16 feb. 2017

Mensaje 9 feb 2017 - Jacarei

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
(Cenáculo particular con los peregrinos extranjeros)


“Mis hijos, Mi Llama de Amor quiere trabajar en sus corazones, pero ella solo podrá trabajar si ustedes rezaren mucho y si ustedes todos los días se ejercitaren en el santo ejercicio de dilatar el corazón para Mí, rezando siempre algo nuevo, haciendo algo nuevo por el Señor y por Mí, procurando esforzarse más para ser hijos mejores para el Señor y para Mí.

Si todos los días hubiere su esfuerzo, si todos los días hubiere su donación, si todos los días hubiere de su parte un paso adelante, un paso a más para rezar mejor, para amar más a Dios, para amar más a esta Su Madre, para donarse a Mí, entonces, Mi Llama de Amor crecerá poderosamente dentro de todos ustedes y entonces, de ustedes ella irradiará para el mundo entero, convirtiendo y salvando muchas y muchas almas.

El mundo corre peligro, Mis hijos van todos los días siempre más a la perdición y Mi Llama de Amor no puede detener la marcha frenética de almas que corren para el infierno, que corren para la perdición eterna.

Ayúdenme Mis hijos, ayuden a Mi Llama de Amor a salvar a todos esos Mis hijos. Recen mucho, recen el Rosario, hagan los cenáculos y los grupos de oración que Yo pedí, para que así, Mi Llama de Amor detenga poderosamente la marcha casi que desesperada y acelerada de las almas para el infierno.

Yo cuento con las oraciones de todos ustedes y les digo: “Prepárense, el triunfo de Mi Inmaculado Corazón sucederá y Mis hijos que ahora Me dijeron “Sí”, respondieron “Sí” a Mis Mensajes, Me verán gloriosa bajando del Cielo con Mis Ángeles, encadenando a Satanás y los demonios, purificando y renovando toda la tierra.”

Entonces, Mis Mensajes que ahora no tienen sentido para ustedes, tendrán sentido y ustedes Mis hijos, comprenderán cuanto Yo les amé, cuanto Yo fui verdaderamente una Madre bondadosa, dando Mensajes de amor, consejos de amor por tantos años aquí para ustedes. Todo quedará claro y entonces, su alma exultará de alegría, porque entonces, finalmente, ustedes entrarán en el Reino de Mi Corazón.

Yo estoy siempre con ustedes. Obedezcan Mis Mensajes, incluso que no los entiendan. Un día, un día ustedes comprenderán todo y grande será su alegría por haber creído como Yo en la Palabra del Señor sin exigir nada como prueba, confirmación o explicación.

Entonces Mis hijos, un gran galardón les será dado, una corona preciosa de gloria eterna será puesta en su cabeza y entonces, sus corazones transfigurados en Ángeles de Luz exultarán por toda la eternidad en la Gloria del Cielo.

A todos con amor Yo bendigo hoy. A todos que ahora Me oyen por Mi radio. A todos que ahora Me oyen por Mi TV. A estos Mis hijos amadísimos que hoy dejaron todo: su descanso para rezar Mi Hora de la Paz y Mi Rosario con Mi hijito Marcos. A estos Mis hijos queridos y amados ahora bendigo y miro con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.”











 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador