27 feb. 2015

Mensaje 22 febrero 2015 - Jacareí - Brasil - Dejen el pecado y la Naturaleza dejara de castigarles


 Jacareí, 22 de Febrero del 2015


MENSAJE DE LA SANTISIMA VIRGEN MARIA


“Mis amados hijos, Yo Soy la Reina y Mensajera de la Paz.

Vine del Cielo a Jacareí, vine del Reino de Dios, viajé del Reino de Dios hasta Jacareí para llamarles a la Conversión, la Oración y la Paz del corazón. Que sólo puede tener quien verdaderamente dice ‘Sí’ a la Voluntad de Dios, busca hacerla en todos los momentos de su vida, con la única y pura intención de agradar y amar a Dios.

No queden Mis hijos diciendo que Mis Mensajes son repetitivos y que apenas quedan pidiendo para rezar. No sean orgullosos, no sean soberbios Mis hijos. Porque si Yo hago un examen refinado en la vida de ustedes, verán, descubrirán que ni incluso los Mensajes básicos que Yo di en el comienzo ustedes ni son capaces de vivir.

No sean orgullosos. No digan: “Nuestra Señora está siempre pidiéndome oración, oración, oración y nada más dice de nuevo. Ya no me habla nada del fin de los tiempos o de los castigos que yo quiero saber cómo serán

¡Esto es una curiosidad vana y mórbida! Cuando Yo juzgue oportuno y necesario hablar del Castigo, Yo lo haré. Por ahora no pueden soportar estas cosas. Cuando Yo digo que habrá el Aviso y el Castigo muchos de ustedes ya se quedan con miedo, porque están con su conciencia repleta de pecados y deudas con la Justicia de Dios. Si Yo les revelase el horror o el rigor de los Castigos que caerá, muchos de ustedes hoy mismo desanimarían. Por eso, Yo les digo para rezar tanto, porque solamente con la Oración ustedes podrán purificarse y estar preparados para cuando la Hora de la Justicia Divina llegue.

Sean humildes y acepten Mi dirección de la forma como Yo les conduzco aquí, como la Madre que enseña al hijo a dar bien los primeros pasos, porque de estos primeros pasos bien dados, el niño aprenderá a dar los grandes pasos a lo largo de toda su vida, por eso, Yo les digo: “Recen con el corazón, busquen aprender a rezar con el corazón porque eso hasta hoy no saben hacer”. Busquen rezar con el corazón, abriendo su alma al Señor, buscando tener sed de Dios en la Oración, buscando comprender la Voluntad de Dios en sus Oraciones.

Canten, meditando en cada palabra que están cantando. Recen, meditando en cada palabra que están diciendo, busquen tener un diálogo franco y sincero con Mi Hijo Jesús en la Oración. Para que verdaderamente, sus Oraciones sean vivas y les lleven a mejorar a cada día que pasa y amar más a Dios con un amor más inflamado a cada día que pasa. Que sus Oraciones sean profundas y sea una Oración verdaderamente hecha en Mi Presencia y en la Presencia de Mi Hijo Jesús.

No lastimen más Nuestros Corazones con sus pecados y con sus Oraciones frías y sin amor. Pero antes, consuelen Nuestros Corazones y caliéntenlos con el calor de su Oración viva, sincera, hecha con amor y hecha con verdadera sed de amar más a Dios y de cumplir más Su Voluntad.

Yo Soy Su Madre Dolorosa, sufro con sus sufrimientos y no quiero que sufran en el futuro Mis hijos, por eso les digo: ¡Conviértanse sin demora!

Comprendan este tiempo de conversión de la Cuaresma, que el pecado es una ofensa infinita y una ingratitud infinita a Dios. Después de que Él les creó con tanto amor, de dotarles su cuerpo con tantos talentos, con tantos órganos que funcionan de modo maravilloso, después de dotarles con la inteligencia, con la voluntad y con tantos y tantos talentos que el Señor les dio al nacer. Después de que Él les dio un mundo tan bello, para hacer la morada de ustedes, haberles dado alimentos tan sabrosos, el agua tan refrescante, de darles el Sol que les ilumina y calienta. La Luna que ilumina su noche, las estrellas que embellecen el Cielo para que puedan domir con tranquilidad y alegría. Después de haberles dado el viento que alivia su calor, después de haberles dado el fuego, el agua, la tierra y todos sus frutos. Ustedes aún pagan el inmenso Amor de Dios con el pecado. Esto es una ingratitud infinita que hace con que las personas y los seres vivos se rebelen contra ustedes.

Por eso la naturaleza les castiga. Los cataclismos, las inundaciones, los terremotos, las sequías prolongadas. Porque la naturaleza no puede aceptar ni entender la ingratitud de ustedes para con el Amor de Su Padre Celeste, entonces, ella hace las veces de la Justicia de Dios, castigándoles por tanta ingratitud y tanta maldad. Arrepiéntanse y la naturaleza dejará de castigarles. Arrepiéntanse y dejen de herir el Corazón del Señor con sus pecados y la naturaleza nuevamente se aplacará y será su amiga, dándoles el agua para que no mueran de sed, dándoles la frescura cuando están abrasados de calor, dándoles también calor cuando están congelados de frío.

En fin, paren de ofender el Corazón del Señor y la naturaleza parará de castigar  sus plantaciones, haciendo con que ellas perezcan en la sequía o en el frío prolongado. Parará de afligirles con este calor sofocante.

El mundo, los Ángeles, la naturaleza, no pueden comprender la ingratitud de ustedes a Dios, pagando tanto amor con el pecado. Los Ángeles quedan horrorizados cuando pagan el inmenso Amor de Mi Hijo que derramó hasta la última gota de Su Sangre por ustedes en la Cruz, con los pecados horrendos de los cuales no renuncian y que cometen siempre.

¡Arrepiéntanse Mis hijos! Arrepiéntanse para que no sean castigados en este mundo por la Justicia de Dios en la naturaleza y en el otro a través de la furia de los demonios. Sí Mis hijos, porque va ser horrible caer en aquel lago de fuego y ahí ser atormentado por toda la eternidad. No quiero que sufran para siempre, por eso Yo viajé del Reino de los Cielos hasta Jacareí, para decirles: ¡Conviértanse! Recen Mi Rosario, porque con el Rosario ustedes conseguirán vencer cualquier mal, cualquier pecado, cualquier cosa que quiera estropear la salvación de ustedes.

Con Mi Rosario, Yo les daré todas las Gracias y es por eso que, necesariamente los devotos de Mis Rosarios siempre se salvan, porque ellos reciben de Mí Gracias muy grandes, muy abundantes, muy numerosas para que caigan en sí con respecto a sus pecados. Para que lloren sus pecados sinceramente y de ellos hagan penitencia, renunciando a ellos de corazón.

Así, esos Mis hijos galguearán velozmente a la alta montaña de la Santidad y llegarán al culmen rápidamente como llegaron Mis hijitos predilectos: “Bernadette de Lourdes y Mis Tres Pastorcillos de Fátima”.

Aún están conmemorando la Fiesta de estos Mis hijitos predilectos. Sí, Ellos llegaron a un alto grado de amor por Mí, especialmente porque fueron devotos de Mi Rosario. Yo les comunicaba torrentes y más torrentes de Gracias todos los días, porque Ellos rezaban Mi Rosario con fidelidad, perseverancia y amor a Mí todos los días de sus vidas. Por eso, pude actuar poderosamente en Ellos, por eso, pude realizar grandes cosas en Ellos.

Recen Mi Rosario con amor meditando en cada palabra y Yo también derramaré sobre ustedes luces muy grandes de Mi Corazón Inmaculado. Y conocerán cosas acerca del Señor, acerca de Mí, acerca de los Misterios del Rosario que aunque recorrieran todo el mundo estudiando no llegarían a conocer.
Yo, sobretodo, tornaré sus almas torres fuertes, torres de marfil, contra los cuales las ondas furiosas de las tentaciones de Mi enemigo allá se abatirán, las olas revoltosas de las tribulaciones se chocarán, pero no podrán abatirles, no podrán derribarles, porque la fuerza de ustedes seré Yo misma viviendo y actuando en ustedes por medio de Mi Rosario.

El Mensaje de Lourdes, el Mensaje de Fátima, el Mensaje de Jacareí es: Recen el Rosario y ciertamente se salvarán. Porque sólo a los devotos de Mi Rosario Yo doy las Gracias plenas de Mi Corazón, las Gracias en plenitud de Mi Corazón. Y por eso, necesariamente los devotos de Mi Rosario que lo rezan con amor todos los días, ciertamente se salvarán.

El amor a Mi Rosario es señal segura de predestinación y el desprecio por Mi Rosario es señal segura de condenación. Recen, recen porque Yo quiero transformarles en otras Bernadettes, otras Jacintas, otras Lucias, otros Franciscos en lo referente al amor abrasado que tuvieron a Mi Hijo Jesús y a Mi Corazón Inmaculado.

Aquí, verdaderamente estoy cultivando Mi Jardín de Rosas Místicas de amor. Sean rosas dóciles  que se dejan podar por Mí, que se dejan cultivar por Mí, que se dejan verdaderamente adular por Mí, para que se tornen rosas vistosas y perfumadas de grandes virtudes para el Señor.

No sean rosas que lastiman Mis Manos con las espinas de la rebelión de ustedes, de su testarudez, de su dureza de corazón. Sino antes, niéguense a ustedes mismos y a la voluntad de ustedes para que en esta Cuaresma Yo pueda llevarles verdaderamente, de la muerte del pecado para la resurrección gloriosa de la vida, de la gracia con Mi Hijo Jesús.

¡Yo les amo mucho Mis hijos y a todos aprieto con Amor a Mi Inmaculado Corazón!

Vengan a Mí que Yo abrí el pasaje para el Cielo para ustedes. Vengan, que a todos quiero llevar para el Reino de donde Yo viajé hasta aquí, para decirles que les amo de todo Mi Corazón y quiero conducirles a la Patria Feliz del Cielo.

A todos bendigo con Amor: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ”

Mensaje 21 febrero 2015 - Jacareí - Santa Lucia: El fin de los días se aproxima no hay más tiempo para jugar - Recen


 Jacareí, 21 de Febrero del 2015

MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA

“Mis Amados Hermanos, Yo, Lucía, Me alegro nuevamente por estar en medio de ustedes y por traerles el Mensaje que Dios Me encargó de comunicarles esta tarde.

Es tiempo de Cuaresma, es tiempo de conversión. Conviértanse, con todo el corazón, volviendo al Señor, que les espera de brazos abiertos, para darles Su Perdón y Paz.

Si vuelven a Dios hoy mismo, Él les perdonará y les dará de nuevo la Gracia de Su Amistad, de la unión con Él, de Su Paz y de la Salvación.

Conviértanse y renuncien a cada uno de sus pecados, sus malas obras, para que Satanás no tenga poder sobre ustedes y no les pueda llevar a la perdición.

Renuncien, por lo tanto, a toda forma de pecado y a toda tentación que Satanás les sugiere. De modo que sus almas cada día, se vaya purificando más y más y preparándose para el encuentro con el Señor Jesús, que ya vuelve a ustedes muy pronto en la Gloria.

El fin de los días se aproxima no hay más tiempo para jugar, ni para enredar su conversión. No posterguen más. Busquen verdaderamente cambiar la vida de ustedes, para que así, comenzando de ustedes, todos los otros corazones a su vuelta también cambien y encuentren finalmente la salvación y estén preparados para el retorno del Señor Jesús en la Gloria.

Conviértanse y vuelvan al Señor por el camino del amor, de la bondad, de la pureza, de la justicia, de la Fe, de la Oración y del Sacrificio. Para que todos los días de la vida de ustedes salga una gran luz que disipe las tinieblas del pecado que ahora cae sobre el mundo.

¡Recen bastante! Solamente el alma que reza bastante puede tener la Paz de la presencia de Dios en su alma. Busquen esta presencia, recen con el corazón y la sentirán.

Porque Dios dijo: “Yo estoy cerca, Yo Me dejo encontrar por todo aquel que Me busca” y la Madre de Dios también les dijo: “Quien Me busca, Me encuentra y quien Me encuentra, encuentra la Vida, la Vida en Dios, la Vida en abundancia, la Verdadera Vida”.

Yo Lucía estoy cerca de ustedes para conducirles hasta Cielo y les tomo por la mano, conduciéndolos paso a paso para este Cielo.

No sean orgullosos diciendo: “Estos mensajes nos mandan rezar todo el tiempo, y siempre es ‘Rezar’ y no tienen nada de nuevo”.

Renuncien a este orgullo Mis queridos hermanitos, porque Yo sé bien que muchos de ustedes no cumplen todos los Mensajes básicos de la Madre de Dios, ni incluso consiguen rezar todas las Oraciones que Ella les mandó aquí. Por eso, no sean Orgullosos ni Soberbios. Y acepten la dirección simple y recta que la Madre de Dios les da aquí. Pues, el camino del Cielo es este: “Simples, directo y va directo al Corazón de Dios”. Y comienza con la Palabra de Dios yendo simplemente y directamente al corazón del hombre.

Yo Lucía estoy con ustedes y les Bendigo: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREI…”

Mensaje 25 febrero 2015 - EE.UU - Para el RESTO FIEL

25 de Febrero del 2015
Mensaje Público

Para el Resto Fiel

Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”

Me estás preguntando cómo se puede unir el Resto.  Se trata de distinguir el bien del mal.  En la actualidad, la gente buena se opone a la gente buena.  Tomemos por ejemplo esta Misión.  Personas buenas la distorsionan y la malinterpretan.  Con mucha frecuencia, estas son personas que confían en opiniones de otros y no intentan discernir la verdad por sí mismos.”

“La esperanza del Resto está en el discernimiento del bien frente al mal.  Por eso se ofrece el sello de discernimiento en este lugar.”

26 feb. 2015

Mensaje 23 febrero 2015 - Luz de María - Cuando la luna se torne nuevamente de sangre, DOBLEN RODILLAS...

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
DADO EN EL SANTUARIO DE LA VIRGEN DE GUADALUPE, MÉXICO
23 DE FEBRERO DEL 2015




Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

RECIBÍ AL PIE DE LA CRUZ DE MI HIJO, A TODO EL GÉNERO HUMANO, SIN DISTINGOS.
TODOS SON MIS HIJOS Y A TODOS AMO.


Yo me acerco a cada uno como Paloma Mensajera de Amor. Es el hombre el que decide amarme o no amarme. 

Y  AQUÍ DESDE EL TEPEYAC, NUEVAMENTE EXTENDIENDO MI MANTO SOBRE TODA LA HUMANIDAD, LES INVITO A RETOMAR EL CAMINO DE CONVERSIÓN.

Como Primer Discípula de Mi Hijo, vengo y extiendo Mi Mano hacia todos los fieles discípulos de este instante, para que renovándose en la Fe y siendo más espirituales, decidan por voluntad propia tomar la cruz de cada uno y seguir el camino que Mi Hijo ha trazado para todos Sus hijos.

Mi Hijo ama a todos por igual y Yo amo a todos por igual. A todos espero con Mi Corazón abierto. 

Hijos amados:

Sean humildes y sencillos, no son ustedes quienes le dicen a Mi Hijo cuándo explicitar Su Palabra y cuándo no.

¡BASTA YA DEL CAMINAR DISPERSO DE LA HUMANIDAD!
ESTA GENERACIÓN OFENDE GRAVEMENTE A MI HIJO Y LASTIMA MI CORAZÓN.

Sus hermanos sufren en Nombre de Mi Hijo y los que se encuentran aquí frente a Mí, me miran, viviendo  a su alderredor en este instante una aparente paz, mientras que  hombres, mujeres y niños como ustedes padecen a causa de la Fe en la Palabra de Mi Hijo, dan su vida por no negar a Mi Hijo y por amarle más allá de la propia vida…

Miro a tantos de Mis hijos, aún los que se encuentran frente a Mí,  con el corazón vacío, sin pensar ni por un instante en aquellos que toman la Cruz de Mi Hijo y en Ella se fusionan en la Voluntad del Padre.

¡Cuánta desesperación en los seres humanos!

¡Cuánto dolor se acerca a la humanidad en general!

!Cuánta falta de consciencia!
 
SE ENCUENTRAN A UN PASO DE QUE A CAUSA DE LA VANAGLORIA HUMANA Y DEL DESEO DESMEDIDO DE PODER, SE DESATE LA GUERRA.

¡Cuántos políticos y cuántos expertos han presagiado la guerra!  Y a ellos sí les prestan oídos pero no a Mí, que he venido anunciando el inicio de esta Gran Tribulación para la humanidad y anunciando el potencial nuclear en manos de tantísimos países en este instante…


Luz de María: Nuestra Madre me permite mirar cómo dejan caer una bomba nuclear y miro cómo cae en la tierra y forma un viento huracanado, que a su vez forma algo como un remolino a gran velocidad casi imperceptible,  una bola de fuego se alza formando un hongo que sube a la atmósfera. Todo queda bajo la onda de expansión,  luego un silencio. Miro gran cantidad de humanos que de inmediato caen muertos, a otros les miro con lesiones graves, son como quemaduras intensas, miro que las personas luchan contra un calor sofocante, siendo esto en parte la causa de la muerte de gran cantidad de seres humanos. Miro que los sistemas de comunicación quedan inservibles. Los incendios se extienden por varios lugares.

Nuestra Madre continúa diciéndonos:

LA ENERGÍA ATÓMICA ES LA MAYOR AMENAZA PARA ESTA GENERACIÓN.  

El hombre no sabe controlarse y la energía nuclear se encuentra en manos de hombres. 

Esperaban el avance del Comunismo como una señal, y ¡cuántos países comunistas hay en este instante, sin que siquiera el pueblo sea consciente de ello! Pero sus dirigentes con ideologías comunistas transforman al pueblo inocente en seguidores de este gran flagelo.


NO ESPEREN MÁS, HIJOS, CUANDO LA LUNA SE TIÑA NUEVAMENTE DE SANGRE, DOBLEN RODILLAS PORQUE SE ENCUENTRAN A UN PASO DEL GRAN LAMENTO DE ESTA GENERACIÓN.
PASCUA 15-abril-2014: 1ª LUNA DE SANGRE
TABERNÁCULOS 8-octubre-2014: 2ª LUNA DE SANGRE
AÑO NUEVO JUDÍO 20-marzo-2015: ECLIPSE TOTAL SOLAR
PASCUA 4-abril-2015: 3ª LUNA DE SANGRE
TROMPETAS 13-septiembre-2015: ECLIPSE SOLAR PARCIAL
JUBILEO-YON KIPUR 23-septiembre-2015
TABERNÁCULOS 28-septiembre-2015: 4ª LUNA DE SANGRE





De un país pequeño e impensable ha surgido el que liderará y manipulará a grandes potencias. Así actúa el mal: en lo escondido, para no ser descubierto; en lo pequeño, para no representar amenaza; en lo imprevisto, para no dar tiempo a las conclusiones.
Hijos Míos:
¡Cuánto les he llamado y no han obedecido!...
¡Cuánto les he buscado y me han rechazado!...
¡Cuánto les hablo y desprecian Mis Palabras!...


Oren, hijos Míos, oren por Colombia. Será fuertemente estremecida.
En esa tierra se ha derramado sangre inocente.


Oren, hijos Míos, oren por Japón. En este instante es un gran flagelo silencioso, que abarca poco a poco al género humano.  Japón será nuevamente estremecido y lo que el hombre sembró en esa tierra, se esparcirá y contaminará gran parte de los Océanos.

Amadísimos hijos Míos:

Oren por Venezuela. Ese pueblo amado será acrisolado y la sangre de Mis hijos será derramada. 

Hijos, hijos amados:

Oren por Argentina, padecerá por el mismo hombre.
Hijos Míos:

NO DESPRECIEN MIS LLAMADOS A LA ORACIÓN.
DEBEN ORAR PARA QUE FORTALEZCAN LA FE Y EN LA ORACIÓN ENCUENTREN EL CONSUELO ANTE LA ADVERSIDAD Y ANTE LAS TRIBULACIONES QUE ESTÁN PRONTAS A LLEGAR.

El clima azotará toda la Tierra, donde hubo sol habrá frío, y donde hubo frío, habrá calor.
Hijos Míos:

CIERREN SUS OJOS, ENTREN EN EL SILENCIO INTERIOR Y TODOS UNIDOS EN UN SÓLO CORAZÓN, COMO HERMANOS E HIJOS DE UN SÓLO PADRE,  CLAMEN A MI HIJO PARA QUE SU REINO SEA ESTABLECIDO EN ESTA TIERRA NUEVAMANTE.

Con corazón contrito y humillado, esperen ser examinados.
Cada uno en particular camine mirando hacia lo alto…
 
MI HIJO NO DEJARÁ SOLO A SU PUEBLO, PREPARA A SU ENVIADO PARA QUE ALIENTE A LA HUMANIDAD Y AUXILIE A LOS QUE ESTARÁN PRONTOS A CAER EN LAS GARRAS DE MAL, ENGAÑADOS POR EL PRINCIPAL TENTÁCULO QUE EXHIBIRÁ EL ROSTRO DEL IMPOSTOR.
ÉSTE USURPARÁ EL TRONO DE MI HIJO EN LA TIERRA

Como hermanos, todos hijos de un mismo Padre y de esta Madre, eleven constantemente oraciones.

Reciban el Cuerpo y la Sangre de Mi Hijo debidamente preparados. Sean cumplidores de  Los Mandamientos. 

Yo, frente a la humanidad extiendo Mi Manto y acojo  a todo aquel que se acerque a Mí e intercedo por todos ante Mi Hijo.

Reciban Mi Bendición Materna, que Mi Corazón palpitando de amor por cada uno de ustedes, se expande por toda la humanidad.
Les bendigo, reciban Mi Paz y reciban Mi Bendición Maternal.
Mamá María.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

Mensaje 24 febrero 2015 - EE.UU - Para el RESTO FIEL

24 de Febrero del 2015 Mensaje Público
Para el Resto Fiel 

 Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo. Dice: “Alabado sea Jesús.” 

“Debo dejar claro que el Resto Fiel se compone de todos los cristianos, no nada más de los católicos. El Resto es la unión de los que tienen valores morales cristianos en sus corazones a pesar de la negociación de la verdad en el mundo. Ustedes, querido Resto, tienen que esforzarse en estar unidos en la verdad*, pues Satanás está uniendo al mal en la falsedad. Si ustedes no responden a Mi llamado a estar unidos, los van a derrotar. No se opongan entre sí. Reconozcan al enemigo y opónganse a él. Es por eso que es tan importante distinguir el bien del mal**.”

 “A todos los líderes, religiosos y laicos, les digo que no hagan de la justicia social su meta. Si lo hacen, en el fondo condonan pecados que invocan la Justicia de Dios. Ustedes debilitan la moral de la sociedad en vez de fortalecerla. Están trabajando para unir al mal***.”

 “Los católicos tienen que estar unidos en la Tradición de la Iglesia y no deben aceptar el lenguaje que apoye el cambio ilícito. Manténganse unidos en la verdad. Rindan cuentas a la verdad, no al hombre.” 

 “Mi Hijo me ha enviado con estos mensajes para el Resto a fin de unir a todos en la verdad. No busquen una nueva definición de la verdad. Sean valientes en su lucha contra la falsedad. Recen para reconocer al enemigo que siempre se esconde detrás de algo bueno.” “Recuerden, Yo soy su Protectora y su Madre. Los amo.” 

*Romanos 2:13 …
porque a los ojos de Dios, no son justos los que oyen la Ley, sino los que la practican. 

**Romanos 16:17-18 Les ruego, hermanos, que se cuiden de los que provocan disensiones y escándalos, contrariamente a la enseñanza que ustedes han recibido. Eviten su trato, porque ellos no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a su propio interés, seduciendo a los simples con palabras suaves y aduladoras. ***Romanos 1:18, 32; 2:6-8 En efecto, la ira de Dios se revela desde el cielo contra la impiedad y la injusticia de los hombres, que por su injusticia retienen prisionera la verdad. …Y a pesar de que conocen el decreto de Dios, que declara dignos de muerte a los que hacen estas cosas, no sólo las practican, sino que también aprueban a los que las hacen. …retribuirá a cada uno según sus obras. Él dará la Vida eterna a los que por su constancia en la práctica del bien, buscan la gloria, el honor y la inmortalidad. En cambio, castigará con la ira y la violencia a los rebeldes, a los que no se someten a la verdad y se dejan arrastrar por la injusticia.

25 feb. 2015

Mensaje mensual febrero 2015 - Monte Faro de Luz - España

8 de Febrero de 2.015
Monte Faro de Luz, Valencia de Alcántara (Cáceres) ESPAÑA


El vidente hace una oración a Ntra. Madre:
Míranos a todos, Madre, danos siempre la perseverancia, la fuerza; tus hijos vienen aquí a pedirte tantas cosas; Tú que eres Madre de todos atiende sus suplicas y dales a ver el Camino de tu Hijo Jesús, nuestro Maestro, el que nos dijo un día: “Yo os salvaré con mi Cruz, pero sed fieles siempre a la llamada de vuestro Dios Creador, sed fuertes, hijos míos”.
Yo te pido, Madre, como al principio te he dicho, que mires a estos hijos y los lleves siempre en tu Corazón para que sean felices y files y lleven el seguimiento del Evangelio allí donde estén y donde Tú, Madre, los lleves bajo tu manto. Tú eres nuestra Madre querida, Tú eres nuestra Dolorosa, Tú eres nuestra alegría, Tú eres la “salve” de todos porque Tú dijiste y nos has dicho que vendrás también a por nosotros al final de nuestros días si seguimos a tu Hijo de Amor a nuestro Dios.

Ntra. Madre comienza su mensaje:
Pequeños míos, hijos míos, paz tengáis en vuestros corazones y luz de mi Luz en vuestras almas. Gracias, hijos míos, una vez más por estar aquí Conmigo orando y pidiendo por todos los pobres pecadores; seguid viniendo a esta Casa, mi Casa de Amor, y de oración. Yo os daré, hijos míos, todo aquello que me pidáis si es para bien de vuestras almas.


No os olvidéis, hijos míos, este mes de meditar a MATEO; meditadlo, hijos míos, tenéis que hacerlo porque es la Palabra de vuestro Dios, mi Dios, para vuestra salvación; seguid caminando, hijos míos, en la bondad y en el amor.


Id donde haya pena, id donde haya tristeza, id a todos vuestros hermanos, y a aquellos que están lejos y ayudadles, si no como decís vosotros en la tierra con dinero, con amor; id, hijos míos, enseñando la Palabra de mi Hijo, porque es la Salvación del mundo.


Tened cuidado, hijos míos, con aquellos que quieren y vienen a meter en vuestras almas cosas malas, perversas; aquellos que hacen daño a vuestras almas; pero si vosotros, hijos míos, sois de verdad mis hijos, no tenis que temer nada, porque mi Corazón y el Corazón de mi Hijo siempre estará con vosotros.


¡Cuántas almas, hijos míos, se condenan diariamente porque han dejado de amar a su Dios! Esas alamas perversas que solamente saben maniatar a estos pobres pequeños míos, pequeños y puros, limpios; y ellos se los quieren llevar, y se llevan a los Infiernos la podredumbre que es lo que traen los demonios, y vosotros tenéis que estar alerta, hijos míos, porque vosotros ya conocéis a mi Hijo y conocéis a mi Corazón. Venid todos aquellos que necesitáis de nuestros Corazones, rechazad todo lo malo; cuando vengan las tentaciones del demonio infernal, venid a mi Corazón y al Corazón de Hijo, porque Nosotros os arropamos con nuestros Mantos y nuestros Corazones.


Mirad, hijos míos, el monte está alto pero vosotros tenéis que subir paso a paso con mucha lentitud, pero siempre mirando al cielo, allí está la Cruz de mi Hijo con los brazos abiertos, como tantas veces os he dicho aquí y en tantos lugares del mundo; llegad hasta la cumbre, porque mi Hijo con sus Brazos os abrazará y os llevará al Cielo.


Pero, ¡ay de aquellos que a veces son necios y a veces no quieren saber nada de esa Montaña donde está mi Hijo clavado en esa Cruz esperando a todos vosotros!

Sed dóciles, sed amorosos, sed buenos hijos; sed santos, hijos míos, y aquellos que os digan en cualquier lugar del mundo donde yo me aparezco que es mentira, no les creáis, seguid viniendo a este lugar y a tantos lugares del mundo donde Yo vengo a dar mis mensajes de amor para que os llenéis vuestros corazones y vuestra salvación.


Yo soy la Madre de Dios, la Madre de todos vosotros, la Madre del mundo, y vengo al mundo para salvaros con mi Hijo. Pero que necios son algunos de mis hijos, incluso viendo milagros y tentando el milagro, no hacen caso a los milagros del Cielo.

Hijos míos, vosotros sed como niños pequeños y arrullaros, hijos míos, unos contra los otros, y vosotros mismos bendeciros porque vosotros sois la sal de la tierra, la sal, hijos míos, que sala a los buenos. 


Sed serviciales unos con los otros, sed amigo, sed hermano, sed de verdad hijos de mi Hijo, porque mi Hijo es vuestro Dios y Señor, Él quiere que todos vosotros vayáis al Cielo y por eso vino un día mi Hijo a la tierra a clavarse en la Cruz para salvaros a todos, y hoy mi Corazón destrozado, mi Corazón lleno de amor y de lágrimas, viene llorando por tantos hijos que dan la espalda a su Dios.

Vosotros, hijos míos, caminad, caminad siempre derecho y firmes, porque mi Dios, vuestro Dios, que es vuestro Creador, vuestro todo, Él quiere que vosotros seáis hijos santos de verdad.


Como al principio os he dicho, caminad, hijos míos, tenéis que llegar a la Montaña, tenéis que ir despacio pero firmes. Como antes os dije, hijos míos, sed fieles a vuestro Dios, sed, hijos míos, hombres de amor y de oración; no os olvidéis, hijos míos, del Santísimo Sacramento, que es mi Hijo, la Verdad, la Vida, todo está allá en el Santísimo Sacramento, allí tenéis que ir a poneros de rodillas y hablar con mi Hijo de tantas cosas que tenis en vuestros corazones; como aquí venís a decirme a Mí tantas cosas, y Yo, hijos míos, os escucho, pero muchas cosas, hijos míos, no os puedo darlas porque no son cosas de amor; tenéis que pedir aquellas cosas para el alma, para salvar vuestras almas y salvar las almas del mundo.


Haceos, hijos míos, nada, sencillos, humildes; y por eso Yo quiero, como otras veces os he dicho, que estáis en tiempo de oraciones y de penitencia: lunes, miércoles y viernes, ayunéis y deis testimonio con vuestras almas; haced penitencia, haced oración; venid a Mí, hijos míos, que Yo os transfiguraré vuestras almas como pétalos de rosas, como estos que a veces me ponéis rezando el rosario que tanto me agrada.


Sed caritativos unos con otros, sed amables, sed sencillos, sed hijos de vuestro Dios, que Dios es amor, porque en el cielo, hijos míos, no entran tesoros de la tierra, no entran muebles ni vestidos, nada del mundo, solamente entra, hijos míos, la pureza, la pureza, la pureza; allí estarán y están todos los santos que han vivido en la tierra una vida de amor, de penitencia y de ayuno.


Ahora, hijos míos, os doy la bendición; pero antes os la da mi Dios Padre Creador, vuestro Dios Padre Creador, mi Hijo Salvador, el Espíritu Santo mi esposo, y Yo vuestra Madre, Miriam, Corazón de María, Faro de Luz, Faro de Luz, Faro de Luz.


¡Cuánto me agrada, hijos míos, ver tantos niños aquí en Faro de Luz, mi casa. Yo les doy una bendición especial, como a todos vosotros y a todas vuestras familias.


Adiós pequeños míos, adiós hijos míos, adiós hijos.
Ntra. Madre en Monte Faro de Luz.

Mensaje 23 febrero 2015 - EE.UU - Para el RESTO FIEL

23 de Febrero del 2015
Mensaje Público

Para el Resto Fiel

Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”


“Debe quedar claro para el Resto Fiel que la precaución debe determinar en quién creer y confiar.  Quienes son fidedignos apoyan la verdad y no hablan ni actúan según sus intereses.  No tienen planes ocultos en sus corazones, por lo tanto no hay engaño.  Esto es verdad con todos los líderes, laicos o religiosos.  Los que más se oponen al consejo que les doy el día de hoy son los líderes que quieren poder absoluto.”

“Nunca está mal fijarse en qué dirección los están dirigiendo.  ¿Apoya los Diez Mandamientos y de ese modo al Amor Santo?  Su obligación predominante como cristianos es analizar esto.  Son demasiados los que son desviados y mal informados.  Es demasiada la rectitud que está revestida de silencio y nunca se pone de manifiesto.”

“Les digo estas cosas no para que se rebelen, sino más bien para que se unan en la verdad, la cual es el Amor Santo.”

Lean Filipenses 2:1-5
Si la exhortación en nombre de Cristo tiene algún valor, si algo vale el consuelo que brota del amor o la comunión en el Espíritu, o la ternura y la compasión, les ruego que hagan perfecta mi alegría, permaneciendo bien unidos.  Tengan un mismo amor, un mismo corazón, un mismo pensamiento.  No hagan nada por espíritu de discordia o de vanidad, y que la humildad los lleve a estimar a los otros como superiores a ustedes mismos.  Que cada uno busque no solamente su propio interés, sino también el de los demás.  Tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús.

23 de Febrero del 2015
Oración de los Lunes
Por la paz en todos los corazones por medio del Amor Santo y por la paz del mundo

Jesús está aquí con Su Desolado Corazón expuesto.  Dice:  “Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Mis hermanos y hermanas, les ruego que estén unidos en el Amor Santo.  Como el Resto Fiel, concéntrense en la rectitud, no se critiquen, sino encuentren los intereses comunes en Nuestros Corazones Unidos.  Si hacen esto, recibirán la gracia de ser parte del Resto Fiel y continuar así.”

“Esta noche les doy Mi Bendición del Amor Divino.”

24 feb. 2015

Mensaje mensual Enero 2015 - Monte Faro de Luz - España - Quieren aniquilar a vuestro Papa

3 de Enero de 2.015
Monte Faro de Luz,[Valencia de Alcántara (Cáceres) ESPAÑA


Ntra. Madre comienza su mensaje:

 
Pequeños míos, hijos míos, paz tengáis en vuestros corazones y Luz de mi Luz en vuestras almas.


Gracias, pequeños míos, una vez más por estar aquí en mi Casa de Oración, Faro de Luz.


Mi Corazón se ensancha, hijos míos, viéndoos a todos pedir y rezar por los pobres pecadores y por vosotros mismos.


Meditad, hijos míos, HEBREOS.


¡Cuánto dolor tiene mi Corazón, hijos míos porque hay hombres malvados que quieren aniquilar a vuestro Papa! Se están reuniendo, hijos míos, en tres naciones, muchos hijos míos, algunos sacerdotes, hijos de mi Corazón. No les gusta el Papa, no quieren la sabiduría del Papa, no quieren la bondad del Papa, no quieren la santidad del Papa, y están como lobos feroces para aniquilar a este hijo mío puesto por la Santísima Trinidad para ser el Papa de todos los hombres del mundo. Qué pena me dan estos hijos míos que se están yendo al Infierno porque no tienen corazón, no tienen el alma limpia, y solamente se dedican a hacer daño y estragos a los humildes.


Vosotros, hijos míos, de aquí y de todo el mundo, Yo os digo que pidáis mucho por el Papa, por el Papa mártir, vuestro Papa; pedid mucho por él, él es mi Hijo en la tierra.


Hijos míos, tened cuidado también, hijos míos, como tantas veces os he dicho, con Satanás; Satanás se filtra por los sentidos, es muy astuto, hijos míos, y hasta que no coge a la presa y la lleva a su redil no se conforma. Por eso, hijos míos, vosotros que sois de mi Hijo, haced oración, haced penitencia, haced ayunos, y también llevad el Evangelio en vuestros corazones para llevárselo a otros hermanos que necesitan de su Dios, mi Dios, vuestro Dios.

Ya os dije varias veces que a mi Hijo y a Mí nos gusta que toméis la Comunión en la boca. ¡Cuánto, hijos míos, cuántos pecados se cometen al coger el hombre a mi Hijo en las manos! Sacrilegios, porque hay sectas, hijos míos, que compran a mi Hijo para hacer misas negras; y hay muchas misas negras, hijos míos. Vosotros haced, hijos míos, un acto de reparación siempre por aquellos que hacen sacrilegios a mi Hijo de Amor, a vuestro Dios.


Sed perfectos en la oración, no tengáis pereza, id al Sagrario, mi Hijo os espera, hijos míos. Cuántas veces os lo digo aquí y en todo el mundo: sin Dios, mi Dios, vuestro Dios, no sois nada, nada, hijos míos; por eso tenéis que amamantaros con el Cuerpo y la Sangre de mi Hijo y tenerlo siempre en vuestras almas, porque Él mora y os da la vida siempre cuando vosotros queráis y pidáis este misterio de Amor, de Verdad y de Vida.


Él es el que os salva, hijos míos; y subid al monte, hijos míos; pero subid de verdad donde está mi Hijo crucificado con los brazos abiertos esperándoos a todos para que Él con mi Corazón os llevemos un día al Reino de los Cielos. Pero caminad al monte, seguid, no miréis para atrás, ni digáis: ya no puedo más, porque la Cruz, hijos míos, es la de mi Hijo, Él lleva la Cruz de todos vosotros, vosotros las cruces que lleváis, es muy pequeña, muy pequeña, porque si tuvierais fe, hijos míos, con mirar al cielo… Implorad a vuestro Dios: “Dios mío, dame más Cruz porque esta Cruz es mi salvación”.


Por eso os digo, hijos míos, que viváis en amor y tengáis amor para aquellos que están a vuestro alrededor; sed fieles unos con los otros; y pedid mucho por tantas separaciones matrimoniales que se han hecho en la Iglesia y que se rompen por las mentiras, los odios, el dinero. Eso, hijos míos, es de pena, porque mi Dios, vuestro Dios, un día los bendijo y les dio el trono del cielo, como llamáis en la tierra, un trocito del cielo; sed fieles, hijos míos; y muchos matrimonios que ya no están unidos, que están con otras personas, otros hijos míos, mirad al cielo y no vayáis y comulguéis, porque estáis en grave estado, hijos míos, y en el Cielo no entra el pecado, hijos míos, sino la pureza. Sed, hijos míos, puros, porque vuestro Dios os quiere puros; sed fuertes, hijos míos, y venid a esta Casa, mi Casa de Oración, Faro de Luz; aquí estoy Yo siempre con mi Hijo para daros nuestros Corazones; no os olvidéis del agua, llevadla, porque ya se han hecho muchos milagros de cuerpo y de alma.


Sed fieles a todo aquello que mi Corazón y el Corazón de mi Hijo os dice, y venid contentos y alegres y pedidme, pedid a mi Corazón que Yo estoy siempre con vosotros; no os preocupéis,Hijos míos, del mañana, del tener y poseer, sino preocuparos de la salvación del alma, porque en el Cielo, hijos míos, no entran cacharros, como decís vosotros, ni oros, ni comida, ni vestidos; en el Cielo entra el alma, el alma limpia, trasparente.


Yo fui la esclava del Señor, mi Señor; cuando se presenta el Arcángel Gabriel, Yo le dije, ¿qué es esto?, y solamente cuando el Arcángel me dijo aquello, que Yo iba a ser Madre de Dios, Yo le dije: “aquí está la esclava del Señor” ¿Qué más vosotros, hijos míos? Tenéis que hacer lo mismo: “aquí está la esclava del Señor, o el esclavo, para hacer la voluntad de mi Dios”.


Haceos como niños, sed serviciales unos con los otros, entrad en los corazones que están rotos, que no entienden ni quieren entender a ese Dios, mi Dios vuestro Dios, que da la vida y que os salva.


Hijos míos, Yo soy Faro de Luz, Yo doy Luz, y esta Casa será Casa Grande para todos mis hijos, y Yo traeré a mis hijos a rezar Conmigo en este lugar.


Id caminando por el mundo, no os avergoncéis del nombre de mi Hijo Jesús; seguid caminando y llevando el Evangelio a todos los rincones del mundo; Yo os amo tanto, hijos míos, y os digo una vez más: el agua del arroyo cura, sana, y Yo con mi Corazón os lo entrego a todos vosotros a vuestras familias, a vuestros hijos, a todos. Llevad siempre en vuestro corazón mi Corazón Inmaculado, que Yo con mi Manto os arropo a todos y os llevaré siempre a esas alturas, como antes os dije, de las Moradas Celestiales con mi Hijo de Amor, mi Señor, vuestro Señor, para toda la Eternidad.


¡Alerta humanidad! 2060, hijos míos, 2060.


Ahora, hijos míos, os bendigo, pero antes os bendice como siempre, mi Dios Padre Creador, vuestro Dios Padre Creador, mi Hijo Salvador, el Espíritu Santo, mi Esposo, y Yo vuestra Madre Miriam, Corazón de María, Faro de Luz, Faro de Luz, Faro de Luz.
Adiós, hijos míos, adiós pequeños, adiós, hijos, adiós.


El vidente hace esta oración a la Madre:

Te pido Madre por todos mis hermanos de aquí de Faro de Luz que me dicen que te pida a Ti, Madre, por ellos, por sus familias, enfermedades; yo te lo pido, Madre, por todos, sálvalos, Señora, sálvalos y cúralos, Tú lo puedes, Tú puedes hacerlo, Madre. En mi nada, en mi pequeñez, yo te suplico que le pidas a Tu Hijo por todos estos hijos tuyos y aquellos que están en otros lugares del mundo, que vean tu Corazón en sus corazones.


Adiós Madre, adiós Madre, adiós.


Ntra. Madre en Monte Faro de Luz.

Nuevo Tríptico Editado: LOS 7 DERRAMAMIENTOS DE SANGRE DE SANTA BRIGIDA



Hemos editado el tríptico


Mensaje 18 febrero 2015 - Jacareí

 Jacareí, 18 de Febrero del 2015

MIÉRCOLES DE CENIZA. INICIO DE LA CUARESMA



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis Amados Hijos, hoy, comienza la Cuaresma de este año. Recen más y hagan más Penitencia de sus pecados.

Solamente la Penitencia puede purificar el alma de las manchas de pecado y solamente la Oración puede darles fuerzas para renunciar a ellos y evitar los pecados.

Deseo que verdaderamente sean Santos, por eso, les invito en este momento fuerte de conversión, a la Santidad que agrada a Dios.

Consuelen a Mi Hijo Jesús afligido y crucificado, con la conversión de ustedes, con sus Oraciones, con su decisión sincera de nunca más volver a la vida de pecado.

Vengan a Mí que Soy Su Madre y que quiere conducirles a todos a Jesús Glorioso y Vencedor de la muerte en el domingo de Pascua. Que la Pascua de este año sea también la Pascua Gloriosa de ustedes. Que ustedes verdaderamente puedan renunciar al pecado, renuncien al pecado y verdaderamente renacerán con Cristo, resucitando para una nueva vida en Su Amor.

Recen Mi Rosario y todas las Oraciones que les di aquí. Porque ellas irán a darles la fuerza para renunciar sinceramente al pecado.

Yo les amo a todos y les aprieto a todos con amor en Mi Inmaculado Corazón.

A todos bendigo ahora: de LOURDES… de KERIZINEN… y de JACAREÍ.”

contador