26 jun. 2017

Mensaje 25 jun 2017 - Jacarei

36ª ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES EN MEDJUGORJE (BOSNIA 1981-2017)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, hoy, cuando conmemoran aquí los 36 años de Mis Apariciones en Medjugorje, Yo vengo una vez más para decir a ustedes: “Soy la Reina de la Paz.”

Soy la Madre de Dios que vino del Cielo para ofrecer la verdadera paz al mundo. No doy la Paz como el mundo la da, doy la Paz como Mi Hijo Jesús Me mandó darla. Paz que es el Rosario, que es la oración, que es la conversión, que es la penitencia, que es el Amor de Dios, que es la vida de unión con Dios. Ésta es la Paz que Yo vine del Cielo a ofrecer al mundo. Mientras el mundo no la acepta, nunca, nunca tendrá ni Paz, ni alegría, ni la verdadera felicidad.

Yo Soy la Reina de la Paz y vine a Medjugorje para llamar al mundo a la conversión, a la vuelta para Dios. Dios que es la fuente suprema de todo bien, de toda alegría y de la Paz, solamente en Dios el mundo y el ser humano encontrarán la verdadera Paz y es por eso que en Mis Apariciones siempre llamo a Mis hijos a la conversión, pues, mientras continuaren desobedeciendo a Dios, mientras continuaren transgrediendo los Mandamientos de Dios y destruyendo la perfección con la cual Dios creó todas las cosas, el mundo nunca tendrá Paz, el mundo nunca será feliz.

La fuente de la Paz y de la felicidad del hombre es Dios. Por eso, coloquen a Dios en primer lugar en sus vidas y no al ser humano y no a ustedes. Y entonces, ustedes encontrarán la verdadera Paz, la verdadera felicidad y la verdadera alegría y razón de vivir.

Cuántos no tienen la verdadera razón de vivir ni la verdadera alegría de vivir, porque invirtieron el orden de las cosas, colocando el ser humano, colocando a sí mismos en primer lugar y quitando a Dios del primer lugar. De esta forma, nunca nadie podrá ser feliz. Vuelvan a colocar a Dios en primer lugar y todas las cosas en sus vidas entrarán en armonía y entonces, ustedes encontrarán la verdadera felicidad y la verdadera alegría.

Yo Soy la Reina de la Paz y vine del Cielo en Medjugorje para revelar Mis Secretos de los tiempos finales. Allí en aquellos secretos, está el destino de toda la humanidad, allí están los acontecimientos decisivos que llevarán al mundo entero a la gran revira vuelta, que hará con que Dios finalmente triunfe y reine sobre todo y sobre todos.  

Sí, también aquí donde Yo realizo Mi gran plan de amor, continuando aquello mismo que comencé en Lourdes, La Salette, Quito, Fátima, Medjugorje, aquí también he dejado Mis secretos de los tiempos finales con Mi hijo Marcos, aquél que Mi Corazón escogió, prefirió y amó más que a todos y que tiene toda Mi confianza.

Sí, ustedes no saben lo que dicen esos Secretos, pero pueden estar seguros de alguna cosa, Dios rige el mundo desde que lo creó. Yo gobierno, rijo el mundo hace 2000 años desde que fui coronada Reina del Cielo y de la tierra. Yo estoy viva, Yo aún estoy aquí y en breve mostraré a todos aquellos que se burlan de Dios, que se burlan de Mí y que piensan que pueden hacer el mal, esparcir el pecado, cometer injusticias y persecuciones contra Mis electos y que quedarán impunes, mostraré a ellos que aún estoy aquí, que Mi Hijo aún está aquí y que en breve Nosotros actuaremos con poder para liberar a Nuestros escogidos de las manos de aquellos que los oprimen y persiguen.

Sí, todos los Obispos traidores, los Sacerdotes Judas traidores, los comunistas, todos los herejes, todos aquellos que persiguen a Mis hijos y que practican el mal, todos aquellos que esparcen el mal y el pecado en la tierra, en breve serán todos alcanzados por el Brazo de Mi Hijo. Cuando ese Brazo se levante, nadie podrá sostenerlo y ¡Ay! de aquellos que durante todos estos años ignoraron Nuestros continuos avisos y Nuestras continuas llamadas a la oración y a la penitencia.

Por eso Mis hijos, si ustedes no quieren, no quieren ser del número de esos infelices, conviértanse sin demora, conviértanse ya, para que verdaderamente ustedes puedan estar puros y santos cuando Mi Hijo venga a hacer las cuentas con todos los obradores de iniquidad.

Conviértanse, conviértanse sin demora todos ustedes que andan alejados de Dios y de la oración, coloquen a Dios en primer lugar y recen, para que así, ustedes puedan ser mirados con amor y misericordia por el Altísimo y puedan todavía tener la chance de la eterna salvación.

Yo Soy la Reina de la Paz y vine a Medjugorje y vine en Jacareí también para llamar a todos Mis hijos a la oración victoriosa del Santo Rosario. Sí, esa oración por el cual triunfé en Lepanto y triunfaré en todos los ‘Lepantos’ de la vida de ustedes hoy Mis hijos. No fue en vano que la fiesta de Mi Sacratísimo Rosario también fue llamado en el inicio de: ‘Fiesta de Nuestra Señora de la Victoria’, porque verdaderamente por medio de Mi Rosario, di a Mis hijos una esplendorosa victoria en la batalla de Lepanto.

Y hoy, en este ‘Gran Lepanto’ que está siendo trabada entre Yo y el dragón infernal, entre Mis soldados y los soldados de Satanás, una vez más Mi gran victoria será dada por Mi Sacratísimo Rosario y en cada ‘Lepanto’ de sus vidas, de sus familias, la victoria también siempre será de aquellos que con amor, fe y perseverancia, rezaren Mi Rosario todos los días.

Lleven en serio Mis Mensajes, obedezcan Mis Mensajes. Mediten todos los días por lo menos media hora leyendo la vida de un Santo o de sus meditaciones, para que entonces, el alma de ustedes quede siempre llena del verdadero Amor de Dios y de Mi Llama de Amor en estos tiempos de tiniebla y oscuridad, y que el alma de ustedes tenga siempre su lámpara llena de óleo y en ella encendida la llama, la luz de la fe.

Mediten Mis Mensajes. Den 20 películas de Medjugorje, éste que vieron hoy y que Mi hijito Marcos hizo para ustedes, la película ‘Voces del Cielo 13’ para 20 hijitos Míos. Es preciso que Mis hijos conozcan esos Mensajes de Medjugorje, conozcan la existencia de Mis Secretos, sepan que están en los tiempos finales y que en breve los castigos sucederán y aquellos que no se convirtieren, perecerán juntamente con todos los pecadores del mundo.

Vayan y den a Mis hijos esta película que muestra cuál es la obediencia verdadera que Mis hijos deben tener a Mí y que antes que obedecer a los malos pastores, ellos deben obedecer a Mí, para que así, no irriten aún más la Justa Ira del Padre Eterno, que en breve pondrá un basta a las mentiras de los malos Obispos, de los malos Sacerdotes pertenecientes a la Secta y que están destruyendo a la Iglesia por dentro y por fuera también y entonces, finalmente el mundo verá la verdad y Mi Corazón Inmaculado triunfará y Conmigo triunfarán todos aquellos que prefirieron la verdad incluso a cuestas de grandes persecuciones e injusticias.

Den esta película a Mis hijos y den también la Hora de los Ángeles número 12’, para que todos Mis hijos conozcan más a los Ángeles, amen más a los Santos Ángeles y así, recurran más a Ellos, oyéndolos, escuchando los Mensajes que Ellos dieron Conmigo aquí y sobre todo, recomendándose a Su poderosa protección todos los días, para que así, sean defendidos de las trampas de Satanás.

Quiero también que den ‘Mi Rosario Meditado 59’ para 8 personas, para que Mis hijos recen esos Rosarios, mediten Mis Mensajes grabados en ellos y así, siempre cada vez más puedan abrir sus corazones para Mi Llama de Amor en estos tiempos de gracia estruendosa como nunca hubo antes en la historia de la humanidad y que en breve finalizará, para que Mi Llama de Amor pueda verdaderamente transformarlos y prepararlos para el Gran Segundo Pentecostés que se aproxima.

En el pueblo medjugoriano Soy verdaderamente amada, obedecida y alabada. Imiten el ejemplo del pueblo medjugoriano, más oración, más ayuno, obediencia a Mí y por nada dejen la obediencia a Mis Mensajes.

Renuncien a la avaricia, a la pereza, al orgullo y a la soberbia, a la gula, la lujuria, a los comodismos, mueran para ustedes mismos y a su voluntad. Dediquen su vida a Dios, a Mí y a la salvación de las almas.

A todos Yo bendigo ahora con amor y especialmente a ti Marcos, Mi apóstol medjugoriano, Mi pequeño ángel medjugoriano, que con todo su corazón defendió la verdad de Mis Apariciones en Medjugorje e hizo con que Mi Aparición allá con sus poderosos frutos, señales, mensajes y ejemplo de aquellos Mis hijos, fuesen conocidos e imitados por tantas millones de almas en el mundo entero.
Yo te bendigo y te digo: “Por cada alma que se convierta y se salve por esas películas que tú hiciste de Mis Apariciones y Mensajes en Medjugorje, tantas serán también las coronas de gloria que te daré en el Cielo.”

Ve, ve en frente Mi caballero, Mi caballero medjugoriano, Mi caballero de la paz, caballero de Mi Corazón Inmaculado, con la espada de la verdad cual nuevo skanderberg, develando a Mis enemigos y colocándolos en los estrados de Mis pies. Ve anunciando siempre más la verdad, ve trabajando siempre por Mí, ve como un tren veloz pasando por encima de todo y todos y llevando Mi Palabra siempre más lejos, siempre más a Mis hijos, porque por medio de ti finalmente la verdad de todas Mis Apariciones y Mi Corazón Inmaculado finalmente triunfarán.

(Ahora María Santísima se dirije al Papá espiritual del vidente, el Sr. Carlos Tadeo)

Bendigo también a ti Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo. Sigue el ejemplo de tu hijo, amando, divulgando, defendiendo siempre más Medjugorje. Quiero que tú escojas 9 personas en tu cenáculo y dé para esas 9 personas también esa misma película de Medjugorje que Mi hijito Marcos hizo y mandará para ti. Quiero que el pueblo de Ibitira se torne verdaderamente un pueblo sabio, conocedor de Mis Mensajes en profundidad, quiero develar de una vez por todas la ignorancia de Mi pueblo, la ignorancia de Mis hijos por medio del trabajo de Mi hijo Marcos y tú lo ayudarás y con él también serás un día coronado como Mi caballero valeroso, sin temor y ardiente de amor.

Yo te bendigo hijo Mío. Yo quedé muy feliz con el cenáculo que tú hiciste en Mi honra ayer. Verdaderamente quedé conmovida y lágrimas de conmoción y alegría bajaron de Mis ojos. Gracias, porque en los cenáculos que tú haces, Mi alma descansa, Mi Corazón exulta de alegría y lloro de alegría como nunca lloré de dolor antes en toda Mi vida.

A todos Yo bendigo con amor: de MEDJUGORJE… de ZARO… y de JACAREÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario