29 dic. 2014

Mensaje 21 diciembre 2014 - Jacareí Brasil

Jacareí, 21 de Diciembre del 2014

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Y SANTA ADELIA (ADELINA)


(María Santísima): “Amados hijos Míos, hoy, nuevamente vengo a invitarles: “A que preparen sus corazones para la venida de Mi Hijo, Él está a las puertas.” Y así como Yo fui la Madre del Primer Adviento, Soy también la Madre del Segundo Adviento, que les enseña y les prepara a recibir a Mi Hijo Jesús, que vuelve a ustedes esta vez en la Gloria, con el corazón preparado y purificado para Él.

Soy la Madre del Segundo Adviento y por eso vengo para decirles: “Que ya es hora de volver sus corazones de una vez por todas a Mi Hijo Jesús, porque cuando menos esperan, Él surgirá en su frente y Su Voz fuerte como un trueno, les arrojará por tierra y ¡Ay! de aquellos que no estuvieren purificados y santificados como Él desea”. ¡Ay! del trigo que estuviere contaminado por la cizaña. ¡Ay! del trigo que estuviere carcomido por los gusanos del pecado, este trigo será arrojado en la gran hoguera que jamás será apagada por los siglos de los siglos. Por eso les digo hijitos: “Modifiquen sus vidas, comenzando de ahora en adelante una nueva vida con el Señor”. No es difícil, esta vida nueva comienza cuando colocan el Rosario en sus manos y se deciden por la Oración. Solamente cuando la Oración estuviere en primer lugar en sus vidas y fuera una alegría para ustedes, ella se transformará en un río de Gracias, para ustedes mismos y para los otros.

Preparen sus corazones para la venida de Mi Hijo Jesús, haciendo todo por Amor así como Yo hacía y como los Santos hacían. En la casa, en la escuela y en el trabajo, hagan todo por Amor a Jesús, y entonces sus obras más simples y rutinarios, ganarán un gran valor meritorio, un gran valor espiritual, eterno. Que cuando Mi Hijo vuelva a ustedes será de nuevo devuelto, esta vez en forma de méritos superabundantes de la Gloria del Cielo.

Yo Soy la Madre del Segundo Adviento y por eso vengo antes que Mi Hijo para preparar Su camino y para decirles: “No dejen más su conversión para mañana, pues, podrán ser sorprendidos por Mi Hijo Jesucristo que vendrá a ustedes con Poder y Gloria para dar a cada uno la paga de acuerdo a sus obras”.

Vivan en el Amor, caminen el camino del Amor Verdadero a Dios que es el camino de la renuncia a ustedes mismos, renuncien a sus placeres mundanos, renuncien a las tentaciones de Satanás. Es “Sí” a la Oración, “Sí” al Sacrificio, “Sí” a la Gracia, “Sí” a la Santidad. Entonces, verdaderamente estarán de pie a Mi lado cuando Mi Hijo vuelva y Yo les presentaré a Él como Mi raza electa, Mi descendencia maternal. Y entonces, Él les dará aquella Corona de Vida y de Gracia que los ha prometido desde el Principio del Mundo.

Continúen rezando todas las Oraciones que Yo les di aquí, no pueden imaginar cuantas Gracias Yo derramo sobre ustedes, cuando rezan estas Oraciones, durante su vida sentirán los efectos de estas bendiciones. Y solo en el Cielo, en la Eternidad, es que comprenderán cuánto Yo les di, cuánto Yo les favorecí por medio de Mis Horas de Oración que les di aquí.

Recen, Mi Mensaje más importante es la Oración.

En esta Navidad, no se olviden de Mi Hijo Jesús, pero antes, vuelvan sus corazones para Él y Él también volverá Su Divino Corazón para ustedes.

A todos bendigo ahora: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ”

Santa Adelia, Adelina o Adelaida de Borgoña (Italia)
(Santa Adelia): “Mis amados hermanos, Yo, Adelia, vuelvo nuevamente hoy para decirles: ¡EL CIELO LES AMA! ¡EL CIELO LES AMA!

Y por eso les traje aquí, les atraje y por medio de muchas señales y llamados les traje aquí. Para colmarles de Gracias Celestiales, Bendiciones y de Riquezas para que sus almas sean verdaderamente almas ricas de las Gracias de DIOS, afortunadas, almas de Verdaderos Príncipes,  hijos del Rey de los Cielos.

Abran sus corazones para recibir este torrente caudaloso de Gracias y de Bendiciones, para que verdaderamente en su vida, en su alma, el Espíritu Santo con Su Influjo Poderoso inunde todo el ser de ustedes hasta transbordar las aguas de Sus Gracias para que todos beban y todos también queden llenos de este Espíritu Santo.

El Cielo les ama y a pesar de sus grandes miserias y ofensas hechas a DIOS en el pasado, el Cielo tuvo Piedad de ustedes, el Cielo tuvo Misericordia de ustedes, el Cielo les amó y fue bondadoso y misericordioso para con ustedes. Y este Cielo que les escogió no desea nada más de ustedes, a no ser que ustedes también los escoja.

El Cielo les escogió, escojan el Cielo para que así, verdaderamente, el designio de este Cielo maravilloso se cumpla en ustedes, se realice en ustedes, se torne verdad en ustedes y cambie la faz de la tierra.

El Cielo les escogió y les amó, por eso todos los días viene a ustedes, habla para ustedes, les da Mensajes de Amor a través de la boca de este siervo de DIOS que hace 23 años es el vaso de Nuestras Gracias, el vaso de Nuestra Elección, el vaso de Nuestro Amor.

Este Cielo no se cansa de ofrecerles la Salvación, el Perdón y las Gracias que ustedes necesitan para ser Grandes Santos. Pero infelizmente su corazón aún continúa duro, cerrado, frío, como un bloque de hielo, insensible como una piedra. Por eso, tantos designios y planes que el Cielo tenía sobre ustedes fueron tantas veces arruinados y frustrados por la mala voluntad de ustedes. Pero este Cielo que es infinitamente mayor que ustedes, no puede ser vencido jamás por la dureza de ustedes. Por eso continúa buscando corazones abiertos que recibieran el Amor que vino a ofrecer y las Gracias que vino a dar. También los escogerán y lo proclamarán a todos los pueblos que el Señor es Bueno, que el Señor es DIOS, que sólo el Señor es verdaderamente digno de todo Nuestro Amor, de toda Nuestra entrega, de todo Nuestro Servicio.

El Cielo les amó y les llamó aquí para darles Gracia sobre Gracia y Bendición sobre Bendición. Y así, ha sido a cada día de estos años que duran aquí las Apariciones de la Madre de DIOS con ustedes. ¿Cómo han respondido a este Amor? ¿Qué han hecho para corresponder a este Amor tan grande que tanto hizo por ustedes?

Son amados en el Cielo, no desprecien este Gran Amor por el amor pasajero, por el amor ilusorio de este mundo. Porque este amor ilusorio primero les seduce con placeres falsos y pasajeros para después lanzarles en las garras de Satanás que les atormentará por toda la eternidad en las llamas que nunca se apagan.

Sean más inteligentes que el Mundo, sean más inteligentes que el Demonio, escojan el Cielo, prefieran el Amor Celestial y así aplastarán a Satanás, al Mundo y todo más. Y verdaderamente, serán vencedores en Cristo, serán vencedores por Cristo.

El Cielo les llamó y les amó, y tiene aún muchas Riquezas más, Gracias y Tesoros para darles aquí, solo espera el “Sí” de ustedes, solo espera que abran la puerta de sus corazones, para que haga morada en ustedes.

¡El Cielo es Jesús, es de Él que Yo hablo! Este Cielo les escogió y si ustedes lo escogen, Él llenará su corazón de tanta Gracia que exclamarán como el Apóstol: “YA NO SOY YO QUIEN VIVO, SINO CRISTO ES QUIEN VIVE EN MÍ”

Yo, Adelia o ‘Adelina’, les amo mucho, les cubro siempre en Mi Manto, les guardo, rezo por ustedes todos los días. Quedo triste porque en la mayoría de las veces se olvidan de Mí, ya no me rezan más, ni recurren a Mí. Deseo que juntamente con Mi Amadísimo Marcos, trabajen para propagar más la devoción a Mí, porque Yo gozo de gran favor junto del Señor y puedo y quiero mucho ayudarles y ayudar a todos a alcanzar la salvación.

A todos en este momento bendigo con amor y derramo todas las Gracias que el Señor Me dio sobre ustedes.” 

Obs: "Santa Adelia vivió en el Siglo X. Siendo Princesa de Borgoña, contrae matrimonio a temprana edad. Queda viuda en la propia adolescencia y queda como única Heredera del Reino de Borgoña. Muchos pretendientes y hasta enemigos de su fallecido marido, buscan de todas las maneras contraer matrimonio con Adelia y apoderarse del Reino. Finalmente ella es desterrada de su tierra, busca refugio ante el Rey del Sacro Imperio Germánico con que después se casaría.  El Papa Juan XII la corona como Emperatriz de Italia, donde retoma su Reino. Construyó muchos monasterios y capillas. Daba consuelo a los pobres repartiendo alimentos y algunas de sus pertenencias. Murió el día 16 de Diciembre del año 999. Es Patrona de Viudas, Víctimas de abuso, Problemas familiares, Emperatrices, etc. Santa Adelia (Adelaida). Ruega por nosotros. Amén." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario