11 oct. 2016

Mensaje 10 oct 2016 - España - Sacerdotes, vuestro lugar es mas sagrario y menos futbol y television...

Sacerdotes de Mi divino Corazón, Me dirijo a vosotros y os pido que Me seáis muy leales, que vuestra lealtad sea incondicional aunque tengáis que enfrentaros a los feligreses rebeldes, a vuestros superiores, a vuestros familiares. Porque Yo Soy muy misericordioso pero también Soy muy justo y deseo de vosotros una fidelidad y lealtad únicas. Todo hijos Míos, lleno de caridad hacia aquellas personas que os lleven la contraria en la religión, o que trasgredan Mi doctrina. Yo, Jesús, os hablo.

Veo que por negligencia y sobre todo por cobardía muchos pasáis por alto cosas que no deberíais. Sed conscientes que os he puesto en el sacerdocio para que guieis adecuadamente a Mis ovejas, no para que las dejéis a su libre albedrio y se guíen ellas solas con errores que pueden ser eternos y condenarse por ellos. No vayáis con el mundo, Yo no Soy del mundo y vosotros tampoco debéis de serlo. Nadie como vosotros deben ser fieles al Evangelio y al Magisterio de la Iglesia. Por tanto, muchos sabéis muy bien discernir lo que es bueno y lo que no, pero pasáis por alto muchas cosas por comodidad, por no querer complicaros la vida y eso Me disgusta muchísimo. Yo, Jesús, os hablo.

Confesaos más a menudo, no dejéis tanto tiempo de hacerlo. Algunos celebráis en pecado y eso no Me gusta en absoluto. Se diría que honráis más a Satanás que a vuestro Redentor. Si vais dejando poco a poco la disciplina que por vuestro estado os corresponde, y cada vez más os integráis en las cosas del mundo, no daréis frutos, y os pediré rigurosa cuenta de todos vuestros actos, así que hijos, haced más oración y dejaros más de futbol y noticias de la televisión, vuestro puesto está en el Sagrario y si no hacéis vida de Sagrario os vais entibiando cada vez más y los feligreses lo advierten y se dan cuenta que sois más del mundo que de Dios. Yo, Jesús, os hablo.

Es duro lo que os digo pero debo de hacerlo. Esto no quita que os ame con locura, que estoy dispuesto por vosotros a todo, pero también espero de vosotros que sigáis Mi Obra en vuestro ministerio y guieis a las ovejas adecuadamente, aunque a veces tengáis que hacerlas llorar por causa de la verdad, de Mi verdad. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos, no Me defraudéis, no os contaminéis de las cosas del mundono os mundaneéis, sed santos en cada instante, en la Parroquia y a solas en vuestra habitación, en el Sagrario como en el despacho, en la oración como en las pláticas, pero sed santos ante Mis ojos y ante los ojos de los demás. Yo Jesús, os hablo y os instruyo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario