16 jun. 2014

Mensaje 15 junio 2014 - Jacareí - Brasil

15 de Junio del 2014
Mensaje de la Virgen María a Marcos Tadeu


“Amados Hijos Míos, hoy nuevamente les bendigo y les digo: “Paz, Paz a sus corazones, Paz a sus almas, que nada perturbe su Paz, recen mucho, pues, solamente con la Oración podrán tener la Paz en ustedes y podrán transmitir esta Paz a todos los hombres, al mundo entero.”

Solamente con la Paz el hombre puede hacer con que la Palabra de Dios caia en los corazones de los otros y produzca fruto. Por lo tanto, vayan llevando la Paz del Señor a todos los corazones, pacifiquen la tierra, pacifiquen a los hombres y ellas aceptarán la Palabra de Dios que ustedes anuncian y predican y entonces, todo hombre buscará el Dios de la Verdad, del Amor y de la Paz que Mi Antonio de Lisboa y tantos Santos predicaron y anunciaron al mundo.

Recen el Santo Rosario todos los días, récenlo como los Santos lo rezaron, con el corazón lleno de amor, inflamados de amor con el corazón sediento de Dios, de Su Gracia y de la Verdad, renunciando al pecado y abriéndose a una gran capacidad de amar al Señor con todas sus fuerzas. Yo prometo que: que aquel que rezare el Santo Rosario todos los días, no perecerá en el pecado mortal pero antes, todo haré para que esa alma se reconcilie con Dios, recupere la Gracia perdida y deje este mundo en Estado de Gracia Santificante, yendo a recibir la Corona de la Gloria Eterna en el Cielo.

En todos los problemas, aflicciones y tribulaciones, recen el Santo Rosario y verán los Milagros de Dios sucedieren en sus vidas. Nada es imposible de resolver para la Oración de Mi Santo Rosario, por eso, recen muchos Santos Rosarios todos los días y verán como actuaré poderosamente en sus vidas, realizando grandes Gracias del Señor. ¡Conviértanse sin pérdida de tiempo! El tiempo se acaba, ya no hay más tiempo a perder con cosas vanales, pasajeras e ilusorias de este mundo. Vuelvan sus corazones para la verdadera razón de su creación y de su nacimiento: “AMAR A DIOS DE TODO SU CORAZÓN, SERVIRLO Y SALVAR SU POBRE ALMA”

Todo más ahora debe quedar en segundo lugar, porque nada es más importante de que el negocio de la Eterna Salvación de sus almas. Hagan una gran purificación y limpieza en sus vidas, renuncien a todo lo que les aleja de Dios, les lleva al pecado o provoca en ustedes el deseo de pecado, porque tengan por cierto una cosa Mis hijos, así que como quedar cerca de lo que les aproxima de Dios aumenta el deseo de Dios en sus almas, quedar cerca de aquello que provoca el deseo de pecado en ustedes, solo fomentará el aumento de este mal deseo. Por eso, aléjense de todo lo que les lleva al pecado, de todo lo que les lleva a separarse de Dios, el Bien Infinito de ustedes y que les hace perder su salvación eterna, lanzándoles un día en el fuego del infierno.

No caigan en el truco del demonio, que primero les ofrece los placeres del mundo y de la carne, prometiéndoles una felicidad, un placer y una vida gloriosa, pero después, él los introducirá en las llamas eternas del infierno donde les atormentará por toda la eternidad. No caigan en el engaño diabólico de Satanás, repelen toda la tentación de él, rezando mucho, huyendo de todo lo que les lleva al pecado o que provoca el deseo de él en ustedes, para que ustedes puedan vivir una vida pura y agradable a Dios.

Yo Aparecí en muchos lugares de la tierra, pero ellos están desiertos, y los hombres no quieren saber de nada. Tienen tiempo para “Fornicar”. Tienen tiempo para “Pecar”. Tienen tiempo para “Divertirse”. Solo no tienen tiempo para venir a buscar Mis Gracias aquí donde Yo aparezco y donde Yo doy Mi Amor a toda criatura que se aproxime de Mí con el corazón abierto, sincero y sediento de Mi Amor y de Mi Paz.

Por eso mismo que Dios permite que la vida de ellos sea “Amarga”, en los pecados que tanto buscan, no encuentran la satisfacción ni la Paz del corazón. Sus conciencias son corroídas noche y día por el germen de la culpa y en todo lo que buscan, después de un breve y pasajero placer, luego ya sienten el sabor amargo de la insatisfacción, de la inquietud, de la soledad del alma y de la amargura, porque todo el tiempo huyen del Único que les puede dar la Paz, que es Dios por medio de Mí.

Mientras el mundo no se vuelva hacia Mí, buscando en Mí que Soy la Reina y la Mensajera de la Paz, su Paz, nunca tendrá Paz. Por eso, renuncien al pecado porque mientras el pecado estuviera en ustedes, Mi Paz no podrá entrar en ustedes. Renuncien al pecado, vengan a buscar la Paz en Mí y Yo las daré, y después que las diera, les llenaré tanto de esa Paz, que ella rebosará para los hombres del mundo entero.

Continúen rezando Mi Hora de la Paz todos los días, el Rosario Meditado, la Trecena, la Setena todos los meses y todas las Oraciones que aquí les di y les prometo hijitos: “protegerles en el día del Castigo, en el día del Aviso” En aquellos días terribles, cuando nadie conseguirá escapar del Brazo Vengador de Dios y cuando cada uno habrá de rendir cuentas por todos los pecados que hizo y por el bien que no hizo. En aquel día, cuando todos sus pecados les fuera cobrados uno por uno, Yo prometo: “que aquellos que hubieran rezado Mis Oraciones y vivido una vida pura, habrán de recibir de Mí un gran premio, un gran galardón, una gran luz les será dada, la visión de algo maravilloso les será mostrado….debido a la fidelidad y de su esfuerzo en ser buenos y en ser Mis Verdaderos Hijos” y les prometo Mis Hijos: “que verdaderamente en aquel momento, ustedes Me agradecerán y Me bendecirán por la hora en que les di estas Oraciones Benditas que aquí tienen, Mis Mensajes y por haberse verdaderamente consagrado a Mi Corazón Inmaculado, tornándoles Mis Hijos, Mis Apóstoles de los últimos tiempos y Mis Siervos.

Yo deseo que Mis Mensajes dadas en este lugar como Reina y Mensajera de la Paz, bien como las que di en todos los lugares del mundo, sean conocidas de todos Mis hijos lo más rápido posible, por eso, trabajen, anden, hablen, recen, hagan los grupos de oraciones que les di, los cenáculos familiares de casa en casa, llevando Mi Palabra, Mis Oraciones, Mi Amor y Mi Paz. Cuantos hijos Míos padecen solitos, en vano, porque no Me conocen. Lleven a ellos Mi Amor, Mi Paz, porque Yo quiero consolar a todos los afligidos, todos los que sufren, todos los que padecen soledad, todos aquellos que gimen debajo de la cruz. Quiero dar Mi Amor a todos Mis hijos y eso quiero hacer en la palabra, cuerpo y ejemplo de santidad de ustedes, en su ejemplo de vida, por eso, lleven a todos Mi Amor, Mi Gracia, Mi Paz y verán el milagro del gran triunfo de Mi Corazón Inmaculado comenzar a suceder en este mundo.

Yo les amo a todos y no quiero que sufran en el futuro, por eso les digo hijitos:! Conviértanse sin pérdida de tiempo! ¡Cambien de vida! Y vengan a Mi Corazón Inmaculado que es el refugio seguro que Yo preparé para ustedes. A todos aquellos que se aproximaren de Mí aquí con confianza, que se aproximaren de Mi Venerable Imagen nueva que está aquí, donde Yo les miro con tanto amor, con tanta bondad, con tanta misericordia y por medio del cual les deseo comunicar Mis Gracias de Paz y de Amor. A todos esos les prometo dar abundancia y copiosas bendiciones del Espíritu Santo, luces de lo alto y Gracias de Nuestro Divino Padre que mudarán la vida de cuantos Me Honraren con amor en Mi Venerable Imagen, de la Medianera de todas las Gracias que está aquí. Para todos a través de esta Imagen daré Amor, daré Mi Paz y daré Mi Corazón Inmaculado como refugio y seguridad, garantía certera de consolación, Paz, Misericordia y Redención.

A todos bendigo con gran amor: de FÁTIMA…de MEDJUGORJE…y de JACAREÍ

La Paz Mis Hijos Amados. La Paz a ustedes Mis Pequeños Esclavos de Amor que tanto amo, Mis Hijos Electos y Bienamados. La Paz a ti Marcos, Predilecto de los Predilectos Hijos Míos, a ti que eres Mi Apóstol, Apóstol de los Santos y el más esforzado de todos Mi Hijos. Hasta pronto.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario