8 feb. 2017

Mensaje 4 feb 2017 - Jacarei: La Anti-iglesia dentro del Iglesia Catolica...

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, hoy, Yo invito a todos ustedes a dar gracias a Dios, porque la bondad de Él con ustedes es grande, fue muy grande, sobre todo, cuando escogió a ustedes para ser Míos, Mis Consagrados y para estar aquí en Mi Casa, en Mi Escuela de Santidad, aquí en Mi fortaleza invencible de amor.

Sí Mis hijos, este lugar es Mi fortaleza invencible de fe, de oración y de amor. A través del trabajo y de la persona de Mi hijito Marcos, a través de su “Sí”, levanté esta fortaleza invencible que el demonio en estos 26 años intentó de todos los modos destruir, pero no pudo.

Sí, gracias a Mi Amor Maternal, a Mi cuidado desvelado de Madre por esta Mi Obra de salvación, Mis Apariciones en Jacareí y gracias también a la obediencia de Mi hijo Marcos a Mí, a sus trabajos hechos con tanto amor por Mí, sus Rosarios Meditados, las horas santas de oración, Trecenas, Setenas, las películas de Mis Apariciones, pude levantar aquí una fortaleza que ni el infierno entero puede derribar.

Ustedes Mis hijos fueron escogidos por Mí para estar en esta fortaleza y de ella recibir toda la fuerza para perseverar hasta el fin y para escapar incólumes de todos los males de este tiempo de perdición y apostasía.

Esa fue la gran señal del Amor de Dios por todos ustedes. Sean gratos al Señor, dando a Él la respuesta que Él espera a tantos años, el “Sí” de ustedes. Aunque ustedes tengan defectos, Dios quiere el “Sí” de ustedes, quiere el corazón y de muchos Él quiere hasta el cuerpo, quiere la vida entera. Entonces Él podrá realizar Su Plan Paternal de Amor, salvando millones de almas a través del “Sí” de ustedes como hizo con el “Sí” de Mi hijito Marcos Tadeo.

Ahora que ha llegado la hora de la mayor prueba, cuando la anti-iglesia infiltrada dentro de la Iglesia Católica, quiere crear la confusión general, la pérdida de la fe, la apostasía y hacer con que muchos, inclusive hasta los Electos, pierdan la luz de la Santa Fe Católica.

Yo llamo a todos ustedes a ser los Grandes Apóstoles, los Guerreros de Amor de Mi Inmaculado Corazón, que van a contraponer la prédica de la falsa iglesia, de la contra-Iglesia Católica, la prédica de Mi Rosario, de Mis Mensajes, de la vida de los Santos y de la Verdad, a través de los cenáculos de oración que Yo pedí a ustedes para hacer por todas partes.

Es hora de Mis valientes hijos y guerreros empuñaren la espada de la fe, de la oración, del coraje, del amor y combatieren por Mi Hijo Jesús y por Mí. No tengan miedo de nada, porque Yo estaré siempre con ustedes. Y a través de ustedes, la luz de la verdadera fe triunfará y Mis Secretos de La Salette, de Fátima y también de aquí, finalmente serán realizados. El poder de Satanás será finalmente destruido y aniquilado, y Mi Corazón Inmaculado triunfará a través de esta Mi fortaleza invencible de fe, amor y oración, que es este Mi Santuario y Mi hijito Marcos.

Sí, a través de él, haré Mi Mística Luz resplandecer e iluminar el mundo entero en el fin de los tres días de tinieblas. Satanás será cegado, paralizado, arrojado y encadenado para siempre en las llamas infernales de donde nunca más saldrá y Mi Mística Luz renovará y purificará todas las cosas.

Cada Rosario Meditado que Mi hijito Marcos hace, cada obra que él hace para Mí, ya quebranta y mucho el poder de Satanás sobre las almas. A cada Rosario que Mi hijo Marcos hace para Mí, cada película, cada hora de oración, cada cenáculo, Satanás pierde más poder y así también sucede con el cenáculo hechos por Mi hijo predilectísimo Carlos Tadeo. Por eso, el demonio se enfurece y ataca a estos Mis dos hijos, a fin de desanimarlos y vengarse en ellos. Pero Mi Corazón Inmaculado vela por ellos, los cubre como en un escudo y ellos no pueden ser alcanzados por Mi enemigo, sin embargo ellos sean Mi talón y muchas veces sufran ataques de Mi enemigo, las calumnias y las injusticias que él mueve contra ellos. Mi Corazón triunfará por medio de ellos.

Y si cada uno de ustedes Mis hijos, hoy Me dieren su “Sí”, por medio de ustedes también triunfaré en sus familias, triunfaré en el Brasil, triunfaré en el mundo entero y daré a toda la humanidad la tan soñada paz.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Si ustedes hicieren eso, daré a ustedes aquello que Mi hijito Marcos Me ha pedido incesantemente en esta novena: un corazón de Santo, un corazón de Apóstol y transformaré a ustedes en los instrumentos poderosos por medio de los cuales, el Espíritu Santo bajará en el Segundo Pentecostés y Mi Corazón triunfará en la tierra entera.

Estos días son días especiales, días de grandes gracias. Recen, recen, recen, para que sus corazones se tornen un corazón de Santo, un corazón de Apóstol, un corazón totalmente Mío.

A todos bendigo con amor: de LA SALETTE… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SAN GERARDO

“Amados hermanos Míos, Yo, Gerardo, Me alegro una vez más por venir del Cielo con Nuestra Reina para bendecir a todos ustedes.

¡Oh! Cómo es grande el Amor de Ella por ustedes.

¡Oh! Con cuanto cariño Ella escogió a ustedes.

Con cuanto amor Ella señaló a ustedes en el vientre de sus madres y los escogió para ser de Ella. Yo estaba junto con Ella cuando Ella hacía eso y sobre muchos de ustedes Yo también arrojé Mi mirada de amor. También recé, supliqué al Señor y a Ella en aquel momento, que conservase a ustedes en Estado de Gracia, que protegiese a ustedes de caer en Pecado Mortal, que los libráse de todas las trampas del diablo y sobre todo, supliqué al Señor y a Ella que Me concediesen la gracia de ser el Protector de cada uno de ustedes. El Señor y Ella Me atendieron y Me dieron la misión de proteger, guardar y acompañar a todos ustedes que son los hijos queridos de Ella y los peregrinos de este Santuario.

Grande es el Amor de la Madre de Dios por ustedes. Por eso, Ella los llamó aquí, a pesar de los defectos de ustedes los escogió, los amó, soportó la lentitud de ustedes en la oración, en la conversión, en la penitencia, en el renunciar a las vanidades y cosas mundanas. Por amor a ustedes, Ella permaneció aquí durante todos estos años, repitiendo incansablemente los mismos Mensajes hasta que los corazones y los oídos duros de ustedes fuesen perforados y ustedes pudiesen acoger la Palabra de Ella, dejándola entrar en sus corazones.

Grande es el Amor de la Madre de Dios por ustedes, que aquí colmó a ustedes con tantas gracias, tantas señales, tantos Mensajes y consejos de amor. Den a Ella la satisfacción, el retorno de tantas gracias, dando a Ella el “Sí” de ustedes y finalmente creando en ustedes un corazón semejante al de Ella, viviendo en el espíritu de Ella, o sea, como Ella es: amando a Dios, sirviendo a Dios, despreciando las cosas mundanas, el pecado y Satanás. Así, Ella triunfará en ustedes todos los días y la vida de ustedes no será más vacía, pero tendrá sentido y ustedes entonces comprenderán con cuanta razón fue dicho: “Y el Nombre de la Virgen era María”, o sea, estrella del mar, Señora y Reina, vida, luna, sol, paz, esperanza, eternidad.

Entonces, ustedes verdaderamente vivirán ya el Cielo en la tierra y los corazones de ustedes se tornarán fuentes de luz que iluminarán toda la humanidad.

Continúen rezando Mi Coronilla siempre. Ya comencé hacer Mis Gracias aquí. Si ustedes fueren perseverantes rezando Mi Coronilla, en breve Yo verdaderamente colmaré a ustedes con tantas gracias, que ustedes exultarán de alegría y llegarán incluso a levitar como Yo, abrasado de amor en el Señor.

A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Marcos, el más obediente de los siervos de la Madre de Dios, Llama de Amor incesante de la Madre de Dios. Y también especialmente a ti hermano Carlos Tadeo, a quien amo mucho y a quien siempre favorezco con Mis Gracias. Siempre, siempre que tú, siempre que necesites de Mí, necesitas de Mí y precisa de Mí, estoy con Mi mirada continuamente fijada en tu corazón y en tus labios. Basta una palabra tuya que vendré más rápidamente que un rayo para ayudarte, para bendecirte y para darte siempre más la paz de la Reina María.

A todos bendigo con amor: de MURO LUCANO… de MATERDOMINI… y de JACAREÍ.”


*Coronilla de San Gerardo:




MENSAJE DE SANTA LUCÍA

“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, vengo hoy una vez más para decirles: “Den gracias a Dios porque Él es bueno, porque eterna es Su Misericordia.”

Den gracias a Dios, porque la Misericordia de Él para con ustedes fue grande, inmensa al escogerlos y traerlos aquí para ser formados por Su propia Madre Santísima, para ser los Grandes Santos de los últimos tiempos que Dios espera para la salvación de millones de almas.

Den gracias a Dios, porque la Misericordia de Él fue grande con ustedes. No los juzgó, no los condenó por los pecados de ustedes, sin embargo ustedes fuesen dignos de eso. Dio a ustedes nueva oportunidad, nueva gracia, para caminar en el sendero del Amor del Señor. Colmó a ustedes con tantas señales, con tantos consejos, que Él y Su Madre dieron a ustedes. Llenaron cada día de la vida de ustedes de bendiciones y de gracias. Enseñaron a ustedes oraciones poderosas que ninguna otra generación nunca tuvo, para que ustedes en estos tiempos malos de la apostasía, del predominio del pecado y de la perdición, ustedes pudiesen verdaderamente ser Santos y dar al mundo un ejemplo brillante de Santidad, de fe, de amor, de fidelidad a Dios.

Den gracias a Dios, porque grande fue la Misericordia de Él con ustedes, trayendo a ustedes aquí y sustentándolos durante todos estos años con amor, no a través de un Santo apenas, de un hombre de carne y hueso apenas, pero a través de Su propia Madre Santísima y de todo el Cielo que aquí se manifiesta.

Nadie puede decir que Dios fue parco*, que Dios fue económico en las gracias para con ustedes aquí. Porque aquí derramó y derramó en abundancia como nunca hizo antes, desde que el Verbo se hizo carne. Por eso, alegren sus corazones, exulten, den gracias a Dios, porque Él fue grandemente Misericordioso y Amoroso con ustedes. Y todo eso para decir a ustedes: “Yo les amo.”

Den al Señor sus corazones a través del Corazón de Nuestra Reina Santísima y Ella entregará sus corazones a Él y cuando Él vea sus corazones entregados por Ella, no los rechazará, pero los amará, dará Su Gracia a sus corazones, los embellesará, santificará y dará Su Santa Gracia. Por eso, ustedes que fueron los escogidos, den a Dios el retorno de tanto amor, de tantas gracias, viviendo una vida santa.

Estas Apariciones de Jacareí terminarán realizando todas las Profecías de la Madre de Dios de las Apariciones precedentes, sobre todo, aquellas que la Madre de Dios dio en La Salette y también a Madre Mariana de Jesús Torres. Sí, Nuestro amadísimo Marcos es aquél gran apóstol, aquél gran profeta profetizado por Ella, que vendría en el fin de los tiempos, en el Siglo XX, para tornarla conocida y amada, y para luchar contra la contra-iglesia, la falsa iglesia instalada dentro de la Iglesia para destruirla de su interior para fuera. Y a través de estas Apariciones aquí, la llama de la Verdadera Fe Católica brillará, permanecerá encendida en la humanidad y las tinieblas de Satanás no triunfarán.

A todos Yo bendigo ahora con amor y pido: “Continúen rezando el Rosario de la Madre de Dios todos los días y Mi Coronilla.”

Les bendigo: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREÍ.”


*Parco: “Persona que hace lo que se expresa sin excederse.”

*Coronilla de Santa Lucía:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador