14 ago. 2016

Mensaje 7 ago 2016 - Jacareí

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos Hijos, hoy, día 7, aniversario de Mis Apariciones aquí, Me alegro por verles nuevamente a Mis pies. Les amo Mis Hijos. A cada día que pasa, Yo les amo más y hoy les pido nuevamente: “Dilaten sus corazones para Mi Llama de Amor, para que finalmente la paz que Yo vine traer del Cielo aquí como Reina y Mensajera de la Paz, pueda entrar en sus corazones, crecer en sus corazones, dar frutos en sus corazones y de sus corazones, esparcirse y dominar los corazones del mundo entero.”

Dilaten sus corazones para Mi Llama de Amor, acogiendo con amor esta Llama y tornándose ustedes mismos una tierra buena que acoja Mi Palabra con amor, como dijo Mi Hijito Marcos, para que no suceda que ustedes se tornen un desierto, una tierra estéril que en el futuro será arrasada por el fuego de la Justicia de Dios, pues, les digo Mis Hijos: “Mi Hijo Jesús vendrá a exigir frutos hasta de la tierra donde Él no sembró. Cuánto más de ustedes, donde Él sembró tantas Gracias, tantos Mensajes, tantas cosas maravillosas y Dones que aquí fueron dados a ustedes.”

Por eso Mis Hijos, dilaten sus corazones para que Mi Llama de Amor pueda transformarles en una tierra buena, fértil, viva, generosa, que produce mucho fruto de Mis Mensajes y así, ustedes puedan transformarse en una viña abundante, fructífera, frondosa, para que Yo pueda dar esos dulces frutos a Mi Hijo, cuando Él vuelva en Su Gloria.

Dilaten sus corazones para Mi Llama de Amor, para que finalmente Mi Plan tantas veces estropeado por ustedes pueda finalmente realizarse y el triunfo de Mi Corazón Inmaculado venga para este país y para este mundo, que ya tocó el hondo de su miseria y de su perdición.

Aquí, en este lugar sagrado, donde Yo Me manifiesto hace 25 años en Jacareí, en la persona, en el trabajo, en la palabra de Mi Hijito Marcos y en toda su vida y todo su ser, muestro el poder de Mi Llama de Amor, que se tornará tanto más viva, ardiente, intensa y poderosa, tanto cuanto se tornaren más densas las tinieblas. Felices los que creen, felices los que oyen a Mi Hijo Marcos, pues, quién lo oye, Me oye y quién lo desprecia, Me desprecia y a Mi Hijo que Me envió, y por eso, por este pecado, será castigado por toda la eternidad.    

Vean Mis Hijos que el tiempo de la conversión se está terminando y se aproxima el Gran Castigo, cuando las tinieblas cubrirán toda la tierra. Y en aquellos 3 días los demonios serán sueltos y llevarán consigo para las llamas, a todos aquellos que no quisieron escuchar Mis avisos, que no quisieron obedecer Mis Mensajes. Tengan con ustedes en sus casas los rosarios que Yo bendigo aquí, aquellos que Yo he tocado*, pues, esos rosarios les librarán de los demonios, ellos no podrán agarrar a aquellos que los tuvieren, porque aquellos que llevan esos rosarios, están cubiertos por Mi Manto y están siempre debajo de Mi mirada, de la mirada de Mis Ángeles, que guardan y protegen a Mis Hijos Amados.

"Rosarios benditos por la Madre de Dios durante la aparición."
Vivan una vida santa, pues, solamente por la Santidad, ustedes serán dignos de llegar un día al Cielo.

Yo les amo a todos y no quiero que se condenen. Por eso Hijitos: “Recen, recen, recen hasta que la oración se torne la vida de ustedes.”

A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”       


*Que Yo he tocado: "En algunas apariciones, el Vidente pide a la Madre Celeste bendecir ciertos rosarios hechos por él mismo, para luego ser puesta a venta en el Santuario o dados a personas cercanas a él."


MENSAJE DE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN

"Fundador de la Orden de los Predicadores (Domínicos). El Apóstol del Santo Rosario. Domingo recibió en la Ciudad de Albi (Francia) el Salterio (hoy día llamado Santo Rosario) en el Siglo XIII. Fue el primer propagador de la Devoción al Santo Rosario."  

“Amados Hermanos Míos, Yo, Domingo, Siervo de la Madre de Dios, Yo, Domingo de Guzmán, Domingo del Rosario de la Santísima Virgen, Me alegro por venir hoy una vez más para bendecirles y darles Mis Gracias.

Inflamen su corazón de amor por el Santo Rosario, rezándolo todos los días de su vida. Enseñando a aquellos que no lo rezan, que no lo conocen, que no entienden su grandeza, para que todos se inflamen de amor por el Santo Rosario, vivan las lecciones de santidad que Jesús y María dan en los misterios del Rosario, penetren cada vez más en el Poder y en la Gracia del Santo Rosario, para que así, hoy, millares y millares de almas puedan ser salvas como en Mi tiempo, cuando Yo prediqué el Santo Rosario.

Inflamen su corazón de amor por el Santo Rosario, rezándolo siempre, cada vez más, cada día con más amor. El Rosario actuará con más o menos Poder en la vida de ustedes, de acuerdo con el fervor y con el amor que ustedes lo rezan. Si lo rezan fríamente, si lo rezan con sueño, con pereza, distrayéndose voluntariamente, el Rosario tendrá poca eficacia en la vida de ustedes. Pero si lo rezan con el corazón, con amor, concentradamente, si lo rezan ardientemente con la Llama de Amor de la Madre de Dios, ello actuará tan poderosamente en la vida de ustedes, que hará tantas maravillas en la vida de ustedes, cuantas lo hizo en la Mía. Convertirán a los pecadores, los herejes, realizarán verdaderos milagros, que harán con que millares de almas, con que multitudes sean convertidas, sean salvas, vengan a la Madre de Dios y por medio de Ella lleguen a Dios.

Por eso, inflamen sus corazones de amor por el Santo Rosario, para que ello verdaderamente pueda realizar en ustedes hoy, las mismas maravillas retumbantes que realizó en Mi vida. El Santo Rosario no cambió, no perdió su poder. Es esta generación malvada y perversa que perdió el Verdadero Amor por Dios y por la Madre de Dios, que no sabe rezar con el corazón, que no dilata su corazón duro, para recibir en él la Llama de Amor de la Madre de Dios. Por eso, sus oraciones son frías y es por eso que las Gracias del Cielo no bajan más hasta ustedes. Por eso los pecadores no se convierten, por eso el mundo empeora a cada día.

La Madre de Dios vino aquí para formar los nuevos Domingos, que van por todos los hogares, todas las casas y caminos, inflamando todos los corazones de amor por Su Rosario como Yo hacía, porque el Rosario es un medio seguro de salvación.  

Cuando Ella Me apareció, Ella Me prometió: “Que aquellos que la sirvieren, que la amaren rezando Su Rosario todos los días, no se perderá.”

Y en verdad Yo les digo: “El pecador que rece el Rosario de la Madre de Dios por lo menos una vez en la vida con amor, a ese, la Madre de Dios, la Señora, Nuestra Reina, promete todas las Gracias necesarias para que muera en la Amistad de Dios, en la Gracia de Dios y así, se salve antes de exhalar el último suspiro.”

Por eso, propaguen el Rosario, hagan con que todos recen el Rosario, pues, el alma que lo reza por lo menos una vez que sea con amor, a ese, aunque se aleje mucho de la Madre de Dios y del Señor, Ella dará a esa alma todas las Gracias, hará incluso milagros para que esa alma, antes de la muerte, muera en Estado de Gracia, convertido y unido con Dios en Su Gracia, en Su Amistad.

Por eso, propaguen el Santo Rosario, que es medio cierto de salvación. Así, como el Rosario es medio cierto de salvación, de predestinación; el desprecio por el Santo Rosario, es señal cierta de reprobación de Dios y de condenación eterna.

Por eso, amen el Rosario y enseñen a todos, en todos los lugares, que quién ama el Rosario se salva y quién lo desprecia se condena.

Yo, Domingo, aquí en este lugar, que es el Santuario del Rosario por excelencia, aquí en este lugar, donde verdaderamente el Santo Rosario es rezado, amado, propagado con verdadera perfección, con subliminísima perfección y belleza por Mi Amadísimo Marcos, que es el Domingo de Guzmán de sus últimos tiempos. Aquí donde el Santo Rosario es propagado por él con tanta belleza y perfección a través de los Rosarios Meditados grabados que él hizo para ustedes, aquí Satanás es aplastado siempre más por los pies de la Virgen María, por ese Rosario Meditado que Nuestro Amadísimo Marcos hace con tanto amor hasta hoy por la Madre de Dios.

En verdad les digo: “Adonde quiera que uno de esos Rosarios Meditados grabados esté, allí estoy Yo, guardando, protegiendo y bendiciendo el alma que lo posee. Y el solo hecho de que una persona posea uno de esos Rosarios Meditados en su casa, los demonios no pueden entrar y en los días de los Castigos, estaré allí de guarda en la casa de esa persona, para mantener lejos a Satanás y los demonios, y ningún mal le sucederá.”

"Rosario Meditado grabado por el Vidente Nº 296." 

Yo soy atraído por los discos de esos Rosarios Meditados y Conmigo son atraídos muchos Ángeles y muchos Santos del Cielo. Por eso, esparzan esos Rosarios Meditados para todos, para que verdaderamente Yo pueda ir con los Ángeles, de casa en casa, de alma en alma, derramando Mis grandes Gracias sobre todos, tocando, convirtiendo los corazones y disminuyendo la presencia y la influencia de Satanás sobre las personas y sus casas.

Yo, Domingo, amo con especial amor a todos aquellos que rezan el Rosario de la Madre de Dios y mañana, en el día de Mi fiesta, derramaré sobre ustedes que rezan el Rosario Meditado con tanto amor, hecho por Nuestro Amadísimo Marcos, derramaré copiosas Gracias de Mis manos de lo alto del Cielo.

Y hoy, en el Nombre de la Madre de Dios, Yo les prometo: “Que todo aquel trajere consigo el Escapulario Gris de la Paz de la Madre de Dios, recibirá a cada día 7 de cada mes, una Indulgencia Plenaria para sí mismo y para 7 personas de su familia a su elección; bien como también podrá escoger 7 Ciudades sobre las cuales descenderán las copiosísimas Gracias de la Madre de Dios, para que así, verdaderamente, este mundo entenebrecido por el pecado, pueda ser purificado, iluminado, convertido y santificado por las grandes Gracias de la Señora Reina y Mensajera de la Paz, que aquí no se cansa de mostrarles Su Amor, de beneficiarles y de enriquecerles con las Gracias del amor sin límites de Su Corazón por ustedes.”

"Escapulario Gris de la Paz. Revelado en las Apariciones de Jacareí el día 13 de Septiembre de 2003."

A todos Yo bendigo con amor ahora: de TOULOUSE… de PARÍS… y de JACAREÍ.

La Paz Mis Queridos Hermanos. Cada Rosario Meditado grabado por Nuestro Amadísimo Marcos que den a una persona, a cada Rosario, habrán disminuido 1 mes de fuego en el purgatorio después de su muerte.

La Paz Marcos, la Paz Llama incesante de Amor de la Madre de Dios, Mi amigo y predilectísimo Hermano Mío. Te bendigo y también a tu padre Carlos Tadeo, al cual amo de todo Mi Corazón y al cual siempre bendigo cuando está rezando el Rosario Meditado contigo.”


(Marcos): “Querida Madrecita del Cielo, te pido hoy la Gracia Señora de tocar en estos dos rosarios para Doña Martiña y el Señor Pereira, tus hijos tan queridos y amados que están presentes aquí. Por favor ¿Puedes darme la Gracia de tocar en estos rosarios para ellos?... ¿Más tres (rosarios)? Sí…Hasta pronto. Hasta pronto Querido Santo Domingo, te amo, regresa pronto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador