12 may. 2015

Mensaje 9 mayo 2015 - España - Rezad por los que solo viven para dar gusto al cuerpo porque van directos al infierno


Locos, necios, inconscientes, irresponsables, son los que viven solo para dar gusto al cuerpo. Yo, Jesús, os hablo.
Hijos Míos, hay personas que no se sacian de dar al cuerpo toda clase de deleites y aun quisieran vivir muchos años más para seguir dándoselos. ¡Ay hijos! que dolor esas almas que solo piensan en la delectación pecaminosa y a veces hasta irracional. Esas almas no oyen la voz de Mi Espíritu, no oyen consejos santos ni razonables, no oyen a sus conciencias, viven en una dinámica que cada vez más los tienen absorbidos y se saltan problemas de salud, limitaciones de la edad y todo lo  que se tengan que saltar. No creen en nada más que en el goce corporal y ¡que equivocados!
Estas almas necesitan oración, oración y oración, y ayunos, ayunos y ayunos. Si algunos de vuestros miembros de la familia los veis en esta situación ya sabéis el remedio, oración y ayunos, pero en grandes dosis. Yo, Jesús, os hablo.
Ellos escogen su destino eterno y cambian el oro de Mi gracia, por el oropel de las vanidades y goces mundanos. No creáis que sean jóvenes los que así viven, que también los hay. Son gente mayor que han pasado los cincuenta hace tiempo y pretenden ahora vivir un segunda juventud  sacando fuerzas de flaqueza, a base de pastillas para soportar y engañar sus problemas de salud y limitaciones, cada vez más en decadencia. Yo, Jesús, os hablo.
Por sus frutos los conoceréis. Llegan al final de su vida con las manos llenas, sí, pero de inmundicia, de pecados, de atrocidades. Toda clase de pecados, lujuria, gula… y como no creen en nada espiritual ni religioso, viven sin disciplina alguna, saltándose todas las normas éticas y morales. Yo, Jesús, os hablo.
Esas almas son dignas de lástima, porque son tierra llena de abrojos y malas hierbas que los hundirán para siempre en el abismo infernal, y si vivieran mil años, mil años seguirían pecando y dándole culto y gusto a su cuerpo en todos los aspectos. Es triste que haya gente así, sin que una sola vez tengan un pensamiento espiritual, ni pronuncien una sola palabra de compunción y arrepentimiento. Rezad, hijos, por ellos, rezad por estos hermanos vuestros que no escaparan del Infierno muy a Mi pesar, porque recogerán lo que han sembrado en sus vidas. Yo, Jesús, os hablo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario