23 dic. 2016

Mensaje 17 dic 2016 - Jacarei

Aparecieron como de costumbre María Santísima, Santa Lucía y San Gerardo. Nuestra Madre no dio Mensaje público, tan solo se limitó a conversar en privado con el vidente Marcos.

***Nuestra Madre solicita al vidente Marcos algunos trabajos para su Plan de Salvación, películas de Sus Apariciones, Rosarios Meditados y otros asuntos importantes***

(Marcos): (Sí, sí haré. Sí, haré, sí.)

MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA
“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, sierva del Señor y de la Madre de DIOS, Me alegro por venir nuevamente hoy para decirles: Sean Luces, Luces brillantes de amor en este mundo repleto de pecado. Sean luces, haciendo brillar, siempre más, la santidad, el amor de DIOS en sus vidas, para que así todos los que miraren para ustedes vean la verdad y acrediten, crean en el Señor.

Sean luces de amor, viviendo y obedeciendo los Mensajes de la Madre de DIOS todos los días, con fidelidad y procurando siempre más dilatar sus corazones para la Llama de Amor de Ella con fervientes oraciones, fervientes súplicas, por la lectura espiritual y por sobre todo por el ejercicio de la donación de ustedes, de la dedicación de ustedes a Ella, incluso cuando muchas veces ustedes resbalan en sus debilidades corporales que a veces limitan la acción de ustedes y la donación de ustedes a Ella.

Pidan entonces en la oración, la fuerza de la Llama de Amor y ella irrumpirá desde dentro del corazón de ustedes y les ayudará a donarse siempre más por la Madre de Dios, procurando siempre más hacer más, más por Ella y más por la Salvación de las almas.

Sean Luces de amor, cultivando en sus corazones un verdadero amor filial por DIOS y por la Madre de DIOS, expulsando de sus corazones todo amor interesado, expulsando de sus corazones también todo apego a las cosas mundanas para que verdaderamente en sus corazones, la Llama de Amor de la Madre de DIOS triunfe y haga maravillas.

Relean todos los Mensajes que el Cielo aquí ya les dio, no queden acumulando Mensajes sin leerlos con el corazón para procurar crecer en el verdadero amor. Los Mensajes sólo les hace crecer si fueren realmente releídos todos los días y si fueren asimilados por ustedes todos los días, entonces sí, ustedes crecerán en la santidad y en el perfecto amor que agrada a DIOS.

Ya les dije aquí, que el Amor es DIOS, muchas veces, Él es el amor, y lo que Él viene a procurar aquí en ustedes y de ustedes es el verdadero amor. Den este amor, y DIOS dará a ustedes todo el Amor de Él, con Sus Gracias y Su Salvación y la vida de ustedes verdaderamente será repleta de este Amor.

No tengan miedo de este Amor, no tengan miedo de entregarse todo a este Amor de DIOS, a este Amor de María, por que en este Amor tendrán todo y dejando todo, ganarán todo en el Amor.

A todos Yo bendigo con amor ahora: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ”

MENSAJE DE SAN GERARDO MAYELA
“Amados hermanos Míos, Yo, Gerardo, vengo nuevamente hoy del Cielo para decirles: Vivan en el Amor, viviendo una verdadera vida en DIOS y en la Madre de DIOS, para que ustedes sean Amor como Ellos son.

Vivan en el Amor, renunciando a las cosas mundanas, viviendo siempre más en la amistad y en la Gracia de DIOS.

Renuncien a toda vanidad, o esta vanidad matará en sus almas la modestia, la humildad, la belleza que deben procurar tener es la belleza espiritual del alma, pues no sirve de nada al hombre ser bello por fuera y feo por dentro, y DIOS quiere almas bellas, bellas como Él y Su Madre, para a través de esta belleza espiritual enseñar al mundo cual es la verdadera belleza.

Vivan en el Amor, viviendo siempre más, rezando el Santo Rosario con amor, huyendo de las cosas mundanas, procurando siempre más las cosas celestes, el contacto, el convivio con las cosas del Cielo que dan tanta Paz y Luz al corazón.

Imítenme en Mi amor a la oración, siempre después de Mi trabajo, Me refugiaba o en alguna Iglesia, o en alguna Capilla a la noche para allá solito hablar con DIOS y con Mi Divina Novia, la Virgen María. Ustedes también procuren el recogimiento, procuren la oración y allí sentirán cosas deliciosas, que en el trato con las criaturas y en las fiestas nunca ustedes conseguirían, una Paz, una felicidad tan grande, encontrarán el verdadero sentido de su vida, conocerán quiénes son ustedes, verán su alma como ella es, detestarán sus pecados, verán lo que necesitan cambiar en ustedes, entenderán la finalidad de la venida de ustedes a este mundo, y la existencia de ustedes, y entonces la vida de ustedes tendrá sentido.

Rezando el Santo Rosario todos los días en esa dulce intimidad con la Madre de DIOS, la vida de ustedes tendrá sentido, verán el camino de la santidad a seguir, encontrarán la fuerza necesaria para seguirlo y comprenderán verdaderamente aquello que el Señor y Su Madre dijeron, que es perdiendo todo y negándose a sí mismo, que ganarán todo y que quien ama al padre, a la madre, al hijo, el mundo más que al Señor, no es digno del Señor, no es digno de Su Amor. Yo viví esto, yo entendí eso y preferí este Amor, encima del amor de Mi madre, de mis hermanas, de mis familiares y del mundo y porque supe negarme a mí mismo a aquello que todos procuraban con tanta avidez*, Yo gané todo, gané la vida eterna. Es perdiendo esta vida mundana que se gana la vida eterna. Aprendan Conmigo esta lección, y vivan verdaderamente en la santidad y en el amor.

Digan a todos que vivan en el Amor que es DIOS. ¿Y cómo es que se vive en DIOS? Muriendo para sí mismo para vivir sólo para Él y en Él. Viviendo en la oración, huyendo de las cosas mundanas, cultivando en sus corazones un gran amor por todo lo que es santo y todo lo que es de DIOS y sobre todo viviendo en el Amor.

Ni siempre pueden vivir sin defectos, pero pueden vivir siempre en el Amor, viviendo en DIOS, buscando a DIOS, buscando a Su Madre, vivirán en el Amor, y el Amor vivirá en ustedes.

Hagan de su vida, hagan de su vida el lema, aquello que es el lema de Nuestro Amadísimo Marcos, y que de una cierta forma también fue Mi lema de vida: O VIVIR PARA MARÍA, O MORIR.

Felices y bienaventurados ustedes serán, serán todos aquellos que lo imitaren en este gran amor a Nuestra Reina Santísima y que también vivieren proclamando siempre con las obras, con las palabras y con las actitudes; que es preferible vivir para María o entonces morir. Vivan así, vivan para Ella y vivirán para DIOS, vivan para Ella que es la Madre del Amor, y vivirán para el Amor que es el Bendito Fruto del Vientre de Ella, Nuestro Señor Jesús.

A todos Yo pido que recen Mi Coronilla y la Coronilla de Mi amadísima Lucía**, todas las semanas pues a través de ellas, Nosotros concederemos muchas y grandiosas Gracias a todos ustedes.

A todos Yo bendigo con amor: de MURO LUCANO… de MATERDOMINI y de JACAREÍ.”

(Marcos): (¡Hasta pronto Mamá!)


* Avidez: Deseo fuerte e intenso de tener, hacer o conseguir algo.

** CORONILLA DE SAN GERARDO:

** CORONILLA DE SANTA LUCÍA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador