23 jun. 2014

Mensaje 19 junio de 2014 - Jacareí - Brasil

Mensaje de la Santísima Virgen María
Festividad del Corpus Christi



"Mis amados hijos, hoy, Día del Cuerpo de Mi Hijo Jesucristo, del Cuerpo del Señor. Yo vengo nuevamente del Cielo para decirles: Amen y desagravien a Mi Hijo Jesús en el Santísimo Sacramento, que está tan despreciado, ofendido y olvidado por los hombres ingratos.

Ámenlo y repárenlo con el amor y adoración de ustedes, de forma que ustedes se tornen verdaderamente los Serafines de amor de Jesús Eucarístico.

Sean los Serafines de Amor de Jesús Eucarístico, dando a Jesús toda su vida, su amor, su existencia y todo su ser. Para que la vida de ustedes se torne una perenne adoración y una continua e incesante alabanza a Jesús para que Él entonces, sea consolado en ustedes y por ustedes. Y las heridas abiertas por los pecados de los hombres, por los desprecios y por las blasfemias de los hombres sean cerradas en Él. Y Él con ustedes pueda alegrarse y de nuevo exaltar de amor y alegría por ver que todavía es amado por las pequeñitas criaturas a Él traídas por Su Madre del Cielo que forma a Sus pequeñitos hijos, Sus soldados de amor por Jesús Eucarístico todos los días en la Oración, en la Penitencia, en el celo, en el verdadero espíritu de amor y desagravio a Jesús en el Santísimo Sacramento.

Sean los Serafines de Amor de Jesús Eucarístico, cesando de pecar, renunciando al pecado, dando a Jesús su amor y su deseo sinceros de ser Santos, de ser Sus Verdaderos Apóstoles, Discípulos, Verdaderos Hijos de Dios y Mis Hijos. Para que entonces, Jesús mire para ustedes y les reconozca como Sus Verdaderos Hermanos e Hijos Míos y derrame sobre ustedes la Unción Espiritual de Su Divino Corazón y llenándoles de Su Gracia siempre más hasta rebosar esta Gracia sobre el mundo entero.

Sean los Serafines de Amor de Jesús Eucarístico, dando a Jesús su “SÍ”, su existencia como el Don más agradable que Él desea y espera de ustedes. Aunque dieran el mundo entero a Jesús, sin dar su “SÍ”, su corazón, su oferta de no agradaría completamente. Si ustedes mantuvieran su corazón dividido entre Jesús y el pecado, entre Jesús y el mundo, entre Jesús y la voluntad de ustedes. Aunque dieran a Él todo el oro y la plata del mundo, Él no quedaría contento, porque lo que Él más quiere de ustedes es el amor de ustedes, es su ser, su “SÍ”, su corazón, porque es el corazón de ustedes que Él quiere morar y vivir juntamente con ustedes.

En estos tiempos malos de gran apostasía y del pecado generalizado en que tanto sacrilegio se cometen todos los días en que la Pasión de Mi Hijo Jesús es renovada minuto a minuto por los pecados que los hombres no paran de hacer y ni quieren parar de hacer.

Y les invito a que sean Serafines de Amor de Jesús Eucarístico, desagraviando en todo momento con actos de amor, de esperanza, de fe, de adoración, de entrega, de consagración de todos ustedes a Él. Entonces, por las blasfemias con que Él es ofendido, ustedes los consolarán con actos de gratitud, de gracias y alabanzas. Por los pecados con que Él es de nuevo crucificado, ustedes lo bajarán de la Cruz con los actos de amor, de obediencia, de fe más puros de sus almas, por los insultos y ultrajes con que Él es tantas veces lastimado, ustedes lo consolarán honrando, bendiciendo, exaltando y propagando la Verdadera Adoración a Él por todos los lados.

Y por los actos de injurias, de olvido y desprecio de los hombres, ustedes consolarán manteniendo con Él una unión y una amistad siempre más fuerte y profunda, en el Sagrario de Mi Corazón Inmaculado.

Hoy, en el día del Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Mi Hijo Jesucristo les digo: En ustedes que Me aman, que obedecen Mis Mensajes, que luchan contra el pecado, que renuncian al pecado y caminan Conmigo por el camino de la Gracia, de la Oración y de Amor a Dios, Jesús Eucarístico es consolado y en ustedes Él ya tiene Sus Serafines más inflamados de Amor.

Continúen rezando y propagando el Rosario de la Eucaristía (que dió aquí), sin cesar a todo el mundo para que coloquemos una gran barrera a la ola de sacrilegios, ultrajes, profanaciones y ofensas hechas a Jesús Eucarístico, al Sagrado Corazón de Mi Hijo, a Mi Corazón Eucarístico de Madre.

Continúen haciendo todas las Oraciones que aquí les enseñé.

Yo les bendigo: de CARAVAGGIO… de GARABANDAL… y de JACAREÍ.

Yo les amo mucho. Yo les amo a todos y a todos los estrecho a Mi Corazón de Madre, ahora."

No hay comentarios:

Publicar un comentario