20 sept. 2016

Mensaje 17 sep 2016 - Jacarei - En el castigo, el humo toxico matará todo, pero...

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Queridos Hijos, hoy, les llamo a todos a crecer aún más en el Verdadero Amor por Dios, haciendo verdaderamente todos los días por lo menos 10 minutos de oración mental, contemplando a Dios, contemplando a Mí misma, contemplando las verdades de la fe, rezando con el corazón y sobretodo, repitiendo, rezando muchas veces los Actos de Amor, para que verdaderamente así, crezca dentro de ustedes Mi Llama de Amor.

Lean también en aquel tiempo de meditación y oración mental, Mis Mensajes, que mucho harán con que sus corazones crezcan en el Verdadero Amor por Mí. Sobretodo, hagan en aquel momento una resolución: de renunciar a un pecado y combatir un defecto que ustedes tienen por día. Así Mis Hijos, día tras día, ustedes crecerán en la perfección y en la santidad que agrada a Dios.

Abran sus corazones para el Amor de Dios y ello será derramado copiosamente en sus corazones.

Abran sus corazones para Mi Llama de Amor, para que ella pueda transformarles verdaderamente en las Llamas incesantes de Amor que Yo deseo aquí, a ejemplo de Mi Hijito Marcos, a ejemplo de aquello que hice con él y de la Llama de Amor que Yo lo torné.

Así Mis Hijos, ustedes vivirán continuamente ardiendo de amor por Dios, por Mí y cada vez más hambrientos de amarme, tornarme conocida y amada por todos Mis Hijos, para que Mi Hijo Jesús reine por medio de Mí en todo el mundo, en el triunfo de Mi Corazón Inmaculado.

Apresuren su conversión porque el gran castigo vendrá. Sí, en una noche muy caliente para ustedes vendrá el gran castigo. El humo tóxico se esparcirá tanto por el aire que matará todo. Solamente Mis Hijos estarán en seguridad, guardados por Mí y por Mis Ángeles, y a ellos el castigo no les tocará.

Felices aquellos que tuvieren Mis rosarios tocados por Mí junto de sí, Mis Medallas y Mis Escapularios, porque a esos, Mi enemigo no les podrá hacer nada.

A todos Yo pido una vez más: “Recen Mi Rosario con el corazón todos los días, porque por medio de ello, sus corazones crecerán cada vez más en el verdadero y perfecto amor por Mí."

A todos Yo bendigo con amor: de LA SALETTE…, de UMBE… y de JACAREÍ.

La paz Mis Hijos Amados.”



MENSAJE DE SANTA LUCÍA

“Amados Hermanos Míos, Yo, Lucía, vengo nuevamente para decirles: “Recen, solamente con la oración con el corazón, ustedes pueden sentir el Amor de Dios, el Amor de la Madre de Dios y crecer en este verdadero amor y unión con Ellos, como Ellos desean.”

Dilaten sus corazones todos los días por grandes y profundas lecturas espirituales, pues, la lectura espiritual, la meditación, abre sus corazones al conocimiento de Dios, de Su Verdad, de Su Voluntad y hace con que cada vez más ustedes vean los defectos que ustedes tienen, aquello que necesita ser cambiado y mejorado en ustedes, para que ustedes puedan entonces, perseguir la meta de ustedes que es: la Santidad.

Solamente quién medita continuamente, sabe el camino que debe seguir. He aquí porque muchas veces ustedes se encuentran confusos, desorientados y vagando, porque no leen, no meditan en los Mensajes que el Cielo ya les dio aquí. Si meditasen bastante, tendrían el alma iluminada por la luz que los Mensajes contienen, pues, ellos son una lámpara que el propio Cielo encendió delante de sus ojos aquí, para mostrarles el camino que deben seguir.

Mediten más y ustedes comprenderán todo lo que Dios quiere de ustedes, todo lo que la Madre de Dios quiere de ustedes. Ustedes comprenderán la belleza extraordinaria de los Mensajes que la Madre de Dios les dijo aquí, les dio aquí y verán cómo ellos verdaderamente son un gran faro de luz que Dios les dio, para que ustedes no se pierdan en el camino.

De nada sirve agradar a Dios con las palabras si después lo decepcionarán con las actitudes. Entonces, menos palabras y más obras. Menos palabras y más conversión. Menos palabras y más combate a sus defectos. Menos palabras y más trabajo de amor por el triunfo del Corazón Inmaculado de María en el mundo. Menos palabras, más oración.

Si hicieren eso, verdaderamente sus vidas cambiarán y ustedes crecerán grandemente en la santidad que agrada a Dios.

Venzan las tentaciones del demonio, huyan de ellas.

Venzan las tentaciones del demonio, no prestando atención ni pensando en ellas.

Venzan las tentaciones del demonio, cerrando la puerta de los ojos de sus almas para todo lo que es mundano y abriendo estas puertas de sus ojos para las cosas celestiales, para las cosas de Dios.

Mediten más, recen más.

A todos Yo bendigo con amor: de SIRACUSA…, de CATANIA… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE MARIANA DE JESÚS TORRES

"Vidente de Nuestra Señora del Buen Suceso de Quito (Ecuador-1594 a 1634)."

“Amados Hermanos Míos, Yo, Mariana de Jesús Torres, Me alegro por estar con ustedes en esta noche juntamente con Mi Reina y con Mi Hermana Lucía.

Amen a la Madre de Dios, dándole sus corazones completamente, pues, ustedes ya saben que todo aquello que es dado a Dios por la mitad o de modo incompleto, Dios rechaza como rechazó las ofrendas de Caín, que no daba a Dios lo mejor de sí, pero amaba las ofrendas de Abel y las aceptó, porque Él las daba de todo corazón, dando lo mejor de su trabajo.

Den a Dios sus corazones completamente y no compartan sus corazones con ninguna criatura o cosa mundana, pues de lo contrario, Dios rechazará la ofrenda de sus corazones, porque Él es un Dios celoso, que quiere sus corazones totalmente, completamente y no por la mitad o parcialmente.

Den a Dios sus corazones completamente, para que Él les inflame con aquella misma Llama de Amor con que Él Me inflamó y que era tan fuerte, que si fuese fuego natural, habría disuelto Mi cuerpo muchas veces.

Sí, esta misma Llama de Amor Dios desea darles aquí, Nuestra Reina Santísima desea darles aquí. Pero, muchos no la quieren. Muchos no desean esta Llama con todas las fuerzas de su voluntad. Den sus corazones a Dios, deseen esta Llama de Amor del Señor y de la Madre de Dios con todas sus fuerzas y ella les será dada.  

Busquen siempre más rezar con el corazón, hacer la oración profunda, la lectura espiritual, la meditación, rezar con el corazón, para que verdaderamente, esta Llama crezca en ustedes.

Recen muchas veces los Actos de Amor que aquí les fueron enseñados y recen también este que ahora les enseñaré: “María, Madre de Dios y Mi Madre, haz con que yo te ame cada vez más y muera de amor por ti.”

Rezando así, este Acto incesante de Amor a la Madre de Dios, ustedes verdaderamente crecerán en el Verdadero Amor a Dios, a la Madre de Dios y sentirán cada vez más la necesidad de amar, servir y obedecer a esta Reina Santísima, a quién Yo amé toda Mi vida y en este amor viví unida con Ella profundamente, totalmente y por eso, Yo fui elevada a la gran santidad en la tierra y a la Gran Gloria en el Cielo, porque la unión con esta Reina Santísima es el gran secreto de los Santos, pues, Ella es el modelo, es el horno de Santidad y todo aquel que se arroja en Ella, se funde con Ella en el calor de Su Llama de Amor hasta tornarse imagen y copia perfecta de Su Santidad. 

He aquí lo que quiero que ustedes entiendan: "Arrójense en el molde, en el horno del Corazón Inmaculado de María y Ella les derretirá, les fundirá hasta que ustedes se tornen una copia perfecta de Ella, que es el modelo de santidad. Hagan eso como Yo hice y ustedes también llegarán a la gran santidad para la mayor Gloria de Dios."

Les cuento otro secreto de Mi Santidad: “Vivan continuamente en el espíritu de María, o sea, procurando tener los mismos sentimientos que Ella tenía: pensar como Ella pensaba y actuar como Ella actuaba y a todo momento recurriendo a Ella en la oración, pidiendo Sus buenas inspiraciones, Sus buenas ideas para caminar en el camino de la santidad.”

"Cuerpo Incorrupto de Mariana de Jesús Torres en el Convento de la Limpia Concepción de Quito (Ecuador)."
Haciendo así, ustedes errarán menos, cada vez menos y cada vez más darán pasos acertados en el camino de la santidad y del Verdadero Amor.

Recen el Rosario todos los días, pues, Yo lo recé todos los días de Mi vida y el Rosario siempre fue Mi escudo, Mi defensa y Mi escalera luminosa por el cual subí al Cielo.

A todos Yo bendigo con amor: de QUITO… de ÁGREDA… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador