11 oct. 2016

Mensaje 8 oct 2016 - Jacareí - Maria: Estoy exhausta de tanto pedir que obedezcan mis mensajes...


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos Hijos, hoy les llamo nuevamente a crecer en el Verdadero Amor por Dios y a obedecer Mis Mensajes.

Ya estoy exhausta de tanto pedir al mundo y a ustedes que obedezcan Mis Mensajes, pero ustedes se rehúsan a obedecer, a esforzarse para ser cada día mejores y crecer en la santidad.

Aprovechen ahora que les puedo dar Mis Mensajes, porque en el futuro Mi voz se callará y ustedes se lamentarán por eso, se lamentarán por el tiempo perdido inútilmente.

Obedezcan Mis Mensajes, pues quien obedece Mis Mensajes, será salvo. Aquellos que se rehúsan a obedecer Mis Mensajes, oirán de Dios más tarde aquella sentencia horripilante: “Entren en el Infierno.”

Yo no quiero que ustedes oigan eso Mis Hijos, por eso Yo les pido: “Obedezcan todos Mis Mensajes con amor y recen Mi Rosario todos los días.”

Quien ama y reza Mi Rosario, se salva. Quien desprecia Mi Rosario, se condena.


Por eso, agarren el arma invensible de la victoria que Yo di a Mi Hijito Domingo de Guzmán y a tantos Siervos Míos y ahora, combatan este último combate con el Rosario en la mano.

La batalla de lepanto se repite ahora, pero ya no es una batalla con barcos o cañones, es una batalla de las almas, es una batalla de Satanás contra ustedes y de ustedes contra las fuerzas del mal, y nuevamente el trofeo son las almas, las almas que Satanás siempre quizo dominar.

Quédense a Mi lado en esta gran batalla con el Rosario en la mano y divulgando Mis Mensajes para salvar a Mis Hijos. Y entonces Mis Hijos, nuevamente se repetirá aquello que Yo hice en la época de lepanto: Mi Corazón Inmaculado triunfará de un modo inesperado, milagroso e indestructible y entonces, ustedes verán Mis Hijos, cómo verdaderamente tenía toda la razón el Apóstol al decir: “Y el Nombre de la Virgen era María.”

Continúen rezando la salutación angélica, el Ave María en el Rosario todos los días. Cada Ave María que ustedes rezan, es un demonio menos en el mundo para tentar a las almas, es un alma menos en las garras de Satanás, será un alma menos en el infierno y un alma más en el Cielo.

A todos Yo bendigo con amor: de POMPEYA… de LOURDES… y de JACAREÍ.”


MENSAJE DE SANTA LUCÍA


“Amados Hermanos Míos, Yo, Lucía, hoy nuevamente bendigo a todos ustedes y digo: “Conviértanse sin demora.”

No jueguen con Dios y con Nuestra Señora, porque todos los que hicieron eso, jugando con su conversión, hoy están gritando en el fuego del infierno.

Lleven a serio estos Mensajes que son dados aquí, porque ellos serán cobrados uno por uno de ustedes.

Como dijo el Apóstol: “Si cuando la Palabra de Dios nos fue anunciada por intermedio de los Ángeles, el mundo no fue perdonado del castigo como Sodoma y Gomorra ¿Cómo escaparemos nosotros ahora que oímos la salvación de la propia boca del Señor o por la boca de aquellos que oyeron Sus Palabras?”

Sí, ahora que ustedes oyen la Palabra de Dios de los labios de la propia Madre de Dios, no escaparán del castigo si no llevan a serio. Por eso, exhorto a todos hoy a llevar a serio estos Mensajes y renuncien a la falsedad, pues los falsos, aparte de no conseguir mentir a Dios ni a la Madre de Dios, un día serán descubiertos por las personas y despreciados y detestados por ellas.

Los mentirosos, los falsos, no entrarán en el Reino de los Cielos, ni también los deshonestos y tramposos.

Que el alma de ustedes sea considerada y hallada limpia, pura y candida cuando Dios venga y comience a examinar a todos los hombres.

Continúen rezando Mi Coronilla todas las semanas, para que Yo pueda continuar ayudándoles a crecer en la santidad.

Deseen la Llama de Amor de la Madre de Dios con más fuerza aún, lean Sus Mensajes y sobretodo, no den oídos a ninguna tentación de Satanás, antes rechacen toda tentación, pensando en la Madre de Dios, ocupando la mente, el corazón, el cuerpo de ustedes trabajando para la Madre de Dios y sobretodo, cada día más, haciendo crecer en sus corazones, el Verdadero Amor, cariño y dedicación por Ella.

A todos Yo bendigo con amor: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREÍ.”




No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador