13 nov. 2014

Mensaje 9 noviembre 2014 - Jacareí Brasil - Fiesta de la medalla de la PAZ

Jacareí, 09 de Noviembre del 2014

FIESTA SOLEMNE DE LA SANTA MEDALLA DEL PAZ

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Y SANTA PRISCILA


(María Santísima): “Mis amados hijos, hoy, cuando aún están conmemorando aquí la fiesta de Mi Medalla de la Paz, revelada por Mí, a Mi hijito Marcos en el día 08 de Noviembre de 1993 y también las grandes señales que les di el 07 de Noviembre de 1994.

Vengo nuevamente del Cielo para decirles: “Yo Soy la Reina y Mensajera de la Paz. Soy la Mensajera de la Paz y fui enviada por el Señor para traerles la Paz del corazón, la Paz a sus familias y la Paz para el mundo entero.

Soy la Mensajera de la Paz y como tal, de Mi Boca salen apenas palabras que producen Paz, palabras de verdad, palabras de conversión, palabras de amor, palabras de bendición.

Bienaventurada el alma que acoja con amor todos Mis Mensajes y las obedece, porque sobre estas almas va caer la Paz del Altísimo y ellas no serán atingidas ni por la violencia, ni tampoco también por los rayos de la Ira de DIOS que quiere castigar los pecados de este mundo.

Soy la Mensajera de la Paz y traigo del Señor para ustedes el Mensaje que les muestra el camino seguro para alcanzar la Paz que tanto desean, la Paz de sus familias y la Paz del mundo. El camino de la Oración, de la Penitencia, de la Renuncia al pecado que es el causador de todos los males, desórdenes y guerras del mundo. Y siempre más les conduzco por del camino del bien, de la armonía, de la concordia y de la completa amistad entre ustedes y DIOS, y entre todos los hombres. Les llevo así cada vez más a construir la Paz, en cierto sentido, porque la Paz cada día se construye con la Oración, con el Sacrificio, con la Renuncia al pecado y con la completa fidelidad al Señor.

Soy la Mensajera de la Paz y por lo tanto, vengo del Cielo para decirles: Que la Paz está en Peligro, la Paz del mundo está amenazada por Satanás. No pueden imaginar las horribles guerras que Satanás planea contra ustedes. No pueden imaginar cuantos crímenes violentos se cometen todos los días en el mundo, porque los hombres no rezan y por eso, no tienen el Amor de DIOS en el Corazón. Deben por lo tanto, rezar por la Paz, deben conservar la Paz con la Oración del Rosario y deben ayudar a todos a rezaren el Rosario para también protegeren su Paz y la Paz de sus familias y cada vez más aumentar en el mundo la Paz del Cielo entre los hombres.

Soy la Mensajera de la Paz y por lo tanto, les muestro en Mis Mensajes el camino seguro para vencer toda guerra, para vencer todo el odio, violencia y discordia: El camino de la Oración. El Rosario es el secreto de la Paz, el Rosario es la fuente y el conservador de la Paz, donde fuera rezado con amor todos los días bajará la Paz del Señor y Mi Paz. La Paz allí será conservada y así, Satanás no podrá destruir la Paz de ustedes.

Yo les amo mucho y les di mi Medalla de la Paz para por medio de ello protegerles de todos los ataques de satanás, defender la Paz, proteger la Paz, conservar la Paz, aumentar la Paz de ustedes.

Usen  Mi Medalla con amor y confianza y Yo les prometo hijitos, que muy pronto la Paz vendrá para la tierra,  DIOS enviara al Ángel de la Paz a dar la Paz al mundo si ustedes Rezaren Mi Rosario todos los días, si rezan Mi Rosario con amor y confianza, si renunciaren siempre más al pecado.

Sí, hagan con que todos Mis hijos entren en Mis grupos de Oración para rezar Mi Rosario, la Trecena, la Setena, Hora de la Paz y todas las Oraciones que les di. Para que así cada vez más la Paz del Cielo aplaste el odio satánico de Satanás que ahora predomina sobre toda la tierra y también domina todos los corazones.

Formen grupos de Oración, hagan cenáculos, para que así Mi Paz, la Paz de María aumente y se difunda en los hogares, en los corazones. De modo que juntos derrotemos todos los planes de Satanás, que quiere destruir no apenas a ustedes, la raza humana, sino también el mundo en que viven por medio de la guerra, por medio de la destrucción atómica. Yo deseo Mis hijos que la Oración de ustedes todos los días sea siempre más por la Paz y para aumentar y hacer triunfar la Paz.

Les pido: ¡Conviértanse sin demora! No quiero que sufran en el futuro. Por eso Mis hijos les digo: ¡Conviértanse! ¡Cambien de Vida! Hagan lo que les pido. Yo les confirmé con Señales tan estupendas tantas veces aquí. Mis Mensajes los doy con el Corazón afligido porque veo que cada día más ustedes se alejan de Mí y de Mi hijo Jesús.  Y si así continuaren muy pronto el Castigo les sorprenderá y será demasiado tarde para ustedes.

Por eso les pido: ¡Conviértanse, cambien de Vida, vuelvan a DIOS!

A todos Bendigo con Amor y especialmente a Mi hijito Marcos, que durante todos esos años perseveró en Mi servicio y en la fidelidad a Mi Corazón Inmaculado, correspondiendo lo más que puede a Mi Voluntad y a Mis Planes de Amor trabajando intensamente para tornar Mi Corazón Inmaculado conocido y amados de todos y al mismo tiempo para tornarme Reina de todos los Corazones. En la persona y  en el trabajo de él manifiesto siempre más Mi fuertísima Luz que se intensificará más y más hasta destruir todas las tinieblas de Satanás en el mundo.

Sobre él, Mi hijo predilecto y sobre todos ustedes desciendo ahora Mi Bendición Materna: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.


(Marcos):“No, no te conozco Señora ¿Quién eres Tú? Sí…sí…”

(Santa Priscila): “Amados Hermanos Míos, Yo, Priscila, Sierva del Señor y de la Madre de DIOS, Me alegro por venir hoy con Ella para bendecir y darles la Paz.

Hace mucho tiempo deseaba venir aquí y hoy determinó el Altísimo que Yo viniese para decirles: busquen el Amor, mientras Él se deja encontrar. El Amor es DIOS, el Amor es Jesús, Jesús es Amor.
Busquen a Jesús, busquen a DIOS mientras Él se deja encontrar por ustedes aquí, para que el alma de ustedes, de un desierto de pecado, de maldad y de impureza se transforme en un Jardín Verdoso, perfumado de virtudes, gracias y amor.

Busquen al amor mientras Él se deja encontrar por ustedes aquí, búsquenlo con el Corazón abierto, humilde, sincero, sin prepotencia, sin soberbia, sin dureza. Porque a esos DIOS resiste, DIOS resiste a los soberbios y da sus Gracias sólo a los humildes, o sea, sólo a aquellos que realmente reconocen que sin DIOS nada son, nada pueden, y que sólo en DIOS está el verdadero y el perfecto Amor.

Busquen el Amor mientras Él se deja encontrar aquí, abriendo de par en par las puertas de su corazón para el Señor, dejándolo entrar con su Gracia y transformarles completamente en una obra de maravillosa belleza para Su mayor Gloria, Su mayor Triunfo y Exaltación. El Señor está tan cerca de ustedes aquí, cuantos los buscan por todos los lados y desprecian  Su presencia aquí. Si vinieran aquí con el Corazón humilde, contrito y humillado, el Señor se dejaría encontrar por Ellos. La Madre de DIOS se dejaría encontrar por ellos y ellos tendrían un encuentro verdadero con DIOS  y con la Madre de DIOS. Pero su soberbia los aleja, su prepotencia, su dureza de corazón los aleja y por eso cuanto más buscan al Señor por otros lados, menos lo encuentran y se alejan más de Él. Porque no quieren la verdad, no quieren encontrar al Señor aquí en la simplicidad de este lugar.

Bienaventuradas las almas que buscan al Señor aquí y que abren su corazón para Él, viendo su presencia aquí más allá de las circunstancias. Porque verdaderamente  aquí encontrarán al Señor y recibirán de Él y de Su Madre, Gracia sobre Gracia, Bendición sobre Bendición. De modo que gritarán extasiados: YA NO SOY YO QUIEN VIVO, SINO ES DIOS QUIEN VIVE EN MÍ.

Busquen, busquen al Señor. Búsquenlo mientras Él se deja encontrar por ustedes, porque muy pronto el Señor se retirará de ustedes. Se ocultará por un tiempo como se ocultó de sus Apóstoles, 3 días después de Su Pasión en el seno de la tierra. El Señor se ocultará para probar la perseverancia de los justos y al mismo tiempo para dar a aquellos que no lo buscaron, el castigo debido de su abandono.

Por eso, busquen al Señor mientras todavía es tiempo, porque ahora es tiempo de Gracia, de Bendición y de Misericordia. Sí, ese tiempo de Misericordia terminará y la Madre de DIOS no les dará más Mensajes. Entonces, felices de aquellos que fortalecieron y alimentaron su corazón con la Palabra de Ella durante esos años y desgraciados de aquellos que despreciaron las palabras de Ella, porque sentirán hambre y no tendrán pan cara comer. O sea, su alma estará sumergida en tinieblas profundas y no tendrán más los Mensajes y Consejos de la Madre de DIOS para arrancarlos de sus tinieblas, se debilitarán de hambre e inanición espiritual.

Mientras que aquellos que buscaron a la Madre de DIOS y con Ella perseveraron todos esos años estarán con sus almas saciadas de la Gracia de DIOS, de los Dones del Espíritu Santo, del Amor del Señor, de la Sabiduría Celeste, de las Bendiciones Divinas.

Si no quisieran ser Mis Hermanos del número de los infelices que irán a morir de hambre espiritual busquen ahora al Señor y a Su Madre, mientras Ellos aquí les dan pan y pan en abundancia.

Cierren sus oídos, o sea los sentidos de sus almas  para las tentaciones del demonio. Refútenlas con la Palabra de DIOS, con los Mensajes de la Madre de DIOS, meditándolos con la Oración, con la Meditación de todos de lo que la Madre les dio aquí. Porque las obras de la Madre de DIOS aquí son admirables para aquellos que en ellas meditan y aquellos que meditan en las Palabras que la Madre de DIOS dio aquí y en Sus Obras, tiene la fuerza y la sabiduría para repeler toda la tentación de Satanás, por mayor que sea.

Perseveren en la Oración, perseveren en la Gracia de DIOS, perseveren en el Santo Rosario ¡Oh, si yo hubiera tenido el Santo Rosario en los tiempos que viví en Roma en los primeros siglos de la era Cristiana! ¡Oh como hubiera rezado, como lo habría amado! Ustedes viven en este tiempo bendito en que tienen el Santo Rosario, Ámenlo, récenlo, porque es un medio seguro y eficaz de Salvación. Aquellos que lo rezaren el Señor decretó no negar nada nunca, porque es la Oración de Su propia Madre Bendita.

Caminen siempre más en el camino del Sacrificio y de la Penitencia. Vuelvan a hacer ayuno por lo menos en los viernes, incluso los que trabajan, todos deben ayunar, porque todos tienen un alma que en cualquier momento puede perder el tesoro precioso de la Madre de DIOS, del Amor de María Santísima y de todas las Gracias que ya recibió. Por eso guarden su tesoro con el ayuno para que Satanás no use la carne de ustedes para hacer al alma de ustedes perder todos los tesoros del Cielo que recibieron.

El Amor de DIOS es un tesoro maravilloso, cuando el Alma lo tiene, ella vive más como un Ángel de que como hombre. Vive inmersa en la Paz, en el Amor de DIOS, en la alegría, vive inmersa en la amistad divina, en la propia transcendencia recibiendo luz sobre luz del Señor. Pero es un tesoro fácil de perderse, basta un pecado, basta un apego, basta una pasión no combatida, no refrenada y listo, el alma pierde todo lo que ganó, todo.

No corran este riesgo, no pierdan su tesoro, vigílenlo, guárdenlo en un cofre fuerte que nadie jamás podrá romper, este cofre es el Corazón Inmaculado de María, guarden su tesoro en el cofre de Ella por medio del Rosario, por medio del ayuno, de la meditación de los Mensajes de Ella, de la huida del pecado y sobre todo, por la perfecta esclavitud de Amor a esta Madre Santísima.

Sean siempre “Sí” a Ella, siempre “Sí” a la Voluntad de Ella y si lo hicieren, estará seguro su tesoro en el Cielo, en el Corazón de la Virgen María. Y cuando partieran de este mundo, este tesoro se transformará en una Vestimenta riquísima de Gloria Eterna  con la cual serán revestidos y colocados en el medio de los Ángeles para cantar las alabanzas del Señor y de la Madre de DIOS por toda la Eternidad.

Recen, la Oración es condición de salvación, la Oración es el secreto de la Salvación.

A todos, Yo ahora, les Bendigo: de ROMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.”

(Marcos): “Sí…sí…sí, yo lo haré. No, no quedarás más olvidada. Hasta pronto…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario