21 mar. 2016

Satanas enaltecido en la musica

En este instante el examinar con cuidado todo cuanto sale al conocimiento de la humanidad puede significar el descubrir a satanás o permitirle que continúe arrasando a la juventud y a la niñez, como nos lo ha advertido el Cielo en los últimos mensajes.  

El mal  no tiene fronteras y está acaparando adeptos, adiestrándoles para que acojan a satanás como su dios y se entreguen sin tener consciencia de lo que hacen.  

Sentimos nuestra obligación dar a conocer lo que con respecto a la música se ignora, o se deja pasar por alto como algo sin que tenga incidencia sobre el ser humano - lo que no es cierto - ya que todo lo que llega a los sentidos y se repite continuamente toma un lugar en el ser humano.  

Cada vez tenemos más pruebas científicas de la influencia de la música rock en el cerebro del ser humano y en las emociones ya que es como una droga ilegal, que realmente se vende como legal siendo impuesta prácticamente en todos los sitios.

Los estudios llevados a cabo por psiquiatras, (entre muchos otros profesionales) han determinado que el rock es hecho para ser sentido mas que para ser oído, los tonos del rock producen un sonido rítmico, pesado y pulsante, que logra mediante la repetición de quien escucha que en ocasiones se salga de la realidad.  

Si una persona entra en una alteración subliminal o aceptando lo que escucha, la mente llega a un estado susceptible que le puede llevar a actuar fuera de control.

El ser humano posee una hormona llamada epinefrina, y esta hormona se ve alterada por determinados sonidos y ritmos, los que justamente conlleva en gran medida el rock. La sobresecreción de epinefrina producida por estos ritmos hace que el calcio en la sangre decrezca lo que genera una perdida del equilibrio del sistema nervioso, reaccionando negativamente.

La canción expuesta como ejemplo del afamado grupo The Rolling Stone, no es más que una entre miles y cuya letra y escenografía es totalmente un altar a satanás, con signos y colores atrayentes, reconocidos en el ambiente satánico.  

Somos alertados y es decisión del hombre si acata los llamados o no.

Tenemos a disposición estudios claros y evidentes sobre el rock y sus efectos en el comportamiento del ser humano.

Nuestro inconsciente esta día a día siendo bombardeado con música estridente que llena la mente del hombre con mensajes subliminales sin que seamos capaces de percibirlo, aunado además a los efectos psicofísicos antes mencionados.

Quizá se ignore que esto que parece inofensivo forma parte del plan que el anticristo y sus tentáculos tienen en sus manos para ir controlando al hombre, llevándole a la decadencia personal, moral, social y espiritual, masificando la conducta humana para que se mire lo que no es de Dios como algo aceptable en su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario