27 dic. 2013

26 de diciembre 2013 - Mensaje Jacareí - Brasil

26 de Diciembre del 2013 - Mensaje de Santa Bernadette Soubirous al Vidente Marcos Tadeu


(Marcos): “! Qué alegría de verla nuevamente Amada Santa Bernadette! Sí, sí…”

(Santa Bernadette fue la Vidente de María Santísima en Lourdes (Francia) en el año 1858)


MENSAJE DE SANTA BERNADETTE SOUBIROUS 


(Cuerpo Incorrupto de Santa Bernadette Soubirous (izquierda) en el Convento de Nevers (Francia)) 

“Amados Hermanos Míos, Yo, Bernadette Soubirous, Bernadette de Lourdes, me alegro por estar nuevamente aquí con ustedes, en este lugar bendito de las Apariciones, que es Mi Segundo Cielo, para Nosotros los Santos. Donde Nosotros estamos derramando continuamente Gracias para todos ustedes y donde Nosotros exaltamos de amor y alegría por poder estar con ustedes, recogiendo sus oraciones, presentando a los Sagrados Corazones y derramando sobre ustedes tantas Gracias, tantas bendiciones que Ellos dan para Nosotros para esparcir sobre ustedes.  

Amados Hermanos Míos, abran sus corazones al Niño Jesús, prepárense para Su Segunda Navidad que será pronto en la Gloria.

Prepárense todos los días para la vuelta del Señor, que vendrá a ustedes con gran poder y majestad, para juzgar a los vivos y los muertos, para dar a los Buenos el premio eterno y para dar a los Malos y Pecadores el castigo eterno.

Prepárense todos los días con mucha oración, meditación, cumplimiento de la Voluntad de Dios y sobre todo, renunciando siempre más a todo pecado, de modo que el alma de ustedes sea más blanca de que la nieve, cuando Jesús vuelva a ustedes en la Gloria.

Prepárense para la Segunda Navidad de Jesús que será en breve en la Gloria, sobre las nubes del Cielo con todos Sus Ángeles cantando para Él. En aquel momento los Cielos y la tierra serán abalados, la sangre de los mártires desde el primero hasta el último harán con que la luna no de más su brillo y sí, un color rojizo. El Cielo entero será golpeado de rojo sangre y los hombres serán tomados de pavor. Entonces, será hecha la Justicia a todos aquellos que fueron perseguidos por causa de Jesús y de Su Reino, los Santos Ángeles con Sus espadas de fuego en un solo momento darán muerte instantánea a todos los enemigos de Cristo, a todos los perseguidores de la Fe Católica, así como aquel Ángel dio muerte instantánea a Herodes.

Ustedes verán entonces realizarse la Suprema Justicia de Dios y los Buenos serán elevados en los aires para ser Coronados por los Santos y los Ángeles del Paraíso. Por haber sido fieles a Jesús, a Su Madre, a la Santa Fe Católica, a la Verdad hasta el último momento, incluso a cuestas de durísimos sufrimientos.

Prepárense para la Segunda Navidad del Señor, que está cada día más próximo de ustedes, en aquel terrible día, terrible para los pecadores, pero divino, sublime para los Justos. La tierra será sacudida por terremotos más fuertes de que cincuenta temblores juntos. El mar saldrá de su lugar y tragará en un solo momento muchas tierras. Entonces los truenos y los relámpagos junto con el fuego que caerá del cielo terminarán de purgar la tierra de todos los pecados y obras pecaminosas de los hombres. Entonces reinará para ustedes el nuevo día de Gracia, el nuevo día de Felicidad que los Sagrados Corazones preparan para ustedes todos los días con Amor y ustedes conocerán un tiempo de Felicidad y de Santidad que nunca experimentaron antes. Dios secará todas las lágrimas de sus ojos, los hombres solo conocerán Alegría y Felicidad sin fin.

Yo Bernadette, estoy con ustedes todos los días, en sus oraciones, en sus sufrimientos, en sus dificultades. Y sobre todo, estoy con ustedes para conducirles por la ruta de la Oración, de la Penitencia, de la Pureza, de la Inocencia, de la conformidad con la Santa Voluntad de Dios, del perfecto cumplimiento de la Voluntad del Señor y sobre todo, por la ruta del Verdadero Amor a Él que Yo misma ya caminé antes de ustedes.

Estoy a su lado para ayudarles a comprender lo que es la Santidad de la Madre de Dios, lo que es Su Pureza. De modo que ustedes también se conviertan Inmaculados como la Inmaculada Concepción que Me apareció en la Gruta de Massabielle.

Continúen rezando todas las Oraciones que el Cielo les dio aquí. Continúen rezando Mi Rosario, Mi Coronilla siempre que puedan, porque por medio de ello les concederé muchas Gracias.

A todos los que divulgan el Mensaje de la Madre de Dios que Me dio en Lourdes, a todos los que divulgan también Mi Devoción a través de Mi Rosario compuesto por Mi Querido Marcos, bendigo ahora. Y también especialmente a ti Marcos, el más ardiente de Mis Devotos y Querido de Mis Queridos y Querido de Mis Amigos.

A todos bendigo: de LOURDES…., de NEVERS….y de JACAREÍ.”



(Marcos): “Sí, haré Querida Santa Bernadette, daré apuro en eso. Hasta pronto. Vuelva enseguida, ¿sí?....”

No hay comentarios:

Publicar un comentario