3 ago. 2017

Mensaje 1 ago 2017 - EE.UU - Dios Padre: Aplazo mi Justicia por los esfuerzos de gente buena y los sacrificios...

1º de Agosto del 2017
Mensaje Público
 
Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre.  Dice:  “Yo soy el Eterno Ahora, el Señor de toda la creación.  Mi Justicia es pura y perfecta.  Pero Yo aplazo su llegada porque veo los esfuerzos de gente buena y los más pequeños sacrificios igual que los más grandes.  El mal está en todas partes disfrazado de algo bueno.”
 
“Mis hijos han permitido ser desviados porque buscan creencias que convienen a sus necesidades egoístas y que no me honran.  Ellos no ven con qué paciencia aguardo a que regresen a la verdad y a Mí.  Ellos no me permiten que Yo los ame.”
 
“Muchas veces es difícil e incómodo defender la verdad y obedecer Mis mandamientos.  Con frecuencia, esa es la postura que deben tomar para corregir a las almas y demostrar su amor por Mí.”
 
“Cuando llegue Mi Justicia, será veloz y completa.  Cada alma recibe la oportunidad de regresar a la rectitud antes de la hora de Mi Justicia.  Lo que Yo digo aquí es una oportunidad de esas.”
 
Lean Baruc 2:6-10
Al Señor, nuestro Dios, pertenece la justicia;  a nosotros, en cambio, y a nuestros padres la vergüenza reflejada en el rostro, como sucede en el día de hoy.  Todo lo que el Señor había anunciado contra nosotros, todas esas desgracias nos han sobrevenido.  Nosotros no hemos aplacado con nuestras súplicas el rostro del Señor, apartándonos cada uno de los pensamientos de su corazón perverso.  Por eso el Señor estuvo atento a estas calamidades y las descargó sobre nosotros, porque él es justo en todo lo que nos manda hacer.  Pero nosotros no hemos escuchado la voz del Señor, que nos mandaba seguir los preceptos que él puso delante de nosotros.
 
2ª Timoteo 4:1-5
Yo te conjuro delante de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, y en nombre de su Manifestación y de su Reino:  proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, arguye, reprende, exhorta, con paciencia incansable y con afán de enseñar.  Porque llegará el tiempo en que los hombres no soportarán más la sana doctrina;  por el contrario, llevados por sus inclinaciones, se procurarán una multitud de maestros que les halaguen los oídos, y se apartarán de la verdad para escuchar cosas fantasiosas.  Tú, en cambio, vigila atentamente, soporta todas las pruebas, realiza tu tarea como predicador del Evangelio, cumple a la perfección tu ministerio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario