2 jul. 2017

Mensaje 29 jun 2017 - EE.UU: Dios padre: Cuando venga mi Justicia los pecadores sufriran...

29 de Junio del 2017
Mensaje Público
 
De nuevo veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre.  Dice:  “Yo soy el Padre de todas las generaciones.  Por amor, estoy estableciendo ahora una relación con la humanidad en esta generación.  Yo no puedo exonerar al hombre por su indiferencia hacia lo que está bien y lo que está mal sin satisfacer Mi Justicia.  Con gran amor en Mi Corazón por cada pecador vengo ahora para ayudar a la humanidad a que se prepare para Mi Justicia.”
 
“Todos van a experimentar alguna forma de Mi Justicia.  Los buenos van a sufrir, pero tendrán el consuelo del Corazón de la Santísima Virgen, pues Ella tiende Su mano mediante la advocación ‘Refugio del Amor Santo’.  Quienes no viven en la rectitud, es decir, en la verdad de Mis mandamientos, serán los que más sufran, sobre todo cuando se les haga ver sus pecados.”
 
“Ahora vengo como un padre amoroso para apremiar a la humanidad a que se arrepienta.  Ayúdenme a llevar la verdad al corazón del mundo.  No se puede reinventar la verdad para adaptarla a estos tiempos.  Cuando llegue Mi Justicia, no podrá ser negociada.”
 
Lean Eclesiastés 3:16-17
Yo he visto algo más bajo el sol:  en lugar del derecho, la maldad y en lugar de la justicia, la iniquidad.  Entonces me dije a mí mismo:  Dios juzgará al justo y al malvado, porque allá hay un tiempo para cada cosa y para cada acción. 
 
2ª Timoteo 4:1-5
Yo te conjuro delante de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, y en nombre de su Manifestación y de su Reino:  proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, arguye, reprende, exhorta, con paciencia incansable y con afán de enseñar.  Porque llegará el tiempo en que los hombres no soportarán más la sana doctrina;  por el contrario, llevados por sus inclinaciones, se procurarán una multitud de maestros que les halaguen los oídos, y se apartarán de la verdad para escuchar cosas fantasiosas.  Tú, en cambio, vigila atentamente, soporta todas las pruebas, realiza tu tarea como predicador del Evangelio, cumple a la perfección tu ministerio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario