2 ago. 2017

Mensaje 30 jul 2017 - Jacarei

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, hoy, nuevamente llamo a todos ustedes al amor. Cultiven en sus corazones el verdadero amor por Dios y por Mí. Dilaten sus corazones todos los días por más oraciones, meditaciones y esfuerzos para amar más.
Yo vine aquí procurar almas hechas de puro amor, eso ya lo dije muchas veces, pero muchos aún no entendieron que el amor que Yo quiero es el amor sobrenatural, es el amor que no procura sus intereses, ni favores. El amor que no procura recompensa, el amor que no procura los placeres del mundo.
Un amor puro de un ángel, un amor puro como de un niño inocente, que en todo lo que hace, procura únicamente agradar a su Padre, agradar a su Madre del Cielo y hacer todo por el bien y la salvación del prójimo. Deseo un amor sobrenatural que sea fruto de Mi Llama de Amor, un amor que sufra todo, soporte todo y renuncie a todo por amor a Dios, por amor a Mí.
Un amor que sepa todos los días sacrificarse por la salvación de la humanidad, como Yo y Mi Hijo Jesús nos sacrificamos. Un amor que en todo y por todo, procura el sacrificio y no lo que es más fácil, pero sí aquello que es más arduo, aquello que es más difícil, aquello que es más duro. Para así, ofrecer un sacrificio mayor de amor a Dios, para expiar tantos pecados con que Él es ofendido y también para suplicar la conversión de los pecadores.
Sí, es ese amor que Yo quiero, es ese amor que Yo busco. Cultívenlo en sus corazones, para que entonces, un día después de haber sido almas incesantes de amor en la tierra, Llamas incesantes de amor, llamas de sacrificio amoroso por el Señor, ustedes puedan en el Cielo ser verdaderamente llamados de ‘hijos verdaderos del Señor y de Mi Corazón, hijos verdaderos de Dios, que es amor.’
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Por medio de ello, daré siempre más a ustedes la fuerza interior para amar más.
Divulguen esta película de Mi Aparición en La Salette número 2, que Mi hijito Marcos hizo para Mí; es que es tan bello, que tanto encanta Mi Corazón y tanto quita espadas de dolor de Mi Corazón cuando ella aquí es exhibida y asistida.
Den esta Mi película para 10 hijos Míos, que no conocen Mi Aparición en La Salette. Para que así, Mis hijos conozcan deprisa Mis lágrimas, Mi dolor mostradas en La Salette, conozcan Mi gran secreto y así, se convenzan de que precisan rezar el Rosario todos los días, cambiar de vida, convertirse y vivir una vida santa, porque el tiempo se agota, ustedes están en la última media hora que antecede la vuelta de Mi Hijo Jesús.
Por eso, den esta película a todos, para que todos se convenzan de que es tiempo de conversión, de volver para el Señor que está volviendo en breve a todos en la gloria. Yo amo a todos ustedes, cuido de cada uno de ustedes y nunca les abandono.
Recen, recen, recen. Mediten Mis Mensajes de aquí, de Jacareí, porque ellos son maravillosos y extraordinarios para aquellos que en ellos meditan. La belleza de Mis Apariciones aquí sólo resplandece, sólo brilla para aquellos que procuran conocer profundamente Mis Apariciones aquí y el corazón, el cierne, la belleza profunda de Mis Mensajes.
Conviértanse, no hay más tiempo que perder con las cosas mundanas. Conviértanse y santifíquense, para verdaderamente ser considerados dignos del Cielo y de la nueva tierra que están para venir para ustedes.
A todos Yo bendigo con amor: de LA SALETTE… de LOURDES… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Tú Señora puedes tocar en estos rosarios que hicimos para la oración y protección de tus hijos?”

(María Santísima): “Conforme ya dije: 'adónde quiera que uno de esos rosarios tocados por Mí misma llegue, allí Yo estaré viva, llevando las grandes gracias y copiosas bendiciones del Señor.' 
Esos rosarios pasan a ser bendecidos, fuentes de gracias y reliquias verdaderamente tocadas por la Virgen María, Madre de Dios, Yo, Su Madre Inmaculada. Consérvenlos con amor y devoción.
A todos nuevamente bendigo y de todos en esta noche Me despido y dejo la paz. Queden en la paz del Señor.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario