23 sept. 2014

Mensaje 20-21 septiembre 2014 - EE.UU - No se dejen engañar por las oponiones populares de hoy dia

20 de Septiembre del 2014
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Solemnemente les digo que Yo vi estos tiempos desde la Cruz;  estos tiempos en los que la Tradición de la Fe sería cuestionada y vista como ‘fuera de tono’ con la actual manera de pensar.  Yo recé para que estos tiempos no devoraran a las almas cuyo lugar está en el Cielo Conmigo.

“¡El mal ahora está aquí!  Las conciencias son tan transigentes que ni siquiera buscan la verdad.  Los que tienen autoridad, con demasiada frecuencia abusan de su posición y llevan a las almas por mal camino;  pero Yo reservo para Mí un Resto fuerte;  una porción elegida que va a perseverar en la fe y que será protegida por Mi Madre, la Protectora de la Fe.  ¡Aférrense a esta esperanza!”

Lean 1ª Timoteo 1:18-19
Hijo mío, te hago esta recomendación, conforme a lo que se dijo de ti por inspiración de Dios, a fin de que luches valientemente, conservando la fe y la buena conciencia. Por no haber tenido una buena conciencia algunos fracasaron en la fe…  (Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va)

20 de Septiembre del 2014
Mensaje Público

El Liderazgo Honesto y Justo Vs. El Liderazgo Confuso y Abusivo

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Voy a darles un gráfico con la diferencia entre el liderazgo honesto y justo y el liderazgo confuso y abusivo.  Esto aplica a cualquier persona de influencia sobre otros.”
 

LIDERAZGO
HONESTO Y JUSTO
LIDERAZGO
CONFUSO Y ABUSIVO
- Define claramente la diferencia entre el bien y el mal. - Promueve confusión entre el bien y el mal.
- Siempre apoya la verdad. - Negocia la verdad.
- Tiene como su meta el bienestar de sus partidarios. - Está preocupado principalmente por su propia popularidad, posición de autoridad y beneficio personal.
- No apoya el error, sin importar el costo. - Apoya gustosamente a grupos o ideologías que puedan respaldar sus intereses o planes ocultos.

21 de Septiembre del 2014
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Un signo contundente de esta época es que la diferencia entre el bien y el mal ha sido oscurecida por la negociación de la verdad.  En tiempos pasados, éste no era el caso.  Las opciones estaban claramente definidas y era fácil elegir el bien del mal.  En la actualidad, no obstante, Satanás ha hecho que el mal luzca bien y aceptable y el bien luzca perverso.”

No deben dejar que la ley decida por ustedes en decisiones de la moral.  Las leyes son hechas por humanos y, con mucha frecuencia, los humanos se inclinan a complacer a grupos de especial interés que aceptan el pecado.  Sus decisiones tienen que estar basadas en la Voluntad de Dios expresada en los Diez Mandamientos y en el Amor Santo.  En estos días, la inmensidad del mundo refleja la moral de Sodoma y Gomorra.  Si Yo no estaba contento con ellos, ¿por qué hoy es aceptable que se practique la sodomía?”

“Muchos –millones– necesitan replantearse sus decisiones morales y su aceptación del mal sobre el bien.”

“No formen parte de los que son engañados por las opiniones populares de hoy.  No confíen ciegamente en todos los líderes.  ¡Están siendo engañados por Satanás!”

“Consuelen Mi Desolado Corazón reevaluando bajo la luz de la verdad lo que está bien y lo que está mal.”

Lean Gálatas 5:16-26
Yo los exhorto a que se dejen conducir por el Espíritu de Dios, y así no serán arrastrados por los deseos de la carne.  Porque la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne.  Ambos luchan entre sí, y por eso, ustedes no pueden hacer todo el bien que quieren.  Pero si están animados por el Espíritu, ya no están sometidos a la Ley.  Se sabe muy bien cuáles son las obras de la carne:  fornicación, impureza y libertinaje, idolatría y superstición, enemistades y peleas, rivalidades y violencias, ambiciones y discordias, sectarismos, disensiones y envidias, ebriedades y orgías, y todos los excesos de esta naturaleza.  Les vuelvo a repetir que los que hacen estas cosas no poseerán el Reino de Dios.  Por el contrario, el fruto del Espíritu es:  amor, alegría y paz, magnanimidad, afabilidad, bondad y confianza, mansedumbre y temperancia.  Frente a estas cosas, la Ley está demás, porque los que pertenecen a Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y sus malos deseos.  Si vivimos animados por el Espíritu, dejémonos conducir también por él.  No busquemos la vanagloria, provocándonos los unos a los otros y envidiándonos mutuamente.

Génesis 19:24-25
Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego que descendían del cielo.  Así destruyó esas ciudades y toda la extensión de la región baja, junto con los habitantes de las ciudades y la vegetación del suelo.
(Citas tomadas de la Biblia en línea de www.vatican.va)

No hay comentarios:

Publicar un comentario