16 jul. 2015

Mensaje 14 julio 2015 - EE.UU - Mientras se preocupan de discernir bien sobre este lugar, se pierden almas...

14 de Julio del 2015
Mensaje Público

Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”


La intención de Mi Hijo al enviarme aquí con tantas devociones y maneras de protegerse es fortalecer los corazones del Resto Fiel.  Durante estos tiempos en los que tanta comunicación celestial se ha interrumpido con rapidez por los errores de los corazones, Jesús tenía que conservar este canal con la humanidad.  No lo hace por falta de respeto a la autoridad, ¡sino por el amoroso interés hacia aquellos que de otra forma se pueden perder!  Por lo tanto, les ruego que comprendan que la prioridad del Cielo no es complacer egos, ¡sino la salvación de las almas!  Ésta debería ser la prioridad de todo cardenal, obispo y sacerdote.”

“Se pierde demasiada energía protegiendo la reputación y la imagen pública.  Mientras se preocupan de no equivocarse al discernir, ¡se pierden almas!  Mientras ustedes dudan en hacer algo positivo para aprobar los esfuerzos del Cielo porque desean tener el control, les reitero, las almas caen en su perdición.  Aprendan de los terribles errores que se hicieron en Fátima, mismos que cobraron millones de vidas como consecuencia de su incredulidad y por no actuar de manera oportuna.  Cuando empiecen a suscitarse una serie de acontecimientos, van a recordar Mis esfuerzos, pero será demasiado tarde para influir en muchos.”

14 de Julio del 2015
Mensaje Público

San Juan-María Vianney, el Cura de Ars y patrono de todos los sacerdotes, dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Estás preguntando cómo se puede volver más santa un alma.  Mientras más sea Dios el centro de su vida, más santa será el alma.  Es entonces que Dios forma parte de cada decisión, de cada victoria, de cada desilusión y de cada derrota.  Un alma así interactúa con la gracia y nunca está lejos de la Provisión de Dios.”

“Esto es muy importante para los sacerdotes quienes, con mucha frecuencia, se sienten solos y toman malas decisiones basadas en la libre voluntad y no en la Divina Voluntad.”

“Es como si el viaje a la santidad personal fuera una escalera.  La única manera de subir por la escalera que llega a la Divina Voluntad es tratando de alcanzar el siguiente peldaño.  En el ámbito espiritual, ustedes llegan al siguiente peldaño con sus esfuerzos en la oración y con los sacrificios y el abandono de sí mismos.  Estos esfuerzos hacen que Dios sea el centro de su existencia.”

“Dejen que Dios tome dominio de sus corazones de esta forma.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario