1 abr. 2014

Mensaje 30 marzo de 2014 - Jacareí

María Santísima:

Amados hijos mios, nuevamente vengo a llamaros a la oración, a la penitencia a la conversion. Estas apariciones aquí en Jacareí son las últimas para la humanidad y el último llamado, la última oportunidad que Dios da al mundo entero.


Aprovechad este tiempo para convertiros sinceramente y volver a Dios por el camino de la oración, de la renuncia al pecado y las seducciones del mundo.

Caminad por esta estera luminosa que os muestro aquí en con mis mensajes para que seais grandes santos, para que podáis realizar perfectamente la voluntad del Dios.

Caminad por esta senda luminosa que os muestro con mis mensajes, en esta estera de oracion, oracion que os llevará a vivir cada vez más con Dios, en Dios y por Dios, oración de corazón que os eleva y os une al Señor.

Por la estera, por la senda del sacrificio, que os llevará a hacer y a sufrir todo por Dios con amor, todo por la salvacion de las almas, con amor.

Seguidme por esta estela, por la senda de la penitencia que os llevará a sentir verdaderamente dolor de vuestros pecados y a procurar de todos modos repararlos y no volverlos a cometerlos jamás. Entonces, seguiréis el camino de la salvación que os conducirá al Cielo junto a Dios.

El tiempo se acaba, no perdáis el tiempo en las cosas efímeras, en las cosas vanales, ocupaos en el negocio de vuestra salvación, porque es el negocio más importante de vuestra vida.

Las personas del mundo, cuando pierden dinero, cuando pierden algún bien, una casa, un coche, se impacientan y emprenden todos los esfuerzos para recuperar sus bienes perdidos. Solamente de su propia alma es que los hombres no se preocupan así. Solamente con su alma los hombre no muestran esta misma solucitud para salvarla.

Por eso vengo a deciros, ocupaos del negocio de vuestra salvación, colocarlo en primer lugar en vuestras vidas, para que verdaderamente vuestra existencia sea victoriosa. Dejad lo que no vale la pena, porque de nada os valdrá ser ricos, famosos, queridos o amados por otros si vais a perder vuestra alma y esta acabare en el fuego del infierno.

Por eso, trabajad por la salvación de vuestras almas en primer lugar para que vuestra vida sea valiosa y su valor perdure para toda la eternidad en el cielo y en la tierra, llevando con vosotros otras almas por el mismo camino, de la conversión, santificación, por el camino perfecto del amor de Dios.

Porque os amo mucho, estoy con vosotros en todos los sufrimientos y dificultades. Continuad rezando todas las oraciones que yo os dí aquí, porque por medio de ellas os conduciré por el camino que os llevará hasta Dios.

No olviéis nunca que yo soy vuestra Madre, pero un día sere vuestra jueza. Por eso, convertiros sin demora y volver a Dios.

Venid a mi, que puedo daros todas las gracias para vuestra salvación, gracias que no niego a nadie que me las pida. Todo lo que pidáis a través de mi corazon Inmaculado lo presentaré al Corazón Sagrado de mi Hijo, por los méritos de mis lagrimas,  de mis dolores y por medio del santo rosario, todo os será dado.

Bendigo a todos en Caravaggio, de Savona, y Jacareí. 
La paz mis hijos, la paz Marcos, el más esforzado y obediente de mis siervos

No hay comentarios:

Publicar un comentario