23 jun. 2016

Mensaje 19 jun 2016 - Jacarei

MENSAJE DE MARÍA SANTÍSIMA

“Mis Queridos Hijos, hoy, nuevamente vengo a llamarles a todos al Amor-Filial por Dios.

Creen en sus corazones este Verdadero Amor, renunciando a su voluntad, al “Yo” y al querer de ustedes, para que verdaderamente en su corazón entre Mi Llama de Amor, que les dará la Gracia de crearen el Amor-Filial por el Señor y por Mí. Y así, hacer todo por el Señor y por Mí con amor.

He aquí porque durante tantos años Yo les pedí la renuncia al “Yo” de ustedes, a la voluntad de ustedes, al querer de ustedes. Porque un alma apegada al propio querer, a la propia voluntad, no tiene condiciones de tener el Amor-Filial por Dios. Porque este Amor exige en primer lugar: que el alma no viva para sí misma, viva sólo para Dios y en todo lo que ella haga, haga con el único objetivo de agradar, dar alegría y santo placer a Dios, y no agradar, dar alegría y dar placer, satisfacerse a sí misma.

Sin la renuncia por lo tanto, nadie puede crecer en este Amor-Filial. Por eso, renuncien de una vez por todas al querer de ustedes, para crear un Amor-Filial por Dios, semejante al amor que Yo coloqué en el corazón de Mi Hijito Marcos; por su padre espiritual, Carlos Tadeo.

Entonces, verdaderamente, amando así al Padre Celeste, como él ama a su padre espiritual, ustedes darán al Padre Eterno verdaderamente el amor puro, sin límites, sin reversas, total que Él desea.

Mis Apariciones en Medjugorje están cerca de completar 35 años. En estos 35 años mostré a todos ustedes Hijitos, Mi Gran Amor Maternal. Mostré a todos ustedes lo cuanto Yo les quiero, lo cuanto Yo deseo la salvación de todos Mis Hijos y no quiero que ninguno se condene, que ninguno se pierda, no quiero que sufran en el futuro.

Por eso, vine en Medjugorje para llamar a todos ustedes al Amor de Mi Corazón. Y viendo que el Brasil no atendía a Mi Mensaje de Medjugorje, vine Yo aquí en persona, en Jacareí, para continuar aquello que comencé en Medjugorje y para llevar Mi Plan de Salvación a su plena realización, según los Secretos de Fátima, de La Salette, de Medjugorje.    

Aquí, verdaderamente, Mi Corazón Inmaculado hizo un nido de amor para todos Mis Hijos. Y todo aquel que aquí Me busque, Me encontrará, porque el propio Espíritu Santo ya hizo decir de Mí esto en la Sagrada Escritura: “Quién Me busca, por cierto que Me encuentra. Vivo cerca de quién Me bendice. Quién Me encuentra, encuentra la vida. Los que trabajan por Mí, no pecarán y no morirán, tendrán la Vida Eterna.”

Sí, todos aquellos que vinieren aquí por Mí, que trabajaren por Mí, se fatigaren por Mí, se cansaren por Mí, consumieren sus vidas por Mí, tendrán la Vida Eterna, porque Mi Hijo Jesús recompensará hasta una paja que fuere limpiada y cambiada de lugar por Mi Amor. Mi Hijo Jesús recompensará con la Vida Eterna hasta incluso un vaso de agua dado por amor a Mí.

Sí, por eso Hijitos, que todo aquel que quiera encontrarme, venga aquí y Me encontrará viva al lado de Mi Hijo Marcos, que Me bendice, Me ama, Me sirve, se fatiga, se cansa, se agota, se consume hace 25 años por Mí, sólo por Mí.

Por eso, Yo aparecí a su lado en aquella foto que él dio a ustedes, para confirmar justamente la Sagrada Escritura que dice: “Quién Me busca, por cierto que Me encuentra. Vivo cerca de quién Me bendice.”

Sí, vivo no sólo cerca de Mi Hijo Marcos, vivo en él, estoy en su corazón y reino en su corazón como Señora, Reina y Dueña absoluta de todo su ser. Por eso, aquí hago tantas maravillas. Por eso, aquí derramo tanto Mi Llama de Amor, que se tornará tanto más fuerte, tanto cuanto ustedes Mis Hijos, Me abrieren sus corazones duros y fríos y aceptaren Mi Llama de Amor como Mi Hijo Marcos aceptó.

Entonces, Mi Corazón Inmaculado reinará en la tierra como en el Cielo y traeré para todo el mundo, ese Reino de Amor que Mi Hijo Jesús prometió y que Yo tengo la misión de traer a este mundo por el triunfo de Mi Inmaculado Corazón.

Como Madre del Segundo Adviento, vine en Medjugorje y aquí para preparar la instauración de ese Reino, que se tornará cada vez mayor tanto cuanto sus corazones se abrieren para Mí, aceptando Mi Llama de Amor.

Cuando muchos corazones hubieren aceptado Mi Llama de Amor, el Espíritu Santo derramará Su Llama poderosa y entonces, el Segundo Pentecostés sucederá y el mundo se transformará verdaderamente ya en una imagen perfecta del Cielo, del propio Paraíso y ustedes ya comenzarán a vivir el Cielo aquí mismo, para después sólo continuarlo en la eternidad.

Yo quiero la felicidad de todos ustedes ya aquí en la tierra y después Conmigo en el Cielo.

Por eso Hijitos, denme su “Sí”, recen, sean oración viva de amor, para que todas las almas al aproximarse de ustedes, sientan la belleza, la dulzura, la alegría, la fuerza de la oración y se tornen como ustedes también: oración viva, Actos incesantes y vivos de Amor.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días, porque por medio de ello, siempre más aumentaré Mi Llama de Amor en sus corazones.

A cada día que pasa, Yo les amo más y bendigo: de FÁTIMA… de MEDJUGORJE… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario