25 may. 2017

Mensaje 25 may 2017 - España: Hijos, asistid mas a la Santa Misa con respeto y amor...

Amados hijos de Mi divino Corazón, debéis de esforzaros más en vivir una vida más llena de sacrificios y de renuncias mundanas, porque se os pasa el tiempo y no hacéis méritos suficientes para el Reino de los Cielos. Yo, Jesús, os hablo.

No desperdicies el tiempo como lo hacéis en programas de televisión que no solo no os hacen ningún bien sino que os envenenan los criterios y la mente. Sed personas de disciplina y amantes del bien, tanto en público como en soledad, porque todos estáis bajo Mi mirada y lo veo todo.

El bien que se haga en esta vida será para siempre y cosecharéis igualmente bien. Pero si no sembráis nada bueno, nada bueno cosecharéis. Queréis que vuestros hijos y familiares sean personas de honradez y de santos criterios, pero vosotros tenéis que ser los primeros en dar ejemplo y vivir según Mis preceptos cumpliéndolos tal y como Yo lo exijo, porque hijos, Mi deseo es que todos os salvéis y nos veamos en la Vida Eterna.

Muchos de vosotros podéis oír la Santa Misa diariamente y sabed que la Misa es un acto de valor infinito. La Misa beneficia a muchas almas no solo a vosotros, sino a muchas otras almas que necesitan que se le ofrezcan cosas, incluidas las almas del Purgatorio. Si un billete de vuestro dinero fuera de valor infinito y nunca se acabase ¿acaso no lo iríais dándolo a todo el mundo y mucho más a los necesitados? 
La Santa Misa tiene un valor infinito y nunca se acaba su valor, por eso, oírla y ofrecerla por las almas y por toda la Humanidad es un bien muy grande que podéis hacer. Pero hijos, cuando os acerquéis a comulgar hacerlo en las debidas disposiciones y con el respeto correspondiente, porque muchas mujeres llevan unos vestidos indecorosos y muchas personas están en la Iglesia hablando más que pendiente de la ceremonia, por tanto, sed conscientes que estáis en sitio sagrado y que vais a recibir a Dios y que si no lo hacéis como debe de ser, os sirve más de pecado que de bien alguno. Yo, Jesús, os hablo. ¡Tened cuidado con las comuniones que hacéis y que no Me valen! Se las lleva Satanás.

Cuanto más y mejor practiquéis los sacramentos, más los desearéis porque más los necesitaréis, pero si vais a Misa y os aburre y estáis deseando que se termine, sin sumergiros en el Santo Misterio que es, entonces hijos, es como si os resbalara y no os servirá para nada. Así que ánimo y a prepararos para crecer en virtud. Lo que os pido son cosas que están a vuestro alcance y debéis de ofrecérmelas con amor y libertad, nunca forzados a ello. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador