28 oct. 2016

CORONILLA DE SAN MIGUEL - Agustín del Divino Corazón

Jesús dice:
Os daré un regalo más; os mostraré un tesoro, aún más, y es una coronilla. Una última coronilla, que dictaré a Agustín, de San Miguel Arcángel para que estéis asistidos por su poder, para que estéis asistidos por su misericordia y por su protección y estéis fortalecidos en este tiempo de la tribulación y os vayáis preparando para el gran día de la iluminación de las conciencias, y os vayáis preparando para mi segundo advenimiento.

Orando esta coronilla, se os preservará de caer en pecado mortal. 
Orando esta coronilla a San Miguel Arcángel se os preservará de tentaciones.
Orando con esta coronilla, a San Miguel Arcángel, seréis adentrados en uno de los aposentos de los Sacratísimos Corazones y el enemigo jamás podrá haceros daño.

Orando con esta coronilla, vuestra alma permanecerá en estado de gracia, vuestra conciencia estará alerta, vuestro pensamiento estará previsto para no ser engañados. Por eso, mis pequeños, hoy os digo de esta coronilla de San Miguel arcángel, para que la oréis también diariamente con vuestra mente, con vuestro corazón y con vuestro espíritu, porque es un arma poderosa: es el escudo de San Miguel Arcángel que se os entrega hoy en vuestras manos. Hoy en vuestras manos se os entrega el escudo de San Miguel Arcángel.


CORONILLA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL(1)

La Coronilla se compone de 9 cuentas y en cada cuenta se dice:

En las cuentas del P. Nuestro:
V/ Ángel del final de los tiempos, Ángel vencedor del anticristo, Ángel del último juicio.
R/ Defiéndeme con tu Espada, cúbreme con tu Escudo, penetra mi alma con la claridad de tu luz.

En las cuentas del Ave María (tres veces):
V/ San Miguel Príncipe Poderoso del Ejército de Dios.
R/ Aparta mi espíritu de las cosas terrenas y elévalo a la contemplación de la Sabiduría Celestial.

En vez de Gloria:
V/ San Miguel, sostén de los que combaten bajo el estandarte de la Cruz.
R/ Ruega por nosotros.

Al final de la coronilla (tres veces):
V/ Valeroso Guerrero del Altísimo.
R/ Úneme al triunfo de los Sagrados Corazones.


Promesas de las almas que devotamente oren y recen la
coronilla de San Miguel Arcángel:

Primera promesa: Obtendréis una defensa especial de San Miguel Arcángel en este final de los tiempos; el enemigo no podrá haceros daño porque San Miguel Arcángel verdaderamente os defenderá con su espada y os cubrirá con su escudo.

Segunda promesa: Las almas que devotamente recen diariamente esta coronilla recibirán un don especial de discernimiento para no ser engañados por falsos instrumentos, por falsos profetas.

Tercera promesas: Seréis fortalecidos en vuestros momentos de tentación. San Miguel Arcángel estará
pendiente de vosotros impidiendo que caigáis en pecado mortal.

Cuarta promesa: Las almas que devotamente recen diariamente la coronilla de San Miguel Arcángel, serán resguardadas bajo la capa de San Miguel Arcángel y el enemigo no podrá tocar vuestros bienes materiales y espirituales.

Quinta promesa: Toda alma que en vida haya rezado diariamente esta coronilla, San Miguel Arcángel estará a su lado en el trance de su muerte y lo llevará en sus brazos para presentarlo a Jesús y a María.

MARÍA SANTÍSIMA, Julio del año 2009(2)
Aquella alma que ore diariamente la coronilla de San Miguel Arcángel recibirá protección enorme, será defendida del enemigo, será defendida de todo espíritu perturbador.
Toda aquella alma que ore diariamente la coronilla de San Miguel Arcángel recibirá bendiciones fuertes de protección de parte de él. Os prometo que, minutos antes de vuestra muerte, veréis a San Miguel Arcángel a vuestro lado defendiéndoos.


(1)Extraído del libro de revelaciones Enmanuel, dado a Agustín del Divino Corazón, Colombia, año de Dios 2008

(2) Extraído del libro de revelaciones María Madre de la Iglesia, dado a Agustín del Divino Corazón, Colombia, año de Dios 2009.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario