ustedes, con el amor de ustedes y sobre todo haciendo los GRUPOS DE ORACIÓN por todas partes, para divulgar Mis Mensajes y llevar Mi Llama de Amor a todos Mis hijos.

Ayúdenme con Su “SÍ” generoso, ofreciendo la vida de ustedes todos los días a Mí, para que verdaderamente Yo viva en ustedes y ustedes vivan en Mí, en una vida de perfecta comunión y amor.

Yo deseo un Amor de Obras, un Amor de verdad y no de apariencia. Yo deseo una verdadera devoción a Mí sincera, profunda y leal y no de apariencia. Por eso recomiencen de nuevo su conversión,  su vida de oración, su vida de consagración a Mi Corazón Inmaculado, haciendo todo Conmigo, por Mí y en Mí, con Amor verdadero para que así Mis hijos, en la vida de ustedes, todos Mis hijos puedan verme, sentirme y amarme.

A todos Yo bendigo ahora y pido que continúen rezando Mi Rosario todos los días. A Mis hijos que rezan la Coronilla de Mis Dolores, por lo menos una vez por semana, la Coronilla de Mis Lágrimas diariamente, a Mis hijos que todos los Sábados Me consagran la tarde de Sábado para consolarme y para amarme con sus oraciones, a todos ahora doy, la Indulgencia Plenaria y Mi Bendición Materna, generosamente de: BELÉN… de JERUSALÉN… y de JACAREÍ.

Mis hijos, La Madre del Cielo ama a todos y a todos guarda en Su Manto”

No hay comentarios:

Publicar un comentario