19 dic. 2013

Jacareí, Brasil: 11 de Diciembre del 2013


(Marcos): “Sí Señora, ya hice, sí. Haré, sí, sí, sí. Sí, comprendo. Haré todo lo que pueda. Es cierto, muchos? Sí, rezaré, sí ayudaré. No permitiré, ayudaré con mis oraciones, sí…”

Mensaje de María Santísima


San Juan Diego Cuauhtlatoatzin-Primer Vidente de María Santísima en América-1531

“Amados Hijos Míos, hoy ya están conmemorando el aniversario de Mis Apariciones a Mi Hijito Juan Diego en México, donde Me presenté como “Santa María de Guadalupe”. Lo que le dije a él les repito nuevamente: “¿No estoy Yo aquí que Soy tu Madre?”

Yo estoy con ustedes y por eso no deben temer nada. Si Yo estoy con ustedes ningún mal podrá contra ustedes. Si Yo estoy al lado de ustedes, si Yo les guío, si les soy favorable no se perderán en medio del camino, no errarán la ruta para el Cielo y allí llegarán ciertamente. Porque todos aquellos que son favorecidos por Mí, invariablemente siempre se salvan, porque si la Madre del Altísimo es a favor de alguien, ¿quién será contra ese alguien?

Yo Soy la Madre de ustedes, les amo y es por eso que les traje aquí en Mis Apariciones de Jacareí, porque les soy favorable, porque “Yo Soy” por ustedes, “Yo Soy” con ustedes.

Mi Amor está con ustedes. Mi Amor y Mi Corazón decidirán por la salvación de ustedes y mientras Yo no consiga esa salvación de ustedes, no desistiré, no pararé de luchar por ustedes, nunca!

¿No estoy Yo aquí que Soy tu Madre? Si Soy la Madre de ustedes, entonces, ¿Cómo pueden temer al mal? ¿Cómo pueden temer hasta incluso todo el infierno conjurado contra ustedes? No, no pueden temer nada. Un único temor debe ser “el de cometer el pecado”, porque éste si Me puede separar de ustedes. De lo contrario, nada, nada podrá separarme de ustedes, ni de ustedes a Mí. Porque Mi Corazón y Mi Amor les quieren, les atrae para Dios, Mi Corazón, Mi Amor corren a la búsqueda de ustedes.

Mi Llama de Amor viene incesantemente a la búsqueda de ustedes y desea cada vez más salvarlos. Incluso ustedes Mis Hijitos que aún están caídos en el pecado. Incluso para ustedes, Mi Llama de Amor viene incesantemente del Cielo a la búsqueda de ustedes. Les busco en sus caminos de donde están caídos, para levantarles, para curarles, para darles una nueva vida de conversión.

Vengan por lo tanto a Mí, que Soy la Madre de ustedes y Yo verdaderamente les transformaré en obras bellísimas, grandiosas y esplendorosas de la Santísima Trinidad. ¿No estoy Yo aquí que Soy la Madre de ustedes? Por eso, vengan a Mí, Yo que estoy aquí en estas Apariciones de Jacareí incesantemente hace 22 años esperándoles para amarles, para perdonarles, para purificarles, para embellecerles con Mi propia Gracia y para darles la propia bienaventuranza del Cielo.

Denme su “Sí” como Mi Hijito Juan Diego me dio. Y entonces, verdaderamente en sus vidas  Yo haré inmensas maravillas como hice en la de él. Vengan a Mí, denme sus corazones, denme su “Sí” y Yo realizaré en ustedes verdaderamente el triunfo de Mi Corazón Inmaculado.

Que nadie se sienta abandonado por Mí. Que nadie se sienta rechazado por Mí, porque para todos Soy Madre de Misericordia, Madre de Gracia y Madre de Paz.

Continúen haciendo todas las Oraciones que Yo les di aquí. Yo les bendigo ahora: de GUADALUPE en la Ciudad de México…., de LOURDES….y de JACAREÍ.

La Paz Mis Hijos tan amados por Mí. La Paz Marcos, el más obediente y esforzado de Mis Hijos.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario