4 abr. 2016

Mensaje 3 abr 2016 - EE.UU

3 de Abril del 2016
Fiesta de la Divina Misericordia
Oración de las 3:00 P.M.
(Este mensaje se recibió en partes y por varios días.)

Jesús está aquí como está en la Imagen de la Divina Misericordia.  Dice:  “Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado, el Señor de la misericordia y el amor.”

Por más de un siglo he intentado atraer a la humanidad de regreso a la realidad de Mi dominio sobre ella, pero no escucha.  La he ayudado a superar enfermedades, a combatir desastres naturales y he enviado a Mi Madre a intervenir muchas veces.  El hombre, en su soberbia, no ve Mi amor y Mi misericordia en acción.  Se aleja cada vez más de Mí, rechazando Mi don de la vida en el vientre materno, utilizando para fines malignos la tecnología que Yo inspiro, e ignorando las intervenciones celestiales como esta tan poderosa de aquí en Maranathá.  Todo esto se debe a la negociación de la verdad y al abuso de autoridad que han convertido Mi Sagrado Corazón en un Corazón Desolado.”

“Temo enviar Mi Justicia.  No obstante, Mi Mano de la Justicia debe caer para hacer que la humanidad regrese a Mí.  Eso lo sé ahora, y ustedes también deben percatarse de ello.  Por esa razón van a sufrir pruebas cada vez más grandes.  Para el corazón del mundo, el bien y el mal parecerán como uno solo.  Esto ya ha comenzado, pero continuará a un grado más intenso.  Mis auténticos creyentes, Mi Resto Fiel, serán considerados como engañados y serán muy perseguidos por los que son liberales.”

“El poder se le dará a muchos que son incapaces o renuentes a guiar con rectitud.  Quienes no se aferren a Mis mandamientos estarán cada vez más confundidos.  Las opiniones y creencias tendrán un poder más devastador que las armas de destrucción masiva.  Quienes están en el poder usarán la misericordia como un pretexto para obrar mal.  Muchos serán engañados para que crean que están haciendo el bien, cuando estarán cooperando con el mal.”

“Durante estos tiempos, ustedes tienen que utilizar su discernimiento como su armadura.  El discernimiento no es una opinión o un juicio precipitado.  El discernimiento es el sentimiento de la verdad en lo profundo del corazón;  la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto.  Durante estos tiempos confusos, muchos dirán que hablan en nombre del discernimiento, pero inconscientemente promoverán el mal mediante la negociación de la verdad.  Tengan cuidado del falso discernimiento, mismo que promueve el egoísmo.”

“Ya están viendo mucho de lo que digo que va a suceder pero, en la mayoría de los casos, no ha tenido impacto en sus vidas.”

“Esto va a cambiar conforme los gobiernos se vuelvan más poderosos y controlen los productos y servicios del mundo.  Los líderes tendrán como meta propia la total dependencia de sus partidarios.”

“Muchos se encontrarán siendo leales a líderes que promueven el mal nada más para satisfacer sus necesidades básicas.  El mal utilizará las necesidades humanas como un medio de manipulación y control.  Esto ya ha empezado.”

En esta Nación, la política ha asumido el rol de la conciencia;  decidiendo el bien del mal.  Si este País apoya otro presidente que favorezca el aborto, no podrán evitar la destrucción.  Además, serán incapaces de recuperarse de esta destrucción segura.  Tomen esta advertencia seriamente, pues se las doy de forma clara usando el lenguaje de la verdad.”

“Hermanos, he venido para sacar sus corazones del mundo y llevarlos a la Nueva Jerusalén.  No puedo hacerlo hasta que acepten en sus corazones la diferencia entre el bien y el mal y abracen solamente el bien.”

“Queridos hermanos, Mi Justicia no llega a ustedes como una venganza, sino como una puerta abierta a Mi misericordia.  Es un signo de sanación por toda la indiferencia, sacrilegios y aceptación del mal que ha tenido lugar a lo largo de los tiempos sin arrepentimiento.  El corazón del mundo ahora está empezando su recorrido por la Llama purificadora del Corazón de Mi Madre.”

“Hoy vengo para saludar, bendecir e impartir Mi misericordia a todos los aquí presentes.”

“Ahora les digo que estoy muy contento de que muchos de ustedes hayan venido aquí hoy.  Me estoy llevando todas sus peticiones en Mi Corazón, el cual es todo misericordia, todo amor.  Muchas se resolverán, a otros se les pedirá que generosamente carguen su cruz con amor.”

“Hoy les doy Mi Bendición del Amor Divino.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario