27 dic. 2013

24 de diciembre de 2013 - Mensaje Jacareí - Brasil

24 de Diciembre del 2013 - Mensaje de la Virgen María a su amado hijo Marcos Tadeu


VÍSPERA DE LA SANTA NAVIDAD
(Aparecieron la Madre de Dios y el Niño Jesús recién nacido)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Mis Amados Hijos, hoy es la noche santa. Hoy es el día del nacimiento, es la noche del nacimiento de Mi Divino Hijo Jesucristo.

En esta noche, en este día de Navidad, di al mundo al Salvador, el Redentor de toda la humanidad. Brillan las estrellas, cantan los Ángeles. Los pastores avisados por los Mensajeros Celestes parten para la gruta donde Yo me encontraba con Mi Esposo José y Mi Divino Hijo Jesucristo, para allí adoraren por primera vez al Salvador y Redentor de todos los hombres.

Los reyes magos en el oriente ven “la estrella” que los guía seguramente hasta Mi Hijo Jesús, aquel que es el Rey de Reyes, y el Señor de todos los Señores. Como Madre del Verbo Encarnado, en esta noche doy al mundo aquel que es la “Palabra Viva del Padre”, aquel que es la propia Palabra, aquel que es la Verdad y la Salvación de todo hombre.

Él vino para los suyos, pero los suyos no lo conocieron. Ni los habitantes de Belén, ni cualquier otro ser mortal conoció el momento de Su llegada, el momento de Su nacimiento. Los corazones estaban tan llenos de ceguera, de incredulidad, de dureza de corazón y falta de Fe en la Palabra del Señor, que ellos no pudieron conocer el momento de la venida del Salvador al mundo. Solamente a los corazones puros, solamente a los corazones llenos de Fe es que fue dada la Gracia de conocer el momento en que el Salvador del mundo nació.

En esta noche santa, cuantos también no conocen la venida, la visita de Mi Hijo Jesús, que continua buscando los corazones de los hombres, para en ellos entrar, nacer y con ellos vivir para siempre. Cuantos son los ciegos en sus pecados, continúan con sus corazones cerrados y como los habitantes de Belén, no quieren acogerme juntamente con Él en sus corazones y en sus familias.

Por eso Nuestros Corazones son traspasados de nuevo por la misma espada del desprecio, por la misma espada de la frialdad y de la indiferencia de los corazones de los hombres. Por eso, aún hoy, continuamos buscando los corazones puros, de los inocentes, de los rectos de corazón, de aquellos que verdaderamente aman y creen en Dios. Para en ellos Nosotros venir con Nuestro Amor, para en ellos entrar, en ellos vivir y permanecer para siempre. Y así, como en la primera Navidad de Mi Hijo Jesús, también en la segunda Navidad seré Yo que lo traeré para que nazca, para que Reine en todos los corazones de la humanidad y Su Reino entonces, no tendrá más fin.

Soy la Madre del Segundo Adviento y así como en el primer Adviento preparé la venida de Jesús con continuas oraciones, súplicas y rezos a favor de ustedes. Así como Yo preparé la venida de Mi Hijo Jesús con amor y desvelo. Así también ahora, preparo Su Segunda Venida buscando en los corazones una morada para Él, purificando los corazones, perfumando estos corazones, santificando estos corazones. Para que cuando Él venga, cuando Él vuelva, encuentre corazones dignos de Él, moradas santas donde Él pueda finalmente entrar, reinar y ser el Señor absoluto de los corazones.

Tal como en Su Primera Venida, en la Segunda también sucederá que: muchos no estarán preparados para recibirle. Él llegará y encontrará a muchos en la ceguera espiritual, los encontrará demasiado ocupados consigo mismos, con sus quehaceres e intereses, en vez de preocuparse con el Cielo, con sus almas, preocuparse en ser Santos. Y es por eso que cuando Mi Hijo vuelva va a encontrarles atascados en el lodo de los pecados. Y en verdad les digo: “El fuego del cielo caerá sobre ellos y ellos tendrán un castigo mucho peor que de Sodoma y Gomorra.”

Les digo Mis Queridos Hijos: “Preparen sus corazones para la venida de Mi Hijo Jesús, que ahora está más próxima que nunca. Yo estoy avisándoles ya hace mucho tiempo en todas Mis Apariciones, que se preparen, que se conviertan en Santos para recibir a Mi Hijo Jesús.” Infelizmente, no llevan en serio Mis Avisos y es por eso que en el tocante a la Santidad, ustedes aún están muy lejos de aquello que es necesario para que Mi Hijo Jesús les apruebe cuando Él venga y les de la Corona de la Vida Eterna.

Por eso, no pierdan más tiempo, trabajen por su conversión, prepárense para la venida de Mi Hijo, porque esta preparación va a requerir de ustedes renuncia de muchos pecados, purificación y perfección de Virtudes, lo que no se consigue en poco tiempo. Por eso les digo: “Lleven en serio Mis Avisos, trabajen en la salvación de sus almas que es el negocio más importante para ustedes en esta vida mortal.” Para que cuando Mi Hijo venga les encuentre como Sus dignos pesebres, donde Él podrá reclinarse y en ustedes descansar y reinar para siempre.

 A todos en este momento bendigo generosamente, con Mi Divino Hijo Jesucristo y digo: “Gracias por todo lo que hicieron por Mi Divino Hijo Jesús, por Mí, por Mi Hijito Marcos y por este Santuario a lo largo de este año.”Especialmente en los últimos meses, ayudando Mis Mensajes y Apariciones llegaren a los longincuos rincones del mundo. Porque en verdad les digo: “A través de esto, de la transmisión de Mis Apariciones, Mi Divino Hijo Jesús nació en muchos corazones y hoy, verdaderamente es Navidad en muchas almas que Yo estoy formando y educando en la santidad por medio de Mis Mensajes diarios.”

A todos ustedes que Me ayudaron hacer a Mi Hijo nacer en los corazones este año, les bendigo generosamente: de NAZARET…., de BELÉN….y de JACAREÍ.”


(Marcos): “Hasta pronto Querida Madre del Cielo. Hasta mañana…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario